Famoso escritor de Netflix: «No he me visto a mi padre en Nicaragua, pero sé que está bien»

Hijo de Francisco Aguirre Sacasa dijo que la noticia del cambio de régimen de su padre a arresto domiciliario lo ha dejado atónito y lleno de gratitud

 

El escritor de las populares series de Netflix Riverdale y Sabrina, Roberto Aguirre Sacasa, dijo sentirse agradecido por cambio de régimen de su padre el ex canciller Francisco Aguirre Sacasa, quien se encontraba en prisión y cuyo estado de salud era muy malo.

El ex canciller fue uno de tres opositores nicaragüenses acusados por el delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional y que «por razones humanitarias» pasaron de prisión preventiva a arresto domiciliario, informó este sábado el Ministerio Público.

El escritor de Netflix catalogó la decisión como un milagro, destacó que su padre está en casa y que ha sido una buena noticia saber que después de 206 días de sufrimiento por su mal estado de salud, pueda cumplir condena en su domicilio.

«Anoche durmió en su propia cama, al lado de su esposa. No hemos podido hablar con él ni con mi mamá, pero ahora mismo, eso no importa porque éestá en casa. Estamos atónitos y llenos de gratitud a todos los que nos han ayudado en este viaje. No sabemos cuándo podremos volver a verlo, pero ahora sabemos que lo haremos», señaló.

Actualmente, Roberto Aguirre Sacasa tiene una exitosa carrera como guionista e historietista en Marvel Comics y Netflix por la redacción de guiones para las series de televisión Sabrina, Riverdale, Glee y Big Love; y está aprovechando dicha popularidad y el apoyo de su electo para demandar la liberación de su padre.

Aguirre ha usado su fama para interceder por la libertad de su padre, incluso, ha recibido apoyo de los actores famosos de sus series.

Familiares firmantes de pronunciamiento de 25 de enero, quienes llamaron a una negociación conjunta que permita la liberación de los presos políticos, señalaron que hubo buena voluntad de parte del Gobierno al cambiar de régimen a tres opositores que se encontraban mal de salud.

“Hoy 21 de febrero de 2022, agradecemos a las asociaciones cívicas, partidarias, y gremiales el apoyo que nos prestaron desde ese primer momento. También agradecemos la disposición siempre humanitaria de nuestra Iglesia, y reconocemos además la muestra de buena voluntad que el gobierno de Nicaragua extendió recientemente a tres presos políticos de edad avanzada y salud frágil”, dijeron los familiares en un comunicado.

Los beneficiados con el cambio de régimen carcelario a domiciliar son, además de Arturo Cruz, de 68 años, el excanciller Francisco Aguirre Sacasa, de 77 años, y el exvicecanciller José Bernard Pallais Arana, de 68 años.

En una declaración, el Ministerio Público de Nicaragua explicó que solicitó ante la autoridad judicial el cambio de medida cautelar de prisión preventiva a detención domiciliaria con custodia policial de esos tres opositores por razones humanitarias.

«El Ministerio Publico, al tener conocimiento del estado de salud de las personas antes referidas, por razones humanitarias, pidió a la autoridad judicial el cambio de medida cautelar de prisión preventiva por detención domiciliaria, lo que fue autorizado por la correspondiente autoridad judicial», indicó.

“Los firmantes del comunicado de enero 25 por este medio reiteramos nuestro anhelo de ver pronto en sus hogares a los hermanos y hermanas que continúan tras las rejas, en particular a los de la tercera edad y en estado de salud precario. Y les compartimos a todos los nicaragüenses nuestra convicción de que este anhelo es una fuerza constructiva, la cual nos mueve a seguir buscando la convivencia ciudadana y la paz nacional”, señaló el comunicado de los familiares presos.

El pronunciamiento de los Familiares de Presos Políticos del 25 de enero señalaba que, “ante esta situación, apelamos a los gobernantes y a las fuerzas vivas de la nación, así como a nuestra Iglesia para que encabecen y apoyen un proceso de unificación ciudadana, dispuestos a construir puentes; dispuestos a escucharnos los unos a los otros para así comenzar a desarmar la desconfianza mutua que por siglos nos ha dividido”.

“Llanamente hacemos nuestro llamado a esta tarea contractiva por amor profundo a nuestros presos, pero que no quepa la menor duda de que también nos mueve un serio compromiso con la Patria, para la cual deseamos más esperanza y menos angustia en todas sus esferas – espiritual, económica, cívica, social y política-”, agregaron.

Por el momento, no hubo una respuesta oficial del gobierno de Nicaragua.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email