Asamblea Nacional olvida masacre de Abril, pero declara “sitio histórico” a San José de las Mulas

  • En este sitio fallecieron 23 jóvenes a causa de los enfrentamientos armados entre los sandinistas y la llamada contrarrevolución el 27 de febrero de 1983.

Redacción/IP Nicaragua

La Asamblea Nacional declaró “Sitio Histórico San José de las Mulas”, en homenaje a 23 jóvenes que murieron a causa de los enfrentamientos armados entre los sandinistas y la llamada contrarrevolución el 27 de febrero de 1983, pero sigue sin reconocer la masacre de Abril de 2018 en la que fueron asesinados 328 personas por fuerzas policiales y parapoliciales.

“Los jóvenes, estudiantes siguen cayendo y no son delincuentes, eran estudiantes los que cayeron en abril (2018), eran estudiantes los que cayeron el 30 de mayo (2018), son estudiantes equivocados o no equivocados, como lo ven ustedes, es el dolor de esas madres de hoy y siempre”, cuestionó la diputada liberal, Azucena Castillo.

En 2018, la represión de las fuerzas policiales y parapoliciales contra las manifestaciones donde la población pedía la salida de Daniel Ortega del poder, dejó un saldo fatal de 328 personas asesinadas, más de 2 mil heridos, más de 800 presos políticos y 100 mil personas exiliadas, según datos de organismos de derechos humanos.

Un reciente informe del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), determinó de las 328 personas asesinadas en el contexto de las manifestaciones, 113 fallecieron bajo prácticas de ejecuciones extrajudiciales que evidencian un patrón relacionado a “crímenes de lesa humanidad”.

La represión, según el documento, estuvo orientada en contra de la población joven, en su mayoría estudiantes.

Castillo señaló que bajo el contexto vivido en 2018, declarar a San José de las Mulas un sitio histórico, es apenas un simbolismo, que no les devuelve sus hijos a los padres, ni a las madres.

“Y por mucho que los queramos llenar de coraje a esos padres, porque sus hijos fueron valientes, sus hijos están enterrados, no los van a recuperar, pero sí estos padres y estas madres pueden ver que los hijos de los ciudadanos que viven en San José de las Mulas puedan tener trabajo, llevar comidas a sus hogares, hacer familias nobles, dignas y no seguir pensando en monumentos de muertos, porque a los jóvenes los queremos vivos en este país”, agregó Castillo.

El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Derecho a la Libertad de Reunión Pacífica y de Asociación, Clément Nyaletsossi Voule, instó a Ortega parar la represión en contra de la población nicaragüense que vive un grave deterioro de sus derechos fundamentales.

Ortega pidió la declaratoria

La iniciativa de ley fue enviada por Ortega este 18 de febrero, una acción que fue tramitada con “urgencia” por parte al presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, según el artículo 141, párrafo quinto de la Constitución Política y el artículo 105 de la Ley 606, Ley Orgánica del Poder Legislativo y sus reformas incorporadas.

A la sesión de la Asamblea Nacional asistieron los familiares de los 23 fallecidos de aquel 27 de febrero de 1983, en el territorio montañoso llamado San José de las Mulas, circunscripción del municipio de Matiguás, departamento de Matagalpa.

En la intervención sobre la exposición de motivos, la diputada sandinista Raquel Dixon, Primera Secretaria de la Asamblea Nacional, señaló que durante el período comprendido entre los años 1980 a 1990, “Nicaragua sufrió la más cruel guerra de agresión promovida por el gobierno de los Estados Unidos”.

Añadió que el 27 de febrero de 1983, los jóvenes de la Juventud Sandinista, miembros del batallón denominado 30-62 que se encontraba acantonados en la comarca San José de las Mulas fueron atacados por grupos armados contra revolucionarios, dejando como resultado los 23 jóvenes caídos y un centenar de heridos.

Esos jóvenes miembros del batallón denominado 30-62 fueron masacrados por la guardia somocista, y fueron enviados antes de que se aprobara la Ley del Servicio Militar obligatorio, derogada en 1990 por Violeta Barrios de Chamorro.

La votación para la aprobación de la iniciativa de ley que declara «Sitio Histórico San José de las Mulas» se definió con los 70 votos a favor de la bancada sandinista, que domina la Asamblea Nacional, un voto en contra del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), una abstención y 17 presentes.

Entradas recomendadas