Inicia novena a la Virgen María, la fiesta mariana más importante en Nicaragua

Con la novena, las familias se preparan para dar el grito mariano este 7 de diciembre de «Quién causa tanta alegría». 
purísima

Este lunes 28 de noviembre inicia la novela a la Virgen María en Nicaragua y culminará este próximo 6 de diciembre, en estos días los devotos a la Virgen realizan sus peticiones especiales y otros cumplen sus promesas de los favores recibidos. Con la novena, las familias se preparan para dar el grito mariano este 7 de diciembre de «Quién causa tanta alegría».

A la Inmaculada Concepción, el mundo católico la venera y celebra desde mucho tiempo antes de que los españoles trajeran y difundieran el cristianismo. Pero la fiesta de La Gritería es típicamente nicaragüense y constituye un rasgo fundamental de nuestra identidad nacional y cultural.

Según historiadores, comenzó el 7 de diciembre de 1857 cuando un anciano sacerdote leonés llamado Gordiano Carranza, salió al atrio de la Iglesia de San Felipe donde se celebraba el último día del novenario de la Virgen María, y gritó ante los feligreses ahí congregados la pregunta que ha marcado a cientos de generaciones: “¡¿Quién causa tanta alegría?!”, la cual fue respondida por el mismo sacerdote Carranza y coreado por los fieles: “¡La Concepción de María!”.

Posteriormente, a fines del siglo 19, el último obispo de la Diócesis de Nicaragua (antes de que el país fuese convertido en Arquidiócesis), Monseñor Simeón Pereira y Castellón, inició la costumbre de proclamar oficialmente el comienzo de La Gritería en el atrio de la catedral de León, a las 6 de la tarde del 7 de diciembre, con el famoso grito de: “¡¿Quién causa tanta alegría?!”

Restricciones en Masaya

El padre Bismarck Conde, encargado de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Masaya, informó este 23 de noviembre a la feligresía que durante los días del rezo se suspenden visitas y celebraciones de la imagen en hogares de barrios aledaños al templo.

También se suspenden los recorridos tradicionales de la imagen, debido a que permanecen firmes las prohibiciones de la policía a la Iglesia católica en ese municipio.

El presbítero, que además se desempeña como vicario foráneo del departamento de Masaya, mencionó que como iglesia pensaron que las prohibiciones de la policía solo iban a aplicarse en las procesiones en las celebraciones patronales a San Jerónimo y San Miguel, como se conoció en los meses anteriores.

Iglesia perseguida

La Iglesia Católica de Nicaragua vive momentos muy difíciles ante la persecución del régimen izquierdista, el cual ha encarcelado a varios sacerdotes que abiertamente se habían pronunciado en contra de las violaciones a los derechos humanos. Entre los arrestados está el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez.

La represión estatal contra la Iglesia católica en Nicaragua ha dejado a unos 55 sacerdotes exiliados, dos desterrados y múltiples procesos judiciales contra una decena de religiosos, entre sacerdotes, seminaristas y laicos, revela el VII Informe Contra la Tortura del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

El capítulo “Persecución contra la Iglesia Católica” explica que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha ordenado la cancelación de la personalidad jurídica de 29 oenegés de carácter religioso en los últimos dos meses, cuando se intensificaron los ataques de la dictadura contra la Iglesia en Nicaragua.

Con colaboración de Voces en Libertad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email