La vacuna contra el covid-19, la esperanza para el sector turismo de Nicaragua

*Empresarios turísticos se encuentran en una situación de supervivencia y esperan que 2021 sea un mejor año

Redacción IP Nicaragua

La actividad turística era uno de los pilares de crecimiento económico en los que se cimentaba la economía del país, junto a la inversión extranjera, las remesas internacionales, las exportaciones y la cooperación internacional.

Mientras que, en 2017 el turismo generó US$840.5 millones, de acuerdo a cifras oficiales del Instituto Nicaragüense de Turismo, para 2020 la Cámara de Turismo de Nicaragua (Canatur) proyecta US$176.2 millones.

Además de los ingresos considerables que dejaba este sector a Nicaragua, antes de 2018 generaba cerca de medio millón de empleos directos e indirectos, por lo que Canatur considera que “su rol en la reactivación pospandemia será crucial para todo el sistema”.

Este es el tercer año en el que el turismo cierra con crecimiento negativo, debido a los efectos de la crisis sociopolítica de Nicaragua y se le suma la pandemia de covid-19.

Los empresarios del sector confiesan que se encuentran en una situación de supervivencia y esperan que las jornadas de vacunación en los principales países emisores de turistas, sumado a la flexibilización de las medidas del Gobierno de Nicaragua contribuyan a la recuperación de la actividad en 2021.

Las empresas turísticas este año implementaron una serie de medidas para sobrevivir en este contexto marcado por la pandemia, entre las que destacan el cierre temporal de empresas (56.9%); estrategias relacionadas con el empleo, como disminución de las jornadas laborales (57%); despidos (45.4%) y planes de rotación vacacional (33.6%), de acuerdo con los resultados de la encuesta a empresas del sector turístico presentada por Canatur.

En 2017 el turismo generó US$840.5 millones en Nicaragua. Foto: IP Nicaragua.

¿Qué dicen los empresarios turísticos?

Celeste Cerna, Coordinadora de ventas de Macuá Tours, una touroperadora y agencia de viajes, confiesa que el covid-19 los obligó a reinventarse para poder mantenerse.

“Tuvimos que hacer cambios, tuvimos que hacer cambios significativos a nivel operacional y personal para poder sobrellevar los meses sin operación, en este tipo de situaciones es importante una administración estratégica”, expresó.

Los guías turísticos que, tradicionalmente, tenían el contacto más directo con el turista enfrentan una situación complicada dada la reducción de turistas extranjeros.

La encuesta de Canatur refleja que del total de turistas contabilizados, solo el 12.4% corresponde a turistas internacionales.

Roberto Javier Darce, presidente de la Asociación de Guías Turísticos de Nicaragua (Asogturnic) explica que, del escaso turismo internacional, la mayor parte ingresa desde Costa Rica.

Por el momento muy pocos guías viven del turismo, la mayor parte ha optado por insertarse en otros rubros económicos dentro o fuera del país, afirmó Darce.

“Antes de 2018, en la asociación estaban registrados 120 guías que contaban con licencia del Intur. Ahora la base está desactualizada, porque muchos han migrado hacia Panamá, Estados Unidos e incluso a Europa. La mayoría está trabajando en call centers, servicios de traducciones utilizando sus conocimientos en los idiomas. Muy pocos viven del turismo, León y Granada son las ciudades un poco más activas”, señaló Darce.

Problemas de conexión aérea

El presidente de Asogturnic señaló que las empresas mayoristas han sondeado con asociación si ofrecen o no a Nicaragua como destino, dado el obstáculo de la conexión aérea.

“Uno de los grandes problemas es la conexión aérea. La opción es ofrecerlo (a Nicaragua) con otros destinos de la región centroamericana.

El descenso abrupto de turistas extranjero complica las operaciones para los hoteles del país, ya que el turismo nacional se limita a los fines de semana, explicó René Sándigo, gerente del Hotel Real La Merced y presidente del Capítulo Inde en Granda.

Sándigo dijo a IP Nicaragua que, la actividad turística se desarrolla lentamente y que dependen del turismo nacional.

“Estamos muy reducidos de personal, el día que el nicaragüense puede salir son los fines de semana especialmente y casi siempre es en sábado. Viernes y sábado es bastante lento, durante la semana no hay turismo. Los hoteles no podemos vivir solo por el turismo nacional, no podemos vender solo una noche y los otros seis días que hacemos”, se preguntó Sándigo.

El gerente del Hotel Real La Merced afirmó que, aunque las empresas turísticas están enfrentando una fase crítica mantienen las esperanzas de recuperación para el año 2021.

La pandemia afectó aún más el turismo en Nicaragua. Foto: Archivo IP Nicaragua.

“Ahora entramos a una fase un poco crítica ya que en este momento y tal vez para muchos hace bastante quedamos sin caja, sin efectivo y se nos complica un poco más mantener las operaciones vivas”, aseveró.

Mantienen la esperanza

La tecnología fue el gran aliado de las empresas turísticas en medio de la pandemia de covid-19, especialmente para las empresas de servicios de alimentos y bebidas, ya que un 75.6% afirmó tener interacción de redes sociales.

Por otro lado, un 82.4% de las empresas realiza entregas a domicilio y 34.6% cuenta con medios de pagos digitales.

Las agencias de viajes y tour operadoras por su parte destacan por el uso de medios de pagos digitales con 49.9% y los hoteles sobresalen por la interacción en redes sociales con 60.9%, de acuerdo con los resultados de la encuesta de Canatur.

Los empresarios apuestan a la vacunación masiva y a la flexibilización de medidas, como primer paso hacia la recuperación del sector.

Darce enfatizó que la situación del 2021 dependerá de la situación de Europa y Estados Unidos, además de la flexibilización de las medidas adoptadas por el Gobierno de Nicaragua.

“El otro año (2021) dependerá de la situación en Europa y Estados Unidos con el tema de la vacuna y de que para el verano (junio- agosto) se tengan opciones de viaje. Es necesario la flexibilización de las restricciones del Gobierno para generar un movimiento organizado de turismo”, manifestó Darce.

Cerna, la empresaria turística de Macuá Tours, también espera que la vacunación contra el covid-19 contribuya a mejorar la situación del sector.

“Esperamos que continúen incorporándose de manera paulatina las aerolíneas que aún no han retornado al país a medida que se cumpla con las jordanas masivas de vacunación, y que, poco a poco, los viajeros puedan tener mayores opciones para poderse movilizar de una forma menos complicada”, aseveró Cerna.

Finalmente, Sándigo al igual que los encuestados en el estudio de Canatur se muestra esperanzado en continuar operaciones.

“Seguimos luchando, tratando de mantener a flote nuestras empresas. No perdemos nuestra esperanza, creemos en nuestras empresas y en el turismo, creemos en Granada y su potencial, es hermosa, está bien localizada tiene muchas actividades. Estoy seguro que Granada va a retomar su anden turístico en cuanto mejore la situación en general”, indicó Sándigo.

Entradas recomendadas