El impacto de la crisis económica en las mujeres: transitando por el trabajo informal

Redacción / IP Nicaragua

La pandemia de la Covid-19 no solo ha tenido efectos en la salud pública. Su impacto también ha sido profundo en el ámbito económico provocando la pérdida de empleo en diferentes segmentos y afectando principalmente a las mujeres.

Hace un año, Guadalupe Norori, de 36 años, perdió su empleo como conserje, un trabajo formal que le garantizaba el sustento para sus dos hijos. Debido a que le fue difícil insertarse nuevamente en un empleo formal, actualmente diario aborda las unidades de buses del transporte colectivo en Managua para vender cajetas, un trabajo que le deja aproximadamente C$280 (US$8.00) de ganancia para la manutención de la familia.

“No me quedo más opción que trabajar de manera informal, por varios meses intenté entrar nuevamente a laborar, metí papeles en varias empresas, pero nunca me llamaron y tenía que darle de comer a mis hijos. No me da pena salir a la calle con mi bandeja llena de cajetas, pero sí me gustaría tener mejores ingresos, porque la comida cada vez se pone más cara”, señaló Norori.

A diario, Norori compra en la pulpería la comida para el sustento de ella y sus hijos. Con los C$280 adquiere en pequeñas cantidades arroz, azúcar, café, frijoles cocidos, pan, huevo, queso y a veces le queda para una libra de pollo o carne, pero la mayor parte del tiempo compra lo que más barato le sale.

“Me duele a veces no darles a mis hijos lo suficiente para que vayan a la escuela, ya les ha tocado irse solo con un tiempo de comida, hay momentos en los que lloro porque quisiera hacer más, pero realmente el trabajo informal en este país apenas da para subsistir, de vez en cuando hasta chocolates meto a vender, para ganar un extra, así logro sobrellevar otro pago, recojo para la luz y el agua”, refirió Norori.

Trabajo informal símbolo de una “crisis generalizada”

En Nicaragua, las mujeres se enfrentan todos los días a los vaivenes de la vida en un país donde se sienten los efectos de la crisis económica. Unas tratan de emprender pequeños negocios y otros se “avientan” al trabajo informal.

El economista Marco Antonio Peña señaló que el trabajo informal tiene como principal causa una crisis generalizada que se agravó con los eventos de abril de 2018. Entre 2011 y 2016, Nicaragua experimentó un crecimiento económico de entre 4.7% y 6.3%, que se mantuvo hasta 2016.

“En 2020, Nicaragua es impactada con la emergencia sanitaria mundial, y esto vino a ralentizar aún más la economía mundial con el bloqueo de fronteras, caída de la cadena global de suministro, ralentización del mercado, etcétera”, manifestó Peña.

De acuerdo con los datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) hasta el mes de agosto de 2021 había 758,837 afiliados al Seguro Social, mientras que al cierre de 2017 se contabilizaban 914,196 cotizantes. Lo anterior supone que todavía no se logran recuperar 155, 359 empleos que se perdieron.

“Eso explica la migración, miles de nicaragüenses buscando mejores oportunidades de vida en otros países, Funides reportó hasta un10 por ciento de desempleo, y eso es lo que promueve el subemplo», explicó Peña.

El economista reveló a IP Nicaragua que en el país lo que prevalece es “una economía de subsistencia, trabajos de mala calidad, que permite que la gente sobreviva el día a día, que no muera de hambre”.

La venta de perecederos no es suficiente

“Patricia” es comerciante ambulante en el mercado Oriental donde vende productos perecederos. Tiene un niño de seis meses, al que a veces le toca llevar al centro de compras, porque no tiene para pagar una niñera.

Su ganancia es de C$200 (US$5.71) y con esa cantidad debe hacer malabares para la manutención de su hijo, pues al igual que Guadalupe Norori es madre soltera.

“Sinceramente paso días tenebrosos, mi prioridad es que al niño no le falte su leche, a veces yo no como, él aguanta sol y lluvia conmigo, hay algunos que me dan una ayudita, porque quizás les provoco pesar, yo la acepto, pero en el fondo me da pena, porque yo por eso vendo mis verduras”, relató “Patricia”.

“Patricia” de 26 años es madre soltera y su sueño es un día tener un espacio físico en el centro de compras, y de esta forma no exponer a su bebé.

“Con lo que yo gano diario, no me alcanza para comer los tres tiempos, yo trato siempre desayunar bien para aguantar la jornada diaria, siempre me encomiendo a Dios y le pido que me de fuerzas y esperanzas, porque cada vez me decepcionó más con esto de que todo sube de precio”, indicó “Patricia”.

La venta de cosméticos, una opción

Valeria Orozco, de 33 años, se “defiende” vendiendo cosméticos entre amigos y familiares. En unas quincenas le van mejor que en otras, pero a veces no logra ajustar para comprar la comida en su casa y pagar deudas, por lo que tiene que recurrir a lavar ropa ajena.

“Me gano mis cuantos centavitos por lo menos para asegurar la comida, pero a veces me preguntó hasta dónde vamos a llegar, la crisis económica cada vez es peor, y un día ya no podremos ni comer, la canasta básica superando los 15 mil pesos, cuando hay familias que con costo tenemos entradas de mil pesos (córdobas). Es realmente una barbaridad, mientras los políticos solo velan por sus propios intereses, estamos abandonados en Nicaragua”, opinó Orozco.

Mujeres son las más afectadas con crisis económica

En el primer trimestre de 2021, la tasa de desempleo abierto a nivel nacional se ubicó en 4.9%, registrando un incremento de 0.1 puntos porcentuales con relación al primer trimestre de 2020, cuando fue de 4.8%, según el informe de empleo de la Encuesta Continua de los Hogares que elabora el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide).

El informe reveló que el desempleo es mayor en las zonas urbanas del país. En el área urbana, la tasa de desempleo abierto se ubicó en 6.6%, mientras que en el área rural se ubicó en 2.8%.

De acuerdo con la Organización Internacional de Trabajo (OIT), el desempleo abierto representa a las personas económicamente activas que pese a estar disponibles, dispuestas a trabajar y haber buscado activamente una ocupación, no la tienen.

El Inide muestra que, al primer trimestre de 2021, la tasa global de participación laboral se ubicó en 69.5%, observándose una reducción de 1.4 puntos porcentuales a lo registrado en el mismo período del año 2020 que fue de 70.9%, según los resultados de la encuesta.

Un estudio realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), publicado en febrero pasado y titulado “La Autonomía económica de las mujeres en la recuperación sostenible y con igualdad” revela que la crisis generada por la pandemia del Covid-19 impactó negativamente en la ocupación y en las condiciones laborales de las mujeres en América Latina y el Caribe, generando un retroceso de más de una década en los avances logrados en materia de participación laboral.

Según el documento, la tasa de participación laboral de las mujeres se situó en 46% en 2020, mientras que la de los hombres en 69% (en 2019 alcanzaron un 52% y un 73,6%, respectivamente).

En 2020, explica el estudio, se registró una contundente salida de mujeres de la fuerza laboral, quienes, por tener que atender las demandas de cuidados en sus hogares, no retomaron la búsqueda de empleo.

Diversos estudios de organismos internacionales ya habían demostrado que, al momento de una crisis o emergencia de cualquier tipo, las mujeres son las primeras que salen del mercado laboral y las últimas en volver.

En el país existen más de 40 mil trabajadores por cuenta propia de acuerdo con los datos revelado por el dirigente del gremio Adrián Martínez.

La mayoría son mujeres y muchas han venido creando emprendimientos en sus hogares desde que inició la pandemia, como una forma de subsistir.

Minsa inicia jornada de vacunación contra la Covid-19 para menores de 30 años en Nicaragua

Redacción / IP Nicaragua

La jornada de vacunación contra la Covid-19 para los segmentos de la población menores de 30 años inició este lunes en Nicaragua.

Para los niños y adolescentes de entre 2 y 17 años, las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) indicaron que se les aplicará las vacunas cubanas Soberana 02 y Abdala; mientras que los jóvenes de 18 a 29 años serán inoculados con la vacuna rusa Sputnik Light.

El 24 de octubre de 2021, el Minsa recibió un segundo lote de 288 mil dosis de la vacuna Sputnik Light, y anunció que por la tarde recibirían el resto para completar 1 millón 449 mil dosis. La vacuna rusa tiene un esquema de una sola dosis.

El pasado 15 de octubre, las autoridades del Minsa recibieron el primer lote de 192 mil vacunas de la misma marca Sputnik Light, en concepto de compras a la Federación de Rusia.

Requisitos para recibir la vacuna

Los menores de edad que recibirán la dosis contra la Covid-19 deben llegar acompañados de sus padres para que ellos sean quienes «firmen la autorización correspondiente». Presentar la partida de nacimiento es otro delos requisitos que están pidiendo las autoridades de Salud.

Mientras que los mayores de 18 años deben presentar solamente su cédula de identidad, tal como se ha hecho en las jornadas anteriores.

Las autoridades del gobierno han expresado que se pretende vacunar a más de dos millones de niños y adolescentes con las vacunas cubanas Soberana 02 y Abdala.

Cuba envió a Nicaragua un total de 1.2 millones de esas dosis. Las vacunas cubanas aún no cuentan con la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y solo han sido aplicada en la isla.

Nicaragua forma parte de una reducida lista de países como Irán, Venezuela y Vietnam, que ya administran a su población vacunas creadas por instituciones científicas cubanas para enfrentar el virus.

Continúan jornada con embarazadas

La jornada de inmunización contra el coronavirus para embarazadas, puérperas y madres lactantes, también continúa este lunes en los municipios de Managua y Ciudad Sandino y otros municipios de la Costa Caribe Norte, según el calendario del Minsa.

A este segmento de la población, el Minsa está aplicando la vacuna Pfizer, la cual ha sido autorizada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedad (CDC) de Estados Unidos, y que ha demostrado ser eficaz y segura para mujeres gestantes, que recién pasaron el parto o cesaría y en período de lactancia.

Más de 2.000 migrantes inician marcha desde el sur de México rumbo a Estados Unidos

Más de 2.000 migrantes, principalmente centroamericanos, comenzaron el sábado a salir a pie de una ciudad en el sur de México, donde esencialmente habían quedado atrapados.

Los migrantes caminaban a lo largo de una carretera que conduce al noroeste, con rumbo a la frontera de México con Estados Unidos y pasaron por la fuerza una línea de policías estatales que intentaron detenerlos.

Hubo riñas pequeñas, pero los migrantes continuaron su camino. Los policías locales, los agentes de inmigración y los elementos de la Guardia Nacional desbarataron a principios de año intentos más pequeños de marchas similares.

Decenas de miles de migrantes de Honduras, El Salvador y Haití han estado esperando en la ciudad sureña de Tapachula documentos de asilo o de refugiados que les permitan viajar, pero muchos se han cansado de las demoras en el proceso.

A diferencia de las marchas anteriores, la que comenzó el sábado desde Tapachula no incluyó a tantos migrantes haitianos, miles de los cuales llegaron en septiembre a la zona fronteriza con Estados Unidos alrededor de Del Rio, Texas.

En agosto, tropas de la Guardia Nacional con equipos antidisturbios bloquearon a varios cientos de haitianos, cubanos y centroamericanos que salieron caminando por una carretera desde Tapachula.

México requiere que los migrantes que soliciten visas humanitarias o asilo permanezcan en el estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala, para que sus casos sean procesados.

En enero, una caravana más grande de migrantes intentó salir de Honduras, pero se le impidió cruzar Guatemala.

Las marchas recuerdan a las caravanas de migrantes que cruzaron México en 2018 y 2019, pero las de ahora no son tan grandes.

Nota Voz de América.

CSE revela nombre de empresa que imprimió boletas electorales, pero sigue sin transparentar el gasto

Redacción / IP Nicaragua 

El Consejo Supremo Electoral (CSE) reveló este sábado que la empresa Inversiones Papeleras S.A. (Inpasa) fue la  encargada del proceso de impresión y reproducción de las boletas electorales que se utilizarán en las elecciones del 7 de noviembre de 2021, pero no informó sobre el costo.

Medios oficialistas del gobierno informaron que el proceso de impresión a cargo de la empresa Inpasa concluyó este sábado 23 de octubre cuando faltan solamente 14 días para los comicios en los que el gobernante Daniel Ortega busca su cuarto periodo consecutivo.

El tribunal electoral, sin embargo, sigue sin transparentar el gasto en el que incurrieron para la impresión de las boletas.

Las papeletas electorales fueron recibidas por la magistrada presidenta del CSE, Brenda Rocha y los representantes legales de los partidos y alianzas políticas que participan en el proceso que ha sido calificado como una «farsa electoral» por la comunidad internacional.

La magistrada Brenda Rocha, presidenta del CSE y Cairo Amador, vicepresidente, reciben las boletas electorales. Foto del CSE.

Una vez concluida la impresión las boletas electorales fueron trasladadas a las bodegas del CSE, donde serán colocadas en las maletas electorales que se entregan a cada Junta Receptora de Votos (JRV). Carlos Rivas, gerente general de Inpasa dijo a medios oficialistas que el diseño fue aprobado bajo altos estándares de calidad y seguridad. La impresión de las 5.3 millones de boletas estuvo lista en un periodo de siete días.

Las boletas fueron trasladadas a las bodegas del Consejo Supremo Electoral. Foto del CSE.

Detalles de seguridad

Walter Cruz, director de informática del CSE, explicó a los magistrados y representantes de partidos políticos que la boleta contiene una serie de elementos de seguridad y la impresión fue hecha con equipos de alta tecnología.

«La boleta tiene elementos de seguridad de primer nivel y segundo nivel considerando los aspectos y estándares para los documentos. Siendo el elemento de primer nivel más considerable es su personalización, es una boleta electoral altamente personalizada, lleva personalización a nivel de departamento, nombre de los candidatos a presidenta a vicepresidenta, candidatos a diputados en los diferentes grupos, la fotografía de los candidatos a presidente y el uso de marca de agua es otro elemento de seguridad que lleva, tintas e imágenes de seguridad», mencionó Cruz.

Las boletas serán divididas en paquetes de 400 antes de ser enviadas a cada una de las 13,459 Juntas Receptoras de Votos (JRV) establecidas en 3,106 Centros de Votación.