Reviven en Nicaragua mitos alrededor de la covid-19

* El coronavirus SARS-CoV-2 es “el virus más peligroso” con el que ha lidiado la humanidad y todavía no se acaba.

Redacción IP Nicaragua

Ante una inminente ola de contagios de covid-19 empiezan nuevamente a extenderse en Nicaragua, una serie de mitos sobre la enfermedad que ya cobró la vida de 164 personas en el país, según registros del Ministerio de Salud (Minsa).

El Observatorio Ciudadano reportó un acumulado de 11,780 casos en la semana del 10 al 16 de diciembre. En ese periodo, el equipo interdisciplinario que conforma el Observatorio, registró 223 nuevos casos, lo cual representa un 89% de incremento en relación a la semana anterior.

Los especialistas que temen un repunte de casos a casi diez meses de pandemia, insisten que hay un conjunto de falsos mitos que siguen circulando y confundiendo a la población.

El virus está controlado. El médico epidemiólogo, Leonel Argüello, es categórico al afirmar que la covid-19 “no está controlada” en Nicaragua, por lo tanto, decir que la pandemia terminó es falso.

“El covid-19 no está controlado en Nicaragua, lo vamos a controlar cuando la sociedad civil decida tomar las medidas que tomó en la primera ola”, dijo Argüello durante una entrevista en el programa “La salud está en nuestras manos” que se transmite por el Canal Católico.

164 nicaragüenses han muerto por covid-19 según el Minsa. Foto: Maynor Valenzuela.

El Minsa reporta 5, 991 casos desde el pasado 18 de marzo cuando el Gobierno oficializó el primer contagio en el país. Desde hace varios meses, la población empezó a relajar las medidas preventivas.

“Lo que ha existido es una falsa seguridad basada en mucha información de que todo está normal, pero nada está normal. Hay casos, siempre, en los hospitales y sigue habiendo muertes”, comentó Argüello.

Nueva cepa de covid-19 no llegará a Nicaragua. La nueva cepa de la covid-19 detectada en Reino Unido ya fue detectada en al menos 11 países europeos.

Es una variante “más contagiosa” y peligra se extienda a los países de las Américas, incluyendo Nicaragua que no está exenta de cualquier riesgo.

“Solo hay que recordar que es el mismo cuento que se hizo antes que llegará el primer caso a Nicaragua (en marzo), no somos diferentes (…) La diferencia es que en los otros países hacen pruebas de laboratorio y encuentran los casos, aquí nosotros no hacemos pruebas de laboratorio, en ese sentido, lo que ha pasado en otro lado va a pasar aquí”, insistió Argüello.

Ignorar el distanciamiento social no trae consecuencias. Mantener el distanciamiento social, fue una de las primeras orientaciones que brindó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el contexto de la pandemia.

En Nicaragua, al inicio de la pandemia el Gobierno no orientó mantener el distanciamiento, por el contrario, empezó a convocar a eventos como la marcha denominada “Amor en tiempos del covid-19”.

En las últimas semanas se continuó convocando a ferias y actividades deportivas que suponen aglomeraciones de personas.

Recientemente, los nicaragüenses, también participaron en las fiestas de la “Purísima”, Navidad y se disponen a celebrar Año Nuevo, eventos que igual reúnen muchas personas.

Según Argüello, al ignorar el distanciamiento social la población está “rompiendo la primera medida de seguridad” frente al covid-19.

“Entre más gente hay, hay mayor concentración del virus y por un periodo suficiente que es más de 15 minutos para adquirir el virus, es el ambiente más peligroso que hay (…) Difícilmente que no te vayas a tocar ni los ojos, ni la nariz, ni la boca que es por donde entra el virus”, añadió el médico epidemiólogo.

Argüello recordó que el covid-19 es el “virus más peligroso con el que hemos lidiado los seres humanos y no se va a parar ahorita”.

El médico epidemiólogo, Álvaro Ramírez, lamentó la falta de información por parte de las autoridades de Gobierno en el país.

Ramírez coincide y recomienda mantener el distanciamiento social como una de las medidas.

“El problema es que la gente está ocultando la realidad del covid-19, no va a los hospitales y se atiende en la casa, paga todo lo sea necesario, pero el periodo de infestación y el riesgo de contagio está allí, entonces el distanciamiento social, el lavado de manos, el uso de la mascarilla, son elementos que no se pueden flexibilizar todavía”, insistió Ramírez.

Los niños no se enferman de coronavirus. Los niños sí pueden contraer la enfermedad por covid-19 y existe la posibilidad de que enfermen gravemente, es decir ese segmento de la población “no tienen ninguna protección contra el virus”.

El doctor Argüello, explicó que el 80% de niños con covid-19 no presentan síntomas.

“Se ha descubierto que se enferman en este momento y 15 días después, o un mes después de haberse presentado la enfermedad, comienzan con síndrome inflamatorio multisistémico, es decir se le inflaman los diferentes órganos, les da fiebre, les puede dar diarrea, la lengua se les pone grande, los labios se ponen grandes, eso es grave y tiene que ser atendido, algunos van a requerir cuidados intensivos, un porcentaje se complica”, afirmó Argüello.

La Ivermectina es un tratamiento preventivo: La evidencia científica apunta que este medicamento no está aprobado para la prevención o el tratamiento del covid-19.

Argüello señaló que, en Nicaragua se está incrementando la automedicación, al menos con Ivermectina que no funciona para el covid-19, ni para la prevención, ni el tratamiento, por lo que es necesario que los médicos orienten a los pacientes.

“Ya sabemos que esos medicamentos ivermectina, cloroquina, no están avalados ni por la OMS, ni por el FDA, ni por otros organismos que son los expertos mundiales (…) Los mismos mitos están como refrescándolos, la automedicación conlleva peligro”, insistió Argüello.

Foto portada: Orlando Valenzuela. 

Entradas recomendadas