UNAB pide al Comité Internacional de la Cruz Roja verificar condiciones de salud de los presos políticos

Redacción / IP Nicaragua

La organización opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) denunció el grave deterioro de la salud física y emocional de los presos políticos que se encuentran en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) y los más de 100 que están en el Sistema Penitenciario de Tipitapa al mismo tiempo que demandó la presencia del Comité Internacional de la Cruz Roja.

La UNAB reiteró el llamado al Comité de la Cruz Roja Internacional para que “gestione ante el régimen orteguista que las permita ingresar a las cárceles de El Chipote y la Modelo a verificar las condiciones de salud y tratar medicamente a cada personas presa política”.

La organización opositora informó que respalda a los familiares de los presos políticos en sus demandas de liberación inmediata.

“Suscribimos el comunicado de los familiares de las más de 160 personas presas políticas, tras la segunda visita a los reos detenidos en El Chipote. En la Unidad Nacional tememos y alertamos por la vida de ellas y ellos, estamos seguros que corren un riesgo inminente de daños irreversibles a su integridad física y sicológica”, alertó la UNAB.

Presos en El Chipote, en estado de desnutrición

En el comunicado señalan, que los presos y presas políticas recluidas en la DAJ “presentan un alto grado de desnutrición por la mala alimentación a la que son sometidos, mientras a los familiares no les reciben los alimentos en ninguno de los tres tiempos de comida y representa una de las principales demandas. Los intensos interrogatorios no se detienen, las luces permanecen 24 horas encendidas y ven el sol pocas horas en la semana”.

Sobre los presos políticos que pertenecen a la Unidad Nacional denunciaron que “han perdido demasiado peso, presentan desnutrición severa y, en consecuencia, su salud física, emocional y sicológica está muy deteriorada. Han bajado más de 20 y 35 libras de peso, situación que nos pone en alerta extrema por la salud de todas y todas las detenidas”.

Tamara Dávila sigue aislada

A la vez denunciaron que la activista Tamara Dávila, integrante del Consejo Político de la UNAB, detenida por el régimen orteguista desde el 13 de junio pasado, “sigue totalmente aislada en una celda que no presta las condiciones carcelarias mínimas para el cautiverio a la que es sometida por la dictadura”.

La Unidad Nacional tiene 13 integrantes bajo arresto por condiciones políticas entre ellos Félix Maradiaga, Violeta Granera, Tamara Dávila, José Antonio Peraza, Róger Reyes, Ana Margarita Vijil, Súyen Barahona, Víctor Hugo Tinoco, Hugo Torres, Dora María Téllez, Alex Hernández, Irving Larios y Yader Parajón.

La UNAB mantiene que su «demanda de libertad es para las más de 160 personas presas políticas, entre ellas algunas que llevan más de dos o tres años detenidos en las cárceles del régimen”.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email