Inundaciones causan estragos en comunidades indígenas del Caribe Norte

* Autoridades regionales temen que haya hambruna por la pérdida de cosechas y animales.

Orlando Valenzuela

Las comunidades indígenas que viven en las riveras de los ríos Coco, Kukalaya, Wawa Bum, Likus y Prinzapolka, perdieron sus cosechas de frijol y arroz por las inundaciones causadas por las lluvias de los últimos días.

Las lluvias, que han provocado el desborde de los ríos, también causaron la muerte de aves de corral y el ganado vacuno.

“Todas las cosechas están perdidas, porque la gente cultiva sobre la orilla de los ríos y todo eso se inundó y toda la producción se perdió. Esto significa que viene una hambruna grande más adelante en estas comunidades”, advirtió Sergio Mateo Chow, miembro del Consejo Regional del Caribe Norte.

Días antes, el líder mayangna Byron Bucardo había denunciado que las lluvias estaban afectando la zona minera, principalmente Rosita y Bonanza, donde un bus de transporte colectivo fue arrastrado por las corrientes de uno de los ríos cercanos al poblado minero.

Las lluvias han provocado el desborde de los ríos. Foto: Cortesía.

Ante la emergencia provocada por las lluvias en la zona de río Coco y Las Minas, contactamos con la oficina de la Fuerza Naval del Caribe Norte para saber las acciones que están tomando, pero no brindaron información.

El concejal regional Sergio Mateo Chow, denunció que las inundaciones en las comunidades misquitas y de otras etnias que viven en la ribera del río Coco están abandonados a su suerte, porque el gobierno municipal no hace presencia en esta emergencia.

“Lo peor es que esto puede proliferar con más fuerza la malaria, el dengue y el covid-19, sobre todo en las zonas más alejadas que solo se pueden comunicar por agua, en botes de motor”, expresó.

Pueblos sin combustible

Mateo Chow afirmó que la crecida de los ríos está afectando el abastecimiento no solo de alimentos, sino también de combustible a toda la región del Caribe Norte.

Los escasez de combustible ha provocado que las verduras que se producen localmente, no escaseen, pero están llegando más caras al mercado local.

“Estas lluvias ya está incidiendo en forma negativa en el consumidor porteño, porque ya todos los productos de primera necesidad subieron de precio. Los buses logran llegar hasta el rio Wawa Bum, de allí hay que transbordar a otros que los llevan a Las Minas o Managua», apuntó. De igual forma, los pasajeros que vienen de Managua a Puerto Cabezas también tienen que transbordar.

«Tengo entendido que para Las Minas tampoco hay pasada», contó el funcionario regional.

Autoridades regionales temen que haya hambruna por la pérdida de cosechas y animales. Foto: Cortesía.

“Lo peor es que está escaseando el combustible y sin este elemento se paraliza el transporte público y toda la dinámica económica; granos básicos, gas butano, todo subió de precio y lo que le preocupa a la población es que aquí históricamente las cosas suben de precio y ya no vuelven a la normalidad, aunque bajen los ríos», añadió.

Enfermedades en aumento

En la comunidad misquita de Tuskutara, río Coco abajo hasta su desembocadura en el mar Caribe, el desborde e del río provocó la pérdida total de la producción de granos básicos, verduras y hortalizas, así como animales domésticos y de granja.

El concejal Yatama, se mostró preocupado ante el nuevo repunte del dengue y malaria en el casco urbano de Puerto Cabezas, porque también se puede dar un rebrote del coronavirus, por la insalubridad que hay en la ciudad.

Para Mateo Chow, los datos sobre la pandemia que brinda el Ministerio de Salud de Nicaragua no son confiables.

“El coronavirus no es que haya bajado, sino que la gente con su medicina ancestral está luchando y atendiéndose en sus casas, porque teme ir a los hospitales, algunos se curan y los más adultos no pueden sobrevivir; esa es la verdad del covid, el Estado siempre trata de minimizar, pero yo creo que en toda la región hay unos 150 muertos por covid, entre médicos, ingenieros, v profesionales, pastores, maestros y gente humilde», manifestó.

Foto portada: Cortesía.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email