Human Rights Watch: Periodistas independientes sufren vigilancia, detenciones y enjuiciamientos arbitrarios en Nicaragua

Human Rights Watch señala en su informe anual que los periodistas independientes son objeto de amenazas de muerte, agresiones, intimidación y acoso en Nicaragua

La organización Human Rights Watch (HRW), señaló en informe su anual que Nicaragua sufre una situación crítica en contra de las libertades públicas, en especial contra los periodistas independientes.

«Son objeto de amenazas de muerte, agresiones, intimidación, acoso, vigilancia, campañas de difamación en línea y detención y enjuiciamiento arbitrarios», mencionó la organización, que señaló en ese sentido a la Policía Nacional.

«El Gobierno restringe la libertad de expresión de periodistas y medios de comunicación a través de amenazas, agresiones físicas, detenciones, investigaciones financieras arbitrarias, procesamientos arbitrarios y cierres forzosos», agregó.

También señaló que Nicaragua realizó unas elecciones que no tenían credibilidad, dejando expuestos actos «de desesperación y debilidad».
HRW dice que, en el 2021, Nicaragua sufrió un panorama muy crítico, con dirigentes opositores en la cárcel, y con miles de nicaragüenses huyendo al exilio.
HRW afirmó que en Nicaragua hay «más de 100 supuestos críticos detenidos anteriormente» a 2021.

«La mayoría de los críticos han estado recluidos en régimen de incomunicación y sometidos a abusos durante la detención, incluidos interrogatorios diarios, confinamiento solitario prolongado y alimentación insuficiente», apuntó.

El informe subrayó que las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua en 2021 abarcaron el tema de la salud.

Panorama global

«Desde Cuba hasta Hong Kong, el pueblo salió a las calles exigiendo democracia cuando los gobernantes que no rinden cuentas priorizaron, como de costumbre, sus propios intereses sobre los de sus ciudadanos», indicó el organismo en el comunicado de presentación del informe.

Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, enfatizó en que estas protestas se dieron en 2021 pese a que en esos países la gente protestó incluso bajo riesgo de ser detenida o heridas por disparos.

No obstante, alertó sobre qué significa lo que a su juicio fue una visión a corto plazo de muchos de los líderes democráticos.

«Los líderes electos tienen que desempeñar un mejor trabajo a la hora de hacer frente a los principales desafíos para demostrar que el gobierno democrático cumple con los beneficios prometidos», advirtió.

El informe señala que con la excanciller Angela Merkel, Alemania promovió un acuerdo de inversión con China aunque Berlín lideraba las condenas a los «crímenes de lesa humanidad» del gobierno de Beijing en la región occidental de Xinjiang. China dice que proporciona formación profesional y de otro tipo a los musulmanes uigures de la región en lo que los críticos describen como centros de detención.

Criticó además al gobierno del presidente de Francia, Emmanuel Macron: «No vio la situación abismal en Egipto».

A su vez, HRW en su informe mundial culpó al gobierno de Joe Biden por supuestamente prometer una política exterior regida por los derechos humanos. Sin embargo -dice el texto- siguió «vendiendo armas a Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos e Israel a pesar de su persistente represión».

«Se necesita un liderazgo visionario que tenga la magnitud requerida para abordar los problemas actuales”, dijo Roth. “Se necesita estar a la altura de las circunstancias, y admitimos que los líderes democráticos actuales no lo están haciendo», concluyó.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email