¿Qué se habla sobre la reactivación de diálogo entre Gobierno y oposición venezolana?

Varios sectores piden un diálogo más “incluyente” y abordar la necesidad de que se “alcancen” los acuerdos de la mesa social para destinar recursos a la atención humanitaria y social en Venezuela.

CARACAS — Una clara “señal” de que próximamente se reactivará el proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición de Venezuela, como han expresado fuentes cercanas al proceso, es el punto número 10 de la Declaración conjunta entre Nicolás Maduro y Gustavo Petro, en su encuentro esta semana.

“El presidente Gustavo Petro augura el mayor de los éxitos en la reanudación de la mesa de diálogo entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y la oposición venezolana y para lo cual estamos a su disposición”, dice el texto divulgado tras la reunión en Caracas.

Indira Urbaneja, analista política y CEO de Reunificados, una organización que promueve la mediación y la reconciliación, considera “interesante” la posibilidad de que Petro pudiera actuar como mediador en el proceso.

“Es una de las personas que defiende que el diálogo venezolano debe involucrar a más actores”, subraya mientras plantea la interrogante sobre qué ocurrirá con el sector del chavismo que considera que el proceso de México perdió vigencia.

En ese sentido, la analista señaló que la reanudación del proceso estaría “incompleta” si no se incluye a otros factores de la oposición venezolana pues, a su juicio, mientras más actores representativos de la “vida pública nacional” participen, mayores serían las posibilidades de éxito.

“Entendiendo que uno de los posibles puntos que se pudieran tratar en esta nueva fase sería preparar el terreno para las elecciones presidenciales y entender unos comicios con garantías, cómo se negocia con un grupo muy reducido de los posibles participantes”, se preguntó.

Para Urbaneja, lo planteado, “hasta el momento”, es el inicio de una ronda de diálogo exploratoria, pero considera que, en esta ocasión, “no hay marcha atrás”, luego del canje de estadounidenses que estaban detenidos en una cárcel de los servicios de inteligencia en Caracas por dos sobrinos del mandatario venezolano condenados por narcotráfico en EEUU.

“Nicolás Maduro entiende que la reactivación de la mesa de diálogo es el gesto necesario, es el gesto que está faltando para terminar de empujar la flexibilización de sanciones en el sector petrolero, esto varias veces lo han dejado saber personas ligadas a la Casa Blanca”, dijo a la Voz de América.

Recursos

Sobre el reinicio del proceso, Antonio Ecarri, presidente de la Alianza del Lápiz, un partido político independiente de la oposición, dijo estar preocupado por un “diálogo a oscuras”.

“El país no conoce el diálogo, no conoce qué van a hablar ahí, ni qué van a negociar ahí. Sospechamos de varias cosas. Yo quisiera primero qué me dijeran qué van a hacer con la renta petrolera y con el dinero congelado que se va a descongelar, cómo se va a usar, adónde se va a usar y quién lo va a usar”, respondió consultado por la VOA.

El comentario de Ecarri, quien a principios de año anunció que se postulará como candidato en las elecciones presidenciales del 2024 sin pasar por las primarias opositoras, surge luego de que fuentes conocedoras del proceso detallaran, extraoficialmente, que uno de los temas en las conversaciones será un “acuerdo social” para brindar ayuda humanitaria mediante un fondo de 3.000 millones de dólares administrado por la ONU.

Al respecto, Nicmer Evans, pre candidato presidencial y líder del Movimiento Democracia e Inclusión (MDI), dijo esperar que “sea para el bien de todos los venezolanos, y no se convierta en un saqueo más”.

Urbaneja destaca que el punto que “de verdad espera” el venezolano, es que se alcancen los acuerdos de la mesa social para que los recursos del Estado que están controlados por el gobierno interino se destinen a la atención humanitaria.

“La principal atención se centra en el tema económico-social y no en el tema político y esto es una lectura importante para definir qué se debe negociar en México y sobre qué. Los venezolanos están en una fase donde la prioridad es ver cómo superar los desafíos socioeconómicos”, insiste.

Distintas organizaciones de la sociedad civil y la comunidad internacional han abogado por el reinicio del diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición que fueron suspendidos en octubre del 2021, tras la extradición a EEUU del empresario colombiano Alex Saab.

En agosto, el gobierno venezolano había condicionado la reanudación del diálogo con la oposición en México a la devolución de un avión detenido en Argentina desde junio por posibles vínculos con terrorismo.

“No nos vamos a mover ni en cosas de diálogo, ni en cosas de negociación, ni en ninguna cosa de esa, muy sencillo. Igual que como dijimos con el diplomático secuestrado, Alex Saab”, dijo Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional de mayoría chavista y jefe de la delegación oficialista en los diálogos con la oposición en México.

Esta semana, el diputado chavista, Diosdado Cabello, uno de los hombres clave del gobierno venezolano, atacó a Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, quien a finales de octubre dijo que había que “hacer toda la presión política” para favorecer el regreso a la mesa de diálogo.

“!Qué tipo tan bobo! ¿Cuál presión política?, gafo. ¿Qué vas a presionar?, ¿con qué vas a presionar?, ¿con qué nos vas a presionar?, eso es una decisión del presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela que tiene sus tiempos”, dijo en su programa televisivo de los miércoles.

Con información de la Voz de América 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email