¿Sabés cómo se llamaría el huracán que probablemente afectará a Nicaragua en los próximos días?

Orlando Valenzuela

Nicaragua se encuentra bajo la amenaza de la posible formación de un ciclón en las próximas horas que provocaría abundantes precipitaciones.

Existe entre 80 a 90 por ciento de probabilidades de la formación de ese ciclón, que impactaría el Caribe nicaragüense, generando intensas lluvias, informó el ingeniero Agustín Moreira, meteorólogo del Centro Humboldt en un reporte sobre la situación climatológica de Nicaragua.

Estas lluvias afectarían con mayor intensidad la zona del Caribe Norte, sobre todo lo que es Cabo Gracias Dios, Waspán, Karawala, el Triángulo Minero, pero también Nueva Segovia, Chontales, Managua, Masaya y Granada, entre otros, según detalló Moreira en su reporte.

“Mantenemos otro sistema de bajas presiones que viene circulando desde las Antillas Menores hacia la zona del Caribe central, que tiene unas posibilidades del 80 al 90 por ciento de posibles formaciones ciclónicas. El centro nacional de huracanes está indicando que puede ser la formación de una posible depresión tropical que puede afectar la costa caribe nicaragüense, ingresando y generando condiciones de lluvia en la mayoría del territorio nacional, pero principalmente con mayor intensidad en la zona del Caribe Norte”, indicó el meteorólogo.

Foto: Orlando Valenzuela.

Este 1 de noviembre el fenómeno seguirá circulando hacia la parte del caribe nicaragüense, siempre con una probabilidad de formación ciclónica. “Para el día 2 de noviembre se está acercando y su ingreso podremos tenerlo para el día 3 de noviembre como una posible depresión tropical”, aseveró el experto.

Según los pronósticos, este fenómeno podría entrar por Cabo Gracias a Dios y saldría por la zona de noroccidente.

“Estas condiciones son las que pueden generarnos condiciones de posibles lluvias, que pueden ocasionar deslaves, desborde de ríos, inundaciones y hay que tener mucho cuidado tanto en territorio de Honduras, El Salvador y principalmente la zona central de Nicaragua, ya que estas condiciones podrán estar generándonos bastante posibilidades de lluvias que puedan estar afectando el territorio con todas estas características”, detalló el ingeniero Moreira.

El meteorólogo dijo que hasta el momento no se ha formado ningún ojo de huracán, pero se mantiene muy concentrado y comienza a tener un giro en sentido contrario a las manecillas del reloj.

“Esto nos está dando condiciones de que podemos tener alguna formación ciclónica para las próximas 48 o 72 horas de aquí al día 2 de noviembre”, sostuvo Moreira.

Si dentro de 24 horas se convirtiera en una tormenta tropical, se le denominaría la tormenta tropical ETA y si continua así, entre 60 y 72 horas, podría convertirse en el huracán ETA.

Las autoridades del Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), y del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) confirmaron sobre este fenómeno en conferencia de prensa el viernes, declarando que están en continuo monitoreo y realizando labores para prevenir y atender las necesidades que esta actividad demande.

El órgano rector del clima en Nicaragua, declaro al oficialista 19 Digital, que éste es el primer sistema que se forma en el Caribe en la presente temporada, que comenzó el primero de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre, no obstante, recordó que en el resto del Atlántico ya son 13 los ciclones que se han formado, entre ellos dos que llegaron a la categoría de huracán, llamados Hanna e Isaías.

Alianza Cívica, estos son los personajes que aún se quedan y los que se fueron

Este sábado se conoció la renuncia de Carlos Tünnermann Bernheim, quien era el coordinador general de la organización política.

Redacción IP Nicaragua

Carlos Tünnermann Bernheim; el padre José Alberto Idiáquez, rector de la Universidad Centroamericana (UCA); Juan Carlos Gutiérrez y Azahálea Solís, anunciaron su retiro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, organización opositora que hace unos días decidió separarse de la Coalición Nacional.

La carta de renuncia fue publicada este sábado a través de distintas redes sociales. El documento de dos páginas plantea una serie de críticas y cuestionamientos a la unión de las fuerzas opositoras.

“¿Cómo se va a trabajar un proceso de unidad amplia? ¿Cuál es la estrategia, el plan, qué pasos se han dado al respecto? ¿Con qué organizaciones se va a cuestionar la nueva alianza? ¿Cómo se va a recomponer la relación con la unida?”. Son algunas de las preguntas dirigidas a Juan Sebastián Chamorro, director general de la Alianza Cívica.

Parte de la Alianza Cívica. Foto: Redes Sociales.

Ante esta situación, la Alianza Cívica publicó un breve comunicado en el que aseguran que lamentan la partida de los cuatro miembros, pero continuarán con sus nuevos “estilos de hacer política”.

“La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia continuará trabajando para lograr una unidad amplia, transparente y con nuevos estilos de hacer política para lograr libertad, justicia, democracia y el final de la dictadura en Nicaragua”, cita el comunicado.

¿Cuáles son los rostros más conocidos que aún integran la Alianza?

La Alianza Cívica se desgrana poco a poco, al inicio (mayo 2018) estaba conformada por el sector empresarial, campesinos, estudiantes y sector civil, actualmente su principal representante e imagen es el economista Juan Sebastián Chamorro.

Entre los rostros más visibles de abril 2018, que aún trabajan dentro de la organización, está el expreso político Yubrank Suazo, originario de Masaya.

Juan Sebastián Chamorro. Foto: El Nuevo Diario.

Daisy George West, originaria de la Costa Caribe y parte del primer diálogo nacional, también forma parte de la Alianza.

La organización opositora cuenta con el respaldo de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN).

Así reaccionaron las redes sociales

A raíz de la noticia de la fragmentación de la Alianza Cívica, en las redes sociales se generó una variedad de opiniones.

“La arrogancia está sepultando a la @AlianzaCivicaNi, al no captar señales de la ciudadanía que les pedía UNIDAD. Vean un detalle: Esta misma semana @PlcPartido anunció posible retiro de la @Coalicion_nic y la gente en vez de lamentarlo, la celebró; y con la ACJD ocurrió al revés”, escribió en su cuenta de Twitter el periodista Miguel Mendoza.

“No puedo celebrar la debacle de la Alianza Cívica. Al contrario, debería ser la campanada de alarma para que TODOS nos juntemos a encontrar SI o SI el Mínimo Común Opositor. Es una emergencia nacional. Los tiempos se están venciendo”, tuiteó el periodista Fabián Medina.

“Con la salida de Tünnermann, Solís, el padre Idiáquez y Gutiérrez, la @AlianzaCivicaNi se queda sin la gente más creíble. Se queda con los empresarios, los estudiantes que menos sufrieron los embates del gobierno durante la crisis, y sus muchos recursos para relaciones públicas”, tuiteó Ismael López.

Foto portada: Carlos Tünnermann / El Nuevo Diario. 

Covid-19 empeora situación de mujeres trans y el trabajo sexual

Bryam Martínez

En mayo y junio, algunas calles de Managua se volvieron un poco áridas por el miedo al covid-19. Muchos decidieron quedarse en casa para resguardar su salud y la de su familia, pero no toda la población podía hacer lo mismo, como es el caso de las trabajadoras sexuales.

En su cartera, además de maquillaje y preservativos, ahora llevan alcohol en gel y mascarillas, como medida de seguridad ante el covid-19 y de esta forma poder ejercer el oficio con que aportan económicamente a su hogar.

Algunas aseguran que a veces no se ponen mascarillas, ya sea porque no tienen como adquirirlas o porque los clientes reclaman al no poderles apreciarles bien el rostro.

Para las mujeres trans, que tienen como oficio el trabajo sexual, es un camino un poco más difícil, porque tienen que lidiar con el estigma social que hay hacia su trabajo y la discriminación, por ser parte de la población LGBTIQ+.

“Comencé desde adolescente”

Shery Escalante recuerda perfectamente la primera vez que salió a las calles a realizar trabajo sexual. Estaba nerviosa porque pensaba que las demás compañeras que ya tenían más años en el oficio se iban a molestar por su presencia.

Esta joven originara de Managua -ahora con 28 años- asegura que lo más complicado cuando está en una zona de la capital, son los hombres que llegan a molestarlas, les tiran piedras, les quitan las pelucas, las ofenden o agreden.

La crisis sociopolítica que enfrenta el país desde el 2018, y ahora la pandemia, vino a afectar la situación de las trabajadoras sexuales, reduciendo a menos de la mitad el dinero ganado. A veces no ganan nada en una noche y para colmo han aumentado los robos y violencia en las calles, plantea Shery.

Todos los días, la capitalina de cabello negro y piel color canela, asegura que sueña con ver cumplida una de sus metas, que es poner su propio negocio y dejar de salir a las calles a ganarse la vida. Por eso desea culminar sus estudios en el ramo de la belleza.

“No es dinero fácil

Al igual que Shery, Cedalia López tuvo que realizar trabajo sexual desde muy joven al ver en las condiciones de pobreza en las que estaba su familia.

Cedalia López. Foto: Orlando Valenzuela / IP Nicaragua.

“Desde los 14 años comencé en esto. Al verme en la necesidad, yo tuve que buscar cómo sobrevivir, busqué la calle”, narra esta mujer trans de 33 años.

Cedalia asegura que “la calle está dura”, porque casi no hay clientes. A pesar del peligro que representa la pandemia no ha dejado de salir, porque tiene que sobrevivir.

“Las calles están áridas. Salgo para agarrar aunque sea 100 pesos, porque si en la casa tengo arroz y frijoles, con ese dinero por lo menos agarro para el litro de aceite”, comenta.

Cedalia explica que lo poco que ella gana “no es dinero fácil, como dice la gente”.

“Las trabajadoras sexuales arriesgamos nuestras vidas en las calles, tenemos que aguantar todo tipo de ofensas y calificativos crueles”, subrayó.

Shery Escalante. Foto: Orlando Valenzuela / IP Nicaragua.

Actualmente, también usa las redes sociales para hacer citas con algunos clientes. Asegura que de esta forma se expone menos.

“El dinero que gano no da para mantenerme. La verdad es que he buscado por otro lado, a veces llego a la casa sin ningún peso”, narra Cedalia, que además del trabajo sexual también lava ropa ajena, limpia casas y hace las uñas.

“Soy uno de los pilares en mi hogar”

Taylor Mclain aceptó su verdadera identidad poco a poco, debido a que creció en un hogar muy apegado a la religión evangélica y tenía miedo al rechazo de su familia.

“Tengo 28 años y nunca he hablado con ellos, pero es obvio que saben lo que soy. No trato de involucrar a mis familiares por motivos de religión, para no estar en conflicto, pero yo me llevo muy bien con todos”, explica esta joven de piel morena.

Taylor (cabello crespo) con otras de sus compañeras trans, en las instalaciones de ANIT. Foto: Orlando Valenzuela.

“Escucho las prédicas y no me afectan. Lo que hice fue tratar de alejarme de la iglesia, siempre con mis creencias del cristianismo, me voy a morir y nadie me lo va a quitar”, añade la joven.

Taylor asegura que hace dos años no ejercía el trabajo sexual en las calles, sino de forma un poco más privada, pero a raíz de quedarse sin empleo tuvo que salir a las calles.

“Soy uno de los pilares en mi hogar, porque mi mamá se separó de mi papá. Todo el cargo cae sobre mí, entré en una depresión por querer conseguir dinero, pero en las calles a como se consigue, hay días en los que regresas a casa sin ningún córdoba”, añade.

La preparación antes de salir a las calles es “complicada y cara”. Taylor asegura que una peluca cuesta entre 500 y 2,000 córdobas, con la parte del maquillaje viene gastando como 500 córdobas quincenal, si sale diario a las calles. “En estos momentos no tengo maquillaje, por ejemplo. Mis compañeras me regalan. Gastamos un dineral en arreglarnos y a veces no conseguimos nada. Es un dinero mal invertido”, comenta Taylor.

“A veces solo saco para la comida”

Ante la difícil situación económica por la que está pasando el país, Gabriela Carbajal asegura que “trabaja de lo que salga”, para poder generar un poco de dinero.

Ha laborado impartiendo clases de danza, vendiendo lotería, en comedores populares y también en las calles como trabajadora sexual.

Algunas de las mujeres trans en las instalaciones de ANIT. Foto: Orlando Valenzuela / IP Nicaragua.

Para ella no fue difícil aceptarse como lo que es, una mujer trans. Lo difícil fue aceptarlo por su familia y su círculo social. Le gustaría lucir una apariencia femenina todo el tiempo, pero afirma que eso le acarrea mayores dificultades al momento de buscar algún empleo.

“Me gustaría vestirme como mujer todo el tiempo, expresar lo que soy; por motivos de tu apariencia a veces no podés aplicar a un trabajo, por el cual me he sentido rechazada. Hasta he tenido que cortarme el cabello para poder aplicar a un trabajo”, narra Gabriela.

“Ni tolerancia, ni aceptación, exigimos respeto”

Ludwika Vega es la coordinadora de la Asociación Nicaragüense de Transgéneras (ANIT), organización que promueve los derechos de las mujeres trans en el país.

A pesar de contar con pocos recursos económicos, Vega dice que entre las mujeres trans que conforman ANIT hacen un “trabajo de hormiga”, colaborando entre todas para poder ayudar a otras compañeras trans.

Ludwika Vega. Foto: Orlando Valenzuela / IP Nicaragua.

ANIT es un espacio donde las mujeres trans se sienten seguras. Muchas han acudido cuando se le están violentado sus derechos humanos o están pasando por alguna situación muy difícil. Con las trabajadoras sexuales ANIT realiza actividades en la parte de prevención y salud, ante los diferentes riesgos que enfrentan cuando salen a la calle.

“Otra de las formas de ayudarnos es en la parte de la comida. Nosotras somos afiliadas al banco de alimentos, que nos brinda los productos a un bajo precio. Esto para apoyar a ciertas compañeras de escasos recursos”, asegura Ludwika.

Tanto Ludwika, como el resto de las mujeres trans, aseguran que ellas no demandan de la sociedad aceptación o toleración, simplemente respeto. “Porque yo no me considero ni enferma, ni pecadora”, finaliza Ludwika.

Foto portada: Orlando Valenzuela. 

Camposantos podrían convertirse en focos de contagios del covid-19 el 2 de noviembre, advierte médico

El doctor José Luis Borge, de la UMN, expresó que las familias nicaragüenses pueden visitar a sus difuntos, pero se deben extremar las medidas de precaución. Aquí te compartimos algunas recomendaciones que brindo el especialista.

Eva Inestroza

Cada 2 de noviembre, los nicaragüenses conmemoran a sus fieles difuntos. Por tradición las familias visitan los cementerios para recordar a sus seres queridos, limpiar y enflorar sus tumbas.

Este año, debido a la pandemia del covid-19, la aglomeración de personas en los días previos al 2 de noviembre ha disminuido, según Rodolfo Lacayo, de 53 años, uno de los encargados de cuidar del cementerio municipal de Mateare.

“En otros años, una semana antes del día de los muertos, ya venían (las personas) a limpiar, a pintarle la tumba a sus familiares. Dejaban listo para el mero día que venían en grupos a rezar, pero ahora no, casi nadie ha venido. Tal vez una, dos personas hemos visto estas últimas semanas”, manifestó Lacayo.

Médicos recomiendan seguir con todas las medidas de prevención. Foto: Eva Inestroza / IP Nicaragua.

Hasta el comercio se ha visto afectado debido a la pandemia, afirman los trabajadores del camposanto. “Hasta nosotros nos ganábamos de vez en cuando algo, las personas te piden que les limpies, que le acarremos agua o que les pintemos. Es más, las señoras que venden flores ni han venido, porque casi nadie viene al cementerio ya, por temor al virus, tal vez vienen este fin de semana”, comentó Lacayo.

Leer más: Un tope de toros donde el coronavirus estuvo de fiesta

Cementerios podrían convertirse en focos de contagios

El doctor José Luis Borge, miembro de la Unidad Médica Nicaragüense (UMN), advirtió que el virus del covid-19 se mantiene circulando en el país, por lo que es importante seguir cumpliendo las recomendaciones y mantener las medidas de higiene para evitar el contagio, entre ellas el distanciamiento social, el uso permanente de mascarillas y evitar lugares donde haya aglomeraciones, en especial este próximo 2 de noviembre.

El galeno dijo que debido a la conmemoración de los santos difuntos y que por tradición se esperan aglomeraciones, en los camposantos se pueden dar focos de contagios, por lo que remienda extremar las medidas de precaución.

El doctor Borges señaló que el tiempo que las personas quieran permanecer en los cementerios y rendirles tributo a sus difuntos es opcional, siempre que se mantenga el distanciamiento social y se cumpla con el uso de guantes, cubrebocas e incluso caretas faciales.

Los cementerios pueden ser focos de contagio. Foto: Eva Inestroza / IP Nicaragua.

En caso que llegará a llover mientras se está en los cementerios, alertó que si la mascarilla se llega a mojar se hace más fácil la transmisibilidad del virus, por lo que es necesario andar una adicional.

“Lo más recomendable es que las familias hagan un plan. Se puede dividir en grupos pequeños, turnarse, ir por la mañana una parte y por la tarde otro grupo, si quieren específicamente visitar a sus familiares fallecidos el dos de noviembre, aunque hay tiempo suficiente este fin de semana y así tratar de evitar las aglomeraciones que es lo que incrementa las probabilidades de riesgo de contagios”, sugirió el médico.

2 de noviembre asueto para trabajadores públicos

La vicepresidenta y primera dama del país, Rosario Murillo, anunció que el próximo 2 de noviembre, día de los fieles difuntos en el país, será declarado asueto a cuenta de vacaciones para los trabajadores del sector público, de conformidad al artículo 66 del Código del Trabajo, a fin de que las familias puedan visitar en los diferentes camposantos del país a sus familiares difuntos.

Murillo informó en los medios de comunicación oficialistas que los empleadores y trabajadores del sector privado deberán ajustarse a la costumbre o acuerdos realizados entre las partes.

Deslave en Nejapa, El Salvador: 40 desaparecidos y 9 muertos

Las autoridades continúan la búsqueda de sobrevivientes y han comunicado que el fenómeno afectó un radio de cuatro kilómetro.

Voz de América

A las 11 de la noche del jueves, luego de una lluvia torrencial en una zona entre Quezaltepeque y Nejapa, El Salvador, un deslave cubrió la comunidad Los Angelitos I y II en el municipio de Nejapa.

Protección Civil informó que al menos 135 viviendas fueron dañadas, algunas de ellas soterradas. Asimismo 40 personas están desaparecidos y 9 más fueron hallados sin vida.

Foto Karla Arévalo/VOA.

Desde la medianoche socorristas y policías trabajan en labores de rescate, apartando lodo, troncos y rocas de la zona.

Según el departamento de Bomberos, el recorrido del alud que cubrió la comunidad fue de 4 kilómetros. «Todo el Sistema Nacional de Protección Civil está volcado en las tareas de búsqueda y rescate. Seguiremos trabajando sin descanso en función de nuestros hermanos salvadoreños», indicó el director de Protección Civil.

Foto portada: La fuerte corriente de agua, lodo y gigantescas rocas bajó desde la parte alta del volcán de San Salvador y arrastró árboles y viviendas a su paso. [Foto Karla Arévalo/VOA].

Publican en La Gaceta la «Ley Mordaza»

*Es parte de un combo de polémicas leyes que impulsa el  gobierno y que analistas y opositores consideran que incrementarán la represión.

Redacción / IP Nicaragua

La Ley Especial de Ciberdelitos, conocida como «Ley Mordaza», que violenta el derecho de libertad de información y prensa, fue publicada en el diario oficial La Gaceta este 30 de octubre y es el resultado de un  combo de polémicas iniciativas que el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo están impulsando desde septiembre pasado.

La «siniestra ley», como la llamó la Fundación  Violeta Barrios, establece en su artículo 48, que la misma entrará en vigencia 60 días después de su publicación en La Gaceta, es decir, a partir de enero, después cumplido ese tiempo.

La ley, aprobada el pasado martes en la Asamblea Nacional, imputa penas privativas de libertad a todos los ciudadanos que hagan uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para hacer críticas al Gobierno, pero también castiga y criminaliza el ejercicio de la prensa.

“Busca controlar, censurar y coartar la libertad de expresión, en particular desde las redes sociales y medios de comunicación (…) Su esencia es aumentar la represión y opresión contra los derechos humanos de la población nicaragüense, que quiere vivir en libertad, justicia y democracia. La rechazamos porque criminaliza la verdad y pretende poner como razón de Estado el crimen y la mentira”, dijo Wendy Quintero, periodista del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

Pone restricciones

El artículo 30 de dicha legislación castiga lo que se denomina la “propagación de noticias falsas”.

Según la ley, si esa información genera “alarma, temor, zozobra”, el implicado podría pagar con cárcel de entre dos a cuatro años.

Para Francisco Fajardo, periodista y jefe de prensa de Canal 14, la Ley de Ciberdelitos viene a “limitar bastante” el trabajo de los medios independientes, que se enfrentan a la limitante de no tener acceso a la información pública.

“Viene a regular más ese trabajo que hacemos los medios independientes y por supuesto nos afecta al momento de sacar una información. Nos toca a nosotros como medios y como periodistas tomar las medidas necesarias para evitar de que sea aplicada la Ley de Ciberdelitos en contra de nosotros”, mencionó Fajardo.

Los hombres y mujeres de la prensa independiente, según Fajardo, deben “corroborar más la información” que reciben.

“Lamentablemente, debido al contexto político que vive el país, muchos organismos y muchas personas tienen temor de dar sus nombres o de revelar las fuentes y eso nos puede generar algunos problemas. Yo creo que corroborar más la información va a ser el mayor reto de los medios de comunicación independiente con la entrada en vigencia de la Ley de Ciberdelitos”, señaló Fajardo.

Para Quintero, la ley “deja libre de forma antojadiza y arbitraria su interpretación y aplicación por parte de funcionarios públicos”.

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro denunció que la ley conocida como “Ley Mordaza”, criminaliza el derecho de expresar libremente “pensamientos e ideas ya sea por periodistas, medios de comunicación o cualquier ciudadano que haciendo uso de las redes sociales, desee expresar su opinión sobre la gestión pública”.

Analistas: fracturas en oposición benefician a Ortega en Nicaragua

Nicaragua se encuentra en una nueva fase de la disputa por la hegemonía política entre el sector empresarial y las fuerzas emergentes de abril de 2018.

Voz de América

A un año de las elecciones generales en Nicaragua, la oposición no encuentra un camino apropiado para enfrentar unidos en las urnas al presidente Daniel Ortega, al que responsabilizan de la crisis social y política que vive el país desde hace dos años.

Los intentos de unidad de la oposición sufrieron esta semana un nuevo revés con la salida del sector empresarial de la Coalición Nacional, lo que según analistas como el sociólogo y cofundador del Frente Sandinista Oscar René Vargas, demuestra que ha caído en el síndrome de la ceguera política.

“Nada ayuda más a la dictadura Ortega-Murillo que tener un competidor estúpido. Hemos entrado en una fase en la disputa por la hegemonía política entre el gran capital y las fuerzas emergentes de abril del 2018”, dijo Vargas.

El sociólogo y cofundador del Frente Sandinista Oscar René Vargas. (Foto cortesía)

“El abandono de la Alianza Cívica, controlada por el gran capital y políticos tradicionales, se explica por dos factores principales: uno, el objetivo del gran capital es de subordinar tanto a la oposición real y como zancuda a sus intereses; dos, tiene la idea que puede conformar una fuerza política para la negociación de un nuevo pacto público-privado con Ortega-Murillo”, añadió.

Según Vargas, el distanciamiento relativo por parte del gran capital en relación con la política económica del gobierno de Ortega no va más allá de la táctica o las diferencias en cuestiones de segundo orden.

Sostiene que existe un conglomerado, heredado del pacto público-privado, que sobrevive en muchas instituciones del estado, a lo que hay que sumar un sector significativo de la alianza formada entre viejos y nuevos nombres del empresariado “rentista, corrupto y clientelista”.

Por su parte, el analista político Bosco Matamoros sostiene que en Nicaragua nunca existió una verdadera unidad opositora, lo que beneficia únicamente al gobierno de Daniel Ortega.

Para el analista, la lógica del “régimen sandinista” es ganar tiempo, es decir, resistir y esperar un cambio favorable en la correlación de fuerzas tanto a nivel nacional, latinoamericano o estadounidense.

“Aquí no ha habido una Coalición Opositora más allá del nombre que trataron de encajarle, por sus afinidades, por sus orientaciones ideológicas; por sus actitudes personales no se materializó esa propuesta ̈, señaló.

Mientras, el resto de los integrantes de la Coalición Nacional mantienen el llamado a la Unidad, aunque criticaron lo que califican como una acción divisionista.

Lenín Salablanca, expreso político y representante territorial de esta organización dijo que “los empresarios y el grupo de estudiantes decidieron retirarse y darle la espalda a Nicaragua. En esta lucha que ha sido difícil para todo el pueblo, cada uno toma la decisión de hacer lo bueno o hacer lo malo”.

Lenín Salablanca, excarcelado político nicaragüense. (Foto cortesía)

La Alianza Cívica anunció su salida de la Coalición Nacional tras varios meses de ser parte del núcleo fundacional de la organización, que pretendía buscar la unidad entre todos los sectores adversos al gobierno de Ortega.

El argumento de la Alianza, al informar su salida, fue que dentro de la Coalición Nacional se estaba promoviendo la política tradicional, no inclusiva y sin respaldo popular.

Además, indicaron que tras la separación impulsarían “una plataforma política y electoral unitaria e inclusiva que permita aglutinar a todas las organizaciones democráticas de la oposición, para plantarle cara a la dictadura”.

Todo esto ocurre mientras Ortega endurece las leyes del país, lo que es visto por muchos como una vía para marginar a la oposición, en medio de los preparativos para una de las elecciones más controversiales en los últimos años.

Ley de Ciberdelitos es una “bofetada” a la libertad de información y prensa

*Fundación Violeta Barrios de Chamorro rechaza aprobación de esta iniciativa que califica como “siniestra”.

Redacción IP Nicaragua

La Ley Especial de Ciberdelitos “violenta el derecho de libertad de información y prensa”, constituye una “bofetada” a los derechos que tienen los nicaragüenses de buscar y recibir información en plena libertad, afirmó la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

“La ley de Ciberdelitos es tan siniestra, que desde un audio, una foto, un archivo cualquiera, que podamos andar en nuestros teléfonos, computadoras u otros dispositivos tecnológicos podría ser catalogado por los operadores de justicia, como propagación y difusión de noticias falsas”, explicó la Fundación a través de un comunicado.

El artículo 30 de la iniciativa aprobada el martes 27 de octubre en la Asamblea Nacional establece una sanción privativa de libertad de tres a cinco años a quienes difundan “información falsa y/o tergiversada”.

Y quienes difundan “información falsa y/o tergiversada” a través de la cual promuevan “alarma, temor, zozobra” también podrían pagar con cárcel de entre dos y cuatro años.

“Repudiamos esta nueva bofetada contra las libertades públicas, lo que representa un grave retroceso en materia de legislación y de respeto a los derechos humanos”, se lee en el documento publicado en su sitio web.

CIDH pide dejar sin efecto

A nivel internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló que las dos leyes que forman parte del combo que envió en septiembre pasado el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo a la Asamblea Nacional solo “agravan la crisis de derechos humanos en Nicaragua e institucionalizan el cierre de los espacios cívicos que ya se venían denunciando”.

Desde abril de 2018, con el estallido de las protestas pacíficas antigubernamentales, poco a poco se han conculcado los derechos de los nicaragüenses y se ha cerrado la oportunidad de protesta, movilización y asociación.

En un reciente informe temático titulado “Corrupción y derechos humanos”, la CIDH destacó que algunos Estados de la región recurren a prácticas de “censura, bloqueo o eliminación de páginas web o cuentas en redes sociales”, para acallar a sus adversarios.

“En Nicaragua, el Estado ha adoptado medidas de censura directa e indirecta e interferencias tanto por parte de agentes del Estado como acciones violentas por parte de particulares en contra de los medios independientes”, cita el informe publicado esta semana.

Ley aprobada para criminalizar

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro denunció que la ley conocida como “Ley Mordaza” criminaliza el derecho de expresar libremente “pensamientos e ideas ya sea por periodistas, medios de comunicación o cualquier ciudadano que haciendo uso de las redes sociales desee expresar su opinión sobre la gestión pública”.

“En la Ley se usan conceptos y frases excesivamente ambiguos e indeterminados, sin rigor técnico que distan mucho de los estándares de otras legislaciones de la región. Esta “Ley Mordaza” que es una ley ordinaria se excede sobre la Constitución Política porque penaliza derechos constitucionales, como el derecho a la libertad de expresión, derecho al trabajo, derecho de Acceso a la Información, y el derecho al libre ejercicio de la práctica periodística”, acusa la Fundación.

Otra grave violación es la obligación que tienen ahora los “proveedores de servicios de comunicación, tales como a las compañías telefónicas, a poner a disposición de los operadores de justicia, información sensible de cualquier usuario de estas compañías”.

Esa situación “violenta el derecho a la vida privada que tenemos los nicaragüenses y que está amparada en el artículo 26 de la Constitución Política”, señala la Fundación.

Foto portada tomada de internet. 

Presos políticos cumplen 30 días en huelga de hambre

Secretario ejecutivo de la Anpdh afirma que enviarán un informe a Oacnudh y la CIDH, ya que el estado de salud de los reos está desmejorando día a día.

REDACCIÓN / IP NICARAGUA

Al menos 50 presos políticos cumplen 30 días en huelga de hambre en el Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro, mejor conocido como «La Modelo», en demanda de su libertad.

Karen Lacayo, hermana del reo político Edward Lacayo, conocido como «La Loba Feroz», manifestó que una parte de los presos que empezaron la huelga de hambre están delicados de salud, por lo que algunos la han suspendido.

Sin embargo, Lacayo aseguró que su hermano mantiene la huelga.

Ya hay menos (en huelga). Ahorita están apuntando líquidos. Los familiares nos encargamos de llevarles suero oral para que se sustenten; están débiles pero siguen en resistencia», comentó Lacayo.

Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos (Anpdh), advirtió que en definitiva, día a día la salud de los manifestantes opositores encarcelados desmejora, así como sus condiciones físicas y sobre todo, su seguridad como personas dentro del Sistema Penitenciario.

Autoridades indiferentes

Para Leiva, el gobierno de Daniel Ortega se ha mostrado indiferente ante los riegos que representa que los privados de libertad mantengan casi un mes de huelga de hambre.

«Los secuestrados políticos han elevado su voz a través de una huelga de hambre, pero definitivamente ha sido una voz omisa frente a un régimen que no demuestra una voluntad política de mejorar la radiografía de los derechos de estos presos políticos como un compromiso del Estado ante el sistema interamericano de países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el sistema universal de la Organización de Naciones Unidas (ONU)», señaló Leiva.

El secretario ejecutivo de la Anpdh manifestó que enviarán un informe ante la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), «para que tomen referencia sobre esta acción que están ejerciendo nuestros presos políticos para lograr su libertad y lograr ser escuchados a través de esta huelga de hambre en cuanto a sus derechos humanos», aseguró Leiva.

Foto portada: El Nuevo Diario.