Mamíferos en Nicaragua amenazados de extinción y sin protección de autoridades

Orlando Valenzuela / IP Nicaragua

Los mamíferos son animales vertebrados, de sangre caliente, cuya característica principal es que las hembras poseen glándulas mamarias que sirven para generar leche con que alimentan a sus crías.

La aparición de los mamíferos en la tierra data de hace unos 200 millones de años, aproximadamente, a partir de un ancestro común de los reptiles sinápticos o mamiferoides, surgido durante el Período Triásico, pero a diferencia de los reptiles, poseen la capacidad de regular la temperatura corporal, lo cual pudo haber sido la clave en su supervivencia del evento de extinción masiva K-pg (Cretácico-Paleógeno) que extinguió a los dinosaurios.

Se considera que en el mundo existen unas 5,400 especies de mamíferos, de ellas 233 se reportan en Nicaragua, lo que representa un 4.3 por ciento del número total de especies conocidas en el planeta. De todas estas especies de mamíferos 203 son de vida terrestre y 30 pertenecen al mundo acuático, entre las que se encuentra una especie de manatí, 26 cetáceos (como ballenas y delfines) y tres carnívoros.

La contaminación por sustancias toxicas; fumigación con insecticidas, plaguicidas, herbicidas, entre otros, están afectando a las especies de animales. Foto: Orlando Valenzuela / IP Nicaragua.

De todos los mamíferos de Nicaragua, los órdenes más representativos son los Chiroptera (murciélagos) con 111 especies y seguido de Rodentia (Roedores) con 44.

El ser humano, la peor amenaza

La principal amenaza no solo de los mamíferos, sino de todas las especies de fauna silvestre es el ser humano, que destruye el hábitat natural de los animales al provocar incendios, tala indiscriminada del bosque y perturbación de los refugios naturales: reproducción, descanso, alimentación. Además, contaminación por sustancias toxicas; fumigación con insecticidas, plaguicidas, herbicidas, entre otros.

Otros factores de amenaza son el monocultivo, como la palma africana en algunas regiones de Nicaragua, el avance de la frontera agrícola (Bosawás, Reserva Río Indio-Maíz), incendios forestales, ganadería extensiva y minería, entre otras, según detalla el informe del programa para la Conservación de los Murciélagos de Nicaragua enviado por el investigador de fauna silvestre Octavio Saldaña.  A estos se agregan otros cultivos masivos, como el banano, el tabaco, el maní, la caña de azúcar y en el pasado, el algodón.

Foto: Orlando Valenzuela / IP Nicaragua.

Eduardo Sacasa, presidente de la Fundación del Zoológico Nacional de Nicaragua, explicó que la mayoría de las especies de mamíferos marinos se encuentran en peligro de extinción, como las ballenas y los delfines, así como algunas especies de murciélagos, porque la gente, por el temor que les tienen, los matan, “pero los murciélagos dan un gran beneficio por ser dispersores de semillas”- asegura Sacasa.

Autoridades no garantiza protección de fauna en Nicaragua

Otros que también están en peligro de desaparecer para siempre son los tapires o dantos, los jaguares, osos hormigueros gigantes, tigrillos, ocelotes, pumas, muchos de ellos ya no existen en el Pacífico y solo se encuentran en el centro y en la Región del Caribe de Nicaragua y también en la reserva Río Indio-Maíz. Eso se debe a la caza indiscriminada y la destrucción de su hábitat, asegura Sacasa.

La principal amenaza no solo de los mamíferos, sino de todas las especies de fauna silvestre es el ser humano. Foto: Orlando Valenzuela / IP Nicaragua.

“Creo que mientras no se haga cumplir la ley, muy pronto vamos a quedar con fauna súper escasa, porque están amenazados y cada día sigue la deforestación masiva sin control y todo esto ayuda a ir eliminándolos de su hábitat, porque el hombre es el causante de esto”, recordó el director del zoológico.

Sacasa reveló que algunas personas, por negocio, para capturar una cría de jaguar matan a la madre y las autoridades no hacen nada para detener esta práctica.

También informó que entre el centro de rescate y el zoológico tienen 124 mamíferos. Igualmente indicó que hace poco liberaron 56 animalitos, generalmente en reservas privadas que tienen vigilancia para evitar que los cazadores y otras personas lleguen a cazarlos. En las próximas semanas se va a realizar otras liberaciones, informó Sacasa.

Foto de portada: Orlando Valenzuela.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email