¡Una de cal y otra de arena! Félix retiene su corona y René falla en su primera defensa

Félix Alvarado sigue siendo el campeón de las 108 libras de la FIB, pero su hermano, René Alvarado, sufrió la pérdida de su título de las 130 libras de la AMB. 

Harold Briceño Tórrez (@Briceoharold)

Al amanecer de hoy, en la casa de los Alvarado hay una extraña mezcla de emociones. Felicidad por el nocaut que le permitió a Félix retener su título de las 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) ante el sudafricano Deejay Kriel, y lamento por la derrota de René, quien perdió su corona de las 130 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) frente al venezolano Roger Gutiérrez.

Durante una cartelera que se llevó a cabo en Dallas, Texas, apenas el segundo día del 2021, el primero de los gemelos en subir al ring fue Félix, quien estaba en su debut en el mercado estadounidense. Como suele ser su estilo, se fue encima de su rival desde el primer asalto con una impresionante ráfaga de golpes. Kriel, que quizás no se esperaba un tempranero ataque de esa magnitud, no encontró la forma para contrarrestar a Félix, aunque sí exhibió una resistencia digna de elogios.

Tal fue la consistencia y determinación del ataque del más pequeño de los Alvarado, que se pensó la pelea terminaría más pronto de lo esperado. En el segundo y cuarto asalto Félix puso en malas condiciones a Kriel y aunque tuvo el tiempo necesario para poder liquidarlo no lo hizo, pues el sudafricano sacó a relucir su corazón y agallas. En los rounds posteriores, Félix bajó el ritmo de golpes lanzados sin dejar de meter en zona de peligro a su rival. Con golpes certeros y contundentes lo castigó tanto que en el décimo asalto el réferi decidió detener el combate. La decisión fue razonable, pues hacía tiempo que Kriel no tenía más que ofrecer ante un Félix agigantado.

Tras su categórico triunfo, Félix Alvarado suma dos defensas exitosas de su título y mejoró su marca a 36 victorias con dos derrotas, siendo 31 de sus triunfos por la vía del nocaut. Se espera que el siguiente paso sea la unificación de títulos y luego dar el salto a las 112 libras.

René Alvarado cayó por decisión unánime ante Róger Gutiérrez. CORTESÍA Tom Hogan-Hoganphotos / Golden Boy

Caída fatal

Luego de la fabulosa presentación de Félix, René subió al ring para defender por primera vez su campeonato de las 130 libras de la AMB y cerrar así una noche perfecta para el boxeo nicaragüense. Sin embargo, los hechos dentro del ring no sucedieron como se esperaba. El nica pagó caro su tímido inicio y en el segundo asalto cayó en par de ocasiones ante el asombro de todos, incluyendo su rival, el venezolano Róger Gutiérrez, a quien ya había vencido en el 2017.

Esas dos caída parecían marcar desde muy pronto el destino de la pelea, no obstante, en el mismo episodio René consiguió cortar al venezolano enviando señales de vida. Sin hacer alarde y frente a un rival que se equivocó de planteamiento, el más grande de los Alvarado  se adueñó de la pelea con tal autoridad que al completarse el round 11, los jueces lo tenían arriba en las tarjetas 104-103.

Sin embargo, en el round 12 fue tumbado por tercera vez y perdió el asalto por diferencia de dos puntos. Al final los jueces dieron una decisión unánime 113-112 a favor de Gutiérrez, quien en noviembre del 2020 sufrió la muerte de su madre.

Según reportes, en el contrato de esta pelea existía una cláusula de revancha y el equipo de René Alvarado, cuyo récord desmejoró a 32 victorias (21 nocauts) con 9 reveses, ya empezó las gestiones para forzar una tercera pelea contra Gutiérrez.

Foto portada: Félix Alvarado forjó una tremenda presentación en Dallas. CORTESÍA Tom Hogan-Hoganphotos / Golden Boy. 

Entradas recomendadas