FVBCH: Represión y censura contra la prensa independiente en medio de las “tragedias”

* Organización documentó 26 violaciones a la libertad de prensa en noviembre pasado

Redacción IP Nicaragua

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) denunció la continuidad de la represión y censura en contra de los medios independientes en medio de la emergencia por los huracanes Eta e Iota, logrando documentar en noviembre pasado 26 violaciones a la libertad de prensa.

“Ni las tragedias detienen al Gobierno para amedrentar y censurar a la prensa independiente (…) Es abominable registrar que, en el mes de noviembre, aún en medio de las tragedias naturales el Gobierno siga con su escalada represiva y el predominio de la cultura del secreto estatal como política de comunicación estatal”, denunció en su informe la FVBCH.

Según el informe se logró comprobar que hubo “censura periodística” en la cobertura de los daños causados por los huracanes Eta e Iota, que impactaron en el territorio nicaragüense el pasado 4 y 17 de noviembre, respectivamente.

“En los mismos centros de albergues donde se encontraban personas damnificadas en la Costa Caribe Norte, no se les permitió el ingreso de la prensa independiente bajo el pretexto de que solo podían acceder funcionarios del gobierno. Estos hechos confirman que el Gobierno politiza hasta la tragedia”, denuncia la FVBCH.

Los casos documentados

De acuerdo con el informe, las agresiones contra la prensa independiente continúan intensificándose en el país.

En el mes de noviembre, de los 26 casos de violaciones a la libertad de prensa, según la FVBCH, 22 fueron cometidos contra periodistas, camarógrafos, directores de medios, fotógrafos y jefes de prensa.

Por otro lado, indica que 4 de los casos fueron perpetrados directamente contra los medios de comunicación.

La periodista Ileana Lacayo, miembro de la comisión ejecutiva de la organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) señaló que es evidente que el Gobierno sigue ejerciendo una labor de criminalización en contra de los comunicadores en el país.

“Nosotros no nos detenemos en documentar, denunciar y acompañar a las víctimas de estas violaciones a derechos humanos en contra de mujeres y hombres de prensa (…) Cada acción en contra de periodistas, seguiremos documentándola, denunciándola y tomando acciones, hoy más que nunca nuestra mayor fortaleza es estar unidos y organizados”, destacó la periodista.

Policía continúa asediando

El constante asedio que vive la periodista Kalúa Salazar, jefa de prensa de radio La Costeñísima en Bluefields es uno de los casos reincidentes, detalla el informe.

“En el mes de noviembre continuó el implacable y enfermizo acoso policial en contra de la periodista y jefa de prensa de Radio la Costeñísima Kalúa Salazar, quien en los últimos 4 meses ha sido víctima de asedio y hostigamiento domiciliar en 13 oportunidades”, menciona la FVBCH.

En este periodo, además la FVBCH reporta 9 casos en el que se negó el acceso a la información, 11 agresiones y ataques, 2 detenciones arbitrarias, 2 discursos estigmatizantes y 2 procesos judiciales.

Lacayo asegura que a la organización PCIN le preocupa y alarma mucho todas las agresiones y violaciones contra periodistas independientes.

“Nos preocupa y denunciamos además la consecución de agresiones contra periodistas que daban cobertura a la emergencia y crisis humanitarias debido a las afectaciones de los huracanes Eta e Iota, además, de que más de 24 colegas han sido afectados directamente por los efectos directos e indirectos de estos ciclones”, expresó.

Policía principal agresor

En el mes de noviembre, la FVBCH constató que en el 92% de los hechos documentados (24 casos) fueron perpetradas por agentes estatales, principalmente efectivos de la Policía Nacional, jueces y funcionarios de las alcaldías.

“En los 11 meses que hemos sistematizado en el 2020 la Policía Nacional puntea como la institución más alérgica a garantizar el respeto y brindar plenas garantías para el libre ejercicio de la libertad de expresión y de prensa”, menciona el texto.

En el 8% de los casos (2) no fue posible identificar a los victimarios, pero las evidencias y el tipo de las agresiones, hace suponer que “fueron cometidos por grupos paraestatales”, según los afectados.

Al respecto, Lacayo coincidió en que las agresiones, asedios y amenazas continúan siendo por parte de agentes de la “Policía del régimen, y por parte de las instituciones del Estado y paramilitares”.

La FVBCH también conoció que, en dos departamentos del país, efectivos de la Policía Nacional, visitaron a dueños de medios de comunicación con enfoque comunitario para persuadirlos que modifiquen el contenido o línea editorial de sus espacios noticiosos.

“Algunos propietarios han realizado algunas modificaciones, como no informar sobre actividades realizadas por organizaciones de la sociedad civil y han mutado el enfoque de sus noticieros, teniendo mayor presencia, los sucesos, servicios sociales y noticias internacionales”, revela el informe.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email