Migrantes venezolanos varados en Colombia abandonan Necoclí por nueva política migratoria de EE.UU.

Miles de migrantes que se encontraban en Necoclí han suspendido su viaje por el Tapón del Darien con rumbo a Estados Unidos tras el anuncio del nuevo plan migratorio del Gobierno de Joe Biden para los venezolanos.

BOGOTÁ — En Colombia, según datos oficiales, unos 10.000 migrantes venezolanos que se encontraban en Necoclí, al norte del país, a la espera de cruzar la peligrosa selva del Tapón del Darién, han decidido retornar a sus lugares de origen ante la nueva política migratoria para los venezolanos anunciada por Estados Unidos la pasada semana.

Miguel Andrade, migrante venezolano, que buscaba llegar a Estados Unidos, le dijo a la Voz de América que ahora planea regresar a Perú, país de donde salió en los primeros días de octubre.

“Regresarnos porque ya no nos interesa ingresar en la selva, es peligroso, yo voy con un hijo y con mi esposa. No tenemos ninguna garantía de quedarnos en esos países a pasar necesidad, lo mejor es regresarnos donde -digamos- en algún momento fuimos acogidos”, comentó.

El embajador de Estados Unidos en Colombia, Francisco Palmieri, visitó el pasado sábado Necoclí, para conocer la situación de los miles de migrantes que se encontraban varados en esta población.

“Estamos haciendo una vista en Necoclí para ver la realidad de esa crisis humanitaria que se presenta en las playas; hay mucha gente. Venezolanos particularmente transitando hacia Panamá, para lograr un camino al norte”, dijo.

“Los venezolanos que lleguen serán devueltos a México. Segundo, hay un programa que permite la solicitud de una visa humanitaria desde el país donde se encuentran para llegar a Estados Unidos, particularmente familiares juntos, entonces, el camino desde Necoclí hasta los Estados Unidos es bastante peligroso, queremos recomendar a esa gente que no comiencen ese viaje”, agregó.

Ante el nuevo escenario, los migrantes venezolanos hacen un llamado al gobierno de Estados Unidos, para que estudie las opciones de quienes se quedaron en Necoclí, con la esperanza de llegar a Norteamérica y solicitar asilo.

“Regresarnos a Venezuela, es lo único que nos queda, por el momento no tenemos el dinero para regresar, es una mala noticia, yo vendí todo, yo iba a seguir si me enviaban dinero, pero ahora con esta noticia la única opción que tengo es regresar a Venezuela”, le comentó a la VOA Jenny Quintero, migrante venezolana.

Carolina Colmenares, otra migrante venezolana, le dijo a la VOA, entre lágrimas, que no sabe qué hacer ahora que no podrá entrar a los Estados Unidos como tenía planeado.

“Cumplir metas, sacar mis hijos adelante, vendimos todo, quedamos sin nada, llevamos 5 días, aquí todo es gasto tras gasto, nos trancaron todo, no sabemos qué vamos hacer. Yo me vine con mis hermanas, mis cuñadas, mi dos hijos, no podemos devolvernos, en Venezuela no tengo nada. Si me devuelvo, me iría a otra ciudad en Colombia, nosotros hemos dejado todo atrás para seguir adelante”, reveló.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email