Monseñor Rolando Álvarez a juicio, mantienen medidas cautelares

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, enfrentó este martes en los juzgados de Managua su audiencia inicial a cargo de la jueza Gloria María Saavedra Corrales, titular del juzgado Décimo de Distrito Penal de Audiencia de Managua, quien lo remitió a juicio y lo mantuvo bajo arresto domiciliar.

El obispo Álvarez, quien además es administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, es acusado por la Fiscalí por los delitos de «conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional y propagación de noticias falsas en perjuicio del Estado y la sociedad».

«La autoridad judicial revisó las medidas cautelares decretadas en la audiencia preliminar manteniendo el arresto domiciliario, asimismo, admitió el intercambio de información de pruebas y remitió la causa a juicio», informó la Dirección de Prensa del Complejo Judicial Central Managua, en una nota de prensa divulgada en los medios de comunicación oficialista.

Monseñor Rolando Álvarez, crítico de Ortega y Murillo

Álvarez es el obispo más crítico del régimen. Fue capturado el 19 de agosto de 2022 en la ciudad de Matagalpa, tras cinco días de cerco policial a la Curia Arzobispal, donde se encontraba en cautiverio con ocho sacerdotes y colaboradores, que ahora también están detenidos en la Dirección de Auxilio Judicial, «El Chipote».

Ese día, Álvarez fue trasladado al domicilio de unos familiares, en Managua, bajo custodia de la Policía. Permaneció privado de libertad sin acusación formal durante casi cuatro meses, hasta que el régimen lo presentó en los Juzgados de Distrito Penal de Audiencia de Managua.

Álvarez es acusado de intentar “desestabilizar el país”, en medio de las tensas relaciones que existen entre la Iglesia católica y el Gobierno desde las protestas opositoras del 2018.

Mantienen orden de captura contra el padre Uriel Vallejos

En la misma causa está incluido el sacerdote Uriel Vallejos, párroco de la iglesia Divina Misericordia de Sébaco, Matagalpa, quien se encuentra en el exilio desde inicios de septiembre pasado, y a quien el régimen señala como prófugo de la justicia, por lo que ordenaron girar oficio a la Interpol para su captura.

«Y siendo que en la misma causa se encuentra acusado Uriel Antonio Vallejos por los mismos delitos, continuará vigente el oficio a Interpol para su captura», agrega el comunicado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email