Sayra Laguna, la mujer que revolucionó el Judo en Nicaragua

En Nicaragua, las mujeres han demostrado que también pueden competir en aquellos deportes que antes eran considerados solo para hombres

 IP Nicaragua

Abrirse paso en el mundo de los deportes es una tarea que requiere de mucho esfuerzo y constancia. Sayra Laguna es una atleta que, a base de disciplina, esfuerzo y deseo de superación ha sabido conquistar medallas en el mundo del Judo.

Laguna tenía 16 años cuando se incorporó al deporte. Como atleta, ha tenido que superar barreras de discriminación y desigualdad en el ámbito del deporte.

En Nicaragua, las mujeres han demostrado que también pueden competir en aquellos deportes que antes eran considerados solo para hombres.

Sayra, licenciada en mercadotecnia y administración de empresas y actual estudiante de ingeniería agrónoma, es una mujer con temple de acero.

A sus 33 años es ocho veces campeona centroamericana de Judo, ha conquistado cinco medallas de oro en Sambo a nivel panamericano y fue catalogada mejor atleta de Nicaragua en el 2017.

En 2018 coronó medalla de oro en una competencia realizada en Acapulco, México.

En entrevista con IP Nicaragua, la atleta de alto rendimiento habla sobre sus logros deportivos, la desigualdad de género en el deporte, el acoso, la discriminación, la envidia de la que ha sido víctima y hasta la represión política que le ha tocado vivir.

¿Qué le motivó meterse al mundo del deporte?

El deporte para mí realmente fue una salida, yo era bastante hiperactiva. Tenía problemas de conducta, era demasiado prepotente.

Desde chiquita yo me ponía con los chavalos a pelear y me decían que todas esas energías las quemara en algo, entonces, mi mejor amigo me metió a este deporte y me gusta mucho.

¿Cuáles son sus principales logros deportivos?

Fui dos veces subcampeona y ocho veces campeona centroamericana de Judo. Medalla de plata en clasificatorias para juegos centroamericanos y del Caribe; medalla de bronce en Veracruz, México 2014; mejor atleta del año 2017 y cinco medallas de oro a nivel panamericano, quedé número uno en el Rankin de 2018. En total, 97 medallas de todos los colores.

¿Se puede vivir del deporte?

El deporte nunca me ha dado para vivir,  pero gracias a Dios  me ha abierto las puertas para crecer en el área profesional, crecer en muchas áreas, así como en el área personal de disfrutar con muchas amistades a nivel internacional de diferentes  países,  ha sido  así, como un hobby  que no lo puedo dejar.

La atleta , Sayra Laguna comenzó a los 16 años a practicar Judo. Foto tomada de su Facebook.

El deporte,  gracias a Dios, él me lo puso y en estos diez años, he estado trabajándolo de la mejor manera, porque he sido ejemplo para muchos jóvenes,  no solo de mi propio deporte, sino de también en la población en general.

¿Se sufre discriminación en el mundo del deporte?

Yo compito, no solo con las chavalas de mi categoría, porque los entrenadores las preparan para que me ganen sus pupilas, yo lucho desde mi  escuela.

Varios de los muchachos, en el momento, han sentido envidia por mis resultados a nivel internacional, igual el egoísmo por parte de los entrenadores y muchas cosas que, realmente, es triste mencionarlas.

Estamos en una sociedad donde hay mucho machismo, imagínate que mi propio tío me menospreciaba y mi propio papá me decía que yo no tenía ni capacidad.

¿Cómo se sentía cuando le decían eso?

Más valor tenía, realmente sí, porque soy de esas chavalas que no me rindo para nada y no le agacho la mirada a nadie, a nadie. En el deporte me menospreciaban mis compañeras, y a veces entrenaban solo para golpearme y que yo caducara y no fuera a un evento internacional, imagínate la gravedad de maldad que había, pero sin embargo, yo nunca me lesioné fuerte como para detenerme, Dios me protegió en muchas ocasiones de lesiones graves.

¿Usted cree que hay igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en el deporte?

No, no porque ahorita en la federación de Judo se refleja,  hay una entrenadora mujer y no le dan, pero ni el más mínimo espacio a ella. Desde allí hechas de ver que algo está mal.

¿Las mujeres están expuestas a sufrir acoso de parte de los compañeros?

De parte de los entrenadores sí, mucho acoso, ese acoso de que ¡estás bonita!, ¡te miras rica! y un sin número de cosas que hasta vergüenza da, que tu propio entrenador te enamorara.

Yo le decía, mire, a mí no me gustan los viejos, para empezar´ y yo no voy a andar con un entrenador. Yo en lo particular nunca tuve ese interés de andar con un entrenador, ni con nadie de la federación, ni nada por el estilo.

Cuando era adolescente ¿Recibía críticas por dedicar mucho tiempo al deporte?

Sí, inclusive dentro de mi familia me decían que yo era una vaga, que solo hacia eso (deporte) y no sabían que yo estaba ya en la universidad.

¿Por qué cree que los medios de comunicación le bridan más atención al deporte masculino que al femenino?

Por la afinidad, hay algunos periodistas que también nos dan la oportunidad de un espacio, pero son contados los que realmente han querido aportar un poco en el desarrollo del deporte de la mujer.

¿Qué opina de las mujeres que ahora están incursionando en deportes que antes lo practicaban solo los hombres como el boxeo, lucha libre, futbol, karate?

Que se animen esas niñas que les gusta arriesgarse en deportes que antes eran practicados solo por hombres, y que se arriesguen y que prueben de que no solo el hombre tiene capacidad, sino también nosotras, tenemos mucha más capacidad de que el hombre.

¿Quién de su familia le dio más apoyo?

Mi mamá y mi abuela, sin dudarlo, hasta el día de hoy es ese el apoyo que tengo, emocional más que todo.

¿Cómo atleta destacada recibido algún apoyo del Estado?

No, nunca. No, porque como soy atleta castigada por la dictadura,  entonces no, o sea, no he viajado, he estado detenida por dos años ya.

¿Qué hace para sobrevivir económicamente?

Ahorita tengo una página en Facebook que se llama Sayra Laguna Fit Urbano, y doy clases de acondicionamiento físico, un 90 por ciento de mis clientes son extranjeros, es mínima la participación de los nacionales.

Sayra Laguna, la atleta nicaragüense que se abrió paso en un deporte considerado para hombres. Foto tomada de su Facebook.

Espero en Dios de que me den la oportunidad de seguir creciendo, así es que he estado estos últimos meses en este negocio de los fitness.

¿Cómo hizo para compaginar el deporte con los estudios?

Para la gloria de Dios, al principio me di como vueltas a la cabeza y casi quedo loca, porque no tenía orden con el tiempo para estudiar, entrenar y trabajar.

Estudiaba los sábados, entonces, después de trabajar a entrenar y luego llegar a la casa, hacer mis tareas en la noche y así, así soy para salir adelante.

¿En algún momento estuvo en la disyuntiva de abandonar el deporte por los estudios?

Voy a retirarme del deporte hasta que yo tenga mi familia, me case, y tenga las condiciones, pero siempre ando pensando que no es retirarme totalmente.

¿Qué modelo de deportista usted admira?

Una japonesa, me gusta mucho Kaori Matzumoto, de Judo, pero que también ahora ha emprendido su negocio.

¿Cuál es su mayor satisfacción como deportista?

Ser una referencia en mí deporte, eso como que cala mucho mi corazón. Que cuando se diga Judo o Sambo, todo el mundo diga la Sayra.

Yo a veces ni los conozco, los niños, los jóvenes, pero ya saben quién soy yo, que es lo que he hecho.

¿Cuáles han sido los mayores obstáculos que ha tenido en su camino como atleta?

Los obstáculos los tenía dentro de la federación, el celo, la hipocresía, la envidia, todo eso eran reflejo de que siempre te ponían trabas para poder seguir adelante, pero sin embargo tengo un Dios que todo lo puede, un Dios de lo imposible y poco a poco me iba quitando todo obstáculo y todas aquellas cosas que las personas me deseaban o me ponían en ese momento.

¿Por qué la sancionaron?

El régimen me sancionó un 19 de diciembre de 2019 porque yo, obviamente no estaba de acuerdo con el pensar de ellos, más que todo fue porque yo critiqué la condecoración que le hizo el Comité Olímpico a Ramón Avellán, (Comisionado de la Policía).

Ya el acoso ha bajado bastante, lo único que sí me señalan ahora los fanáticos del frente, pero por mis redes sociales y a mis teléfonos,  pero  no ha sido como en años anteriores.

Foto principal: Tomada de Facebook.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email