Israel continúa operación en hospital de Gaza entre llamados a una pausa humanitaria

Israel dice que Hamás utilizó el hospital de Gaza como centro de mando, y a los pacientes y al personal del lugar como escudos humanos
Israel, Gaza

Los soldados israelíes continúan las operaciones dentro y alrededor del Hospital Al Shifa de Gaza, que allanaron la madrugada del miércoles en busca de militantes de Hamas apenas minutos después de advertir a los funcionarios del Ministerio de Salud sobre la inminente operación.

Las Fuerzas de Defensa de Israel describieron su operación como «precisa y dirigida». Israel dice que Hamás utilizó el hospital como centro de mando, y a los pacientes y al personal del lugar como escudos humanos, acusaciones que los funcionarios de salud de Hamás y Gaza niegan.

Israel no ha aportado fotografías ni videos que respalden sus afirmaciones sobre los militantes de Hamás en Shifa, aunque ha compartido imágenes de militantes operando en barrios residenciales y posicionando cohetes y armas cerca de escuelas y mezquitas. Shifa es el hospital más grande de Gaza.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, calificó la incursión de las FDI en el hospital Shifa como «totalmente inaceptable».

Lea además: ¿Por qué las elecciones en Estados Unidos se celebran en martes?

Tedros dijo en una conferencia de prensa en Ginebra el miércoles que «los hospitales no son campos de batalla» y que los pacientes y el personal deben ser protegidos incluso si las instalaciones se utilizan con fines militares.

El presidente estadounidense, Joe Biden, acusó a Hamás de operar un centro de mando en el hospital Shifa, lo que calificó de «crimen de guerra».

«Se da una circunstancia en la que Hamás comete el primer crimen de guerra al tener su cuartel general, su ejército escondido bajo un hospital», dijo Biden durante una conferencia de prensa el miércoles en Woodside, California, después de reunirse con el líder chino Xi Jinping. «Y eso es un hecho. Eso es lo que sucedió».

Mientras tanto, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó el miércoles por la noche una resolución que pide «pausas humanitarias urgentes y prolongadas» en Gaza. Doce miembros del consejo votaron a favor, ninguno votó en contra y tres (Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido) se abstuvieron. El representante permanente adjunto de Israel dijo que la resolución estaba «separada de la realidad sobre el terreno».

La resolución aprobada también pide «la liberación inmediata de todos los rehenes en poder de Hamás».

Según se informa, se están llevando a cabo negociaciones sobre una propuesta de acuerdo según la cual Hamás liberaría al menos a 50 mujeres y niños que mantiene como rehenes en Gaza a cambio de mujeres y niños palestinos retenidos en prisiones israelíes.

Hamás tomó aproximadamente 240 rehenes israelíes y extranjeros durante el ataque que llevó a cabo en Israel el 7 de octubre.

Puede interesarle: Se agotan refugios para familias migrantes en Massachusetts

Las FDI dijeron el miércoles que sus fuerzas que operaban en el Hospital Shifa estaban formadas por «equipos médicos y hablantes de árabe, que han recibido un entrenamiento específico para prepararse para este ambiente complejo y delicado, con la intención de que no se cause daño a los civiles».

El ejército también dijo que había entregado incubadoras, alimentos para bebés y suministros médicos al hospital en conflicto.

Después de registrar el complejo médico, Israel dijo que encontró armas, material de inteligencia y equipos de comunicaciones pertenecientes a Hamás. El Ministerio de Salud dirigido por Hamás dijo que el ejército israelí no encontró armas.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo en una declaración: «No hay lugar en Gaza al que no podamos llegar. No hay escondites. No hay refugio ni refugio para los asesinos de Hamas».

«Alcanzaremos y eliminaremos a Hamas, y traeremos de vuelta a nuestros rehenes», afirmó. «Éstas son dos misiones sagradas».

Munir al- Boursh, un alto funcionario del Ministerio de Salud de Gaza, dijo que las fuerzas israelíes saquearon el sótano y otros edificios en Shifa, incluidos los que albergaban los departamentos de emergencia y cirugía.

«Todavía están aquí», dijo por teléfono desde el interior del hospital, horas después de comenzar la redada. «Los pacientes, las mujeres y los niños están aterrorizados».

Lea también: Sobrevivientes de Otis, desesperados por conseguir comida y ayuda ante la lentitud del gobierno

No fue posible evaluar de forma independiente la situación en el interior.

Hamás dijo en un comunicado que la administración Biden esencialmente dio a las FDI «luz verde» para llevar a cabo la redada y dijo que Biden sería «plenamente responsable» de los resultados de la operación.

La Casa Blanca rechazó la afirmación de Hamás. El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo a los periodistas: «No dimos aprobación a sus operaciones militares alrededor del hospital».

Hamás dijo que unos 650 pacientes y entre 5.000 y 7.000 civiles palestinos se han refugiado en los terrenos del hospital.

Después de la redada en el hospital, Biden habló con Netanyahu sobre los últimos acontecimientos en la guerra. La Casa Blanca dijo que discutieron extensamente los esfuerzos en curso para asegurar la liberación de los rehenes, incluidos nueve estadounidenses y un ciudadano extranjero con derechos laborales en Estados Unidos.

Biden dijo el martes que cree que los rehenes retenidos por militantes de Hamas en Gaza serán liberados, pero no dio un calendario. Envió un mensaje a los rehenes detenidos: «Resistan, ya vamos».

Hay que proteger el hospital

El martes temprano, el presidente estadounidense Joe Biden dijo que los hospitales en Gaza Joe Biden, dijo que los hospitales de Gaza “deben ser protegidos” mientras las fuerzas israelíes continúan atacando las instalaciones de atención médica en el enclave por afirmar que Hamás las está utilizando como cobertura.

El presidente estaba respondiendo a los informes sobre el empeoramiento de la crisis en el hospital de Al Shifa, el principal centro médico de la Ciudad de Gaza, que ha estado rodeado y bajo asedio por las fuerzas israelíes durante varios días.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo a los periodistas a bordo del avión presidencial que miembros de Hamás y la Yihad Islámica Palestina operan un centro de comando y control desde Shifa y usan túneles debajo para apoyar sus operaciones militares y mantener rehenes. Agregó que los militantes han almacenado armas allí y están preparados para responder a una operación militar israelí contra esa instalación.

«Ahora, para ser claros, no apoyamos el ataque a un hospital desde el aire, y no queremos ver un combate a tiros en el hospital donde personas inocentes, personas indefensas, personas enfermas simplemente intentan obtener la atención médica que merecen y no quedar atrapados en un fuego cruzado».

Kirby advirtió que las acciones de Hamás «no disminuyen las responsabilidades de Israel de proteger a los civiles en Gaza».

Las autoridades palestinas en Gaza dicen que más de 11.000 personas, de ellas alrededor del 40 % niños, han muerto desde que Israel lanzó una gran ofensiva aérea y terrestre en respuesta al ataque de militantes de Hamas en el sur de Israel el 7 de octubre que dejó 1.200 muertos. Más de 240 personas fueron secuestradas y actualmente están retenidas como rehenes por Hamás.

La oficina humanitaria de las Naciones Unidas dijo el martes que más de dos tercios de la población de Gaza, de 2,3 millones de habitantes, han huido de sus hogares desde que comenzó la guerra.

El ejército israelí dijo que se había apoderado de varias instalaciones gubernamentales en la Ciudad de Gaza, incluido el edificio de la legislatura del territorio, el cuartel general de la policía de Hamás y un complejo que alberga el cuartel general de inteligencia militar de Hamás.

«En cada lugar, las fuerzas enemigas fueron eliminadas, el lugar fue demolido», dijo un comandante israelí.

A medida que avanza su incursión militar, Israel ha rechazado la creciente e intensa presión internacional para imponer un alto el fuego que permita la entrega de ayuda humanitaria críticamente necesaria a Gaza. Sin embargo, ha acordado pausas humanitarias diarias de cuatro horas para permitir la apertura de dos corredores que permitan a los palestinos evacuar el norte de Gaza.

Con información de la Voz de América

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email