Extorsión fiscal deja en el desempleo a trabajadores de Pastelería Margarita

Más de 40 colaboradores de Pastelería Margarita, una empresa familiar fundada en los años ochenta por por Josefina «Pinita» Gurdián (q.e.p.d), quedaron en la calle debido a una extorsión fiscal que sufrieron por parte de la Alcaldía de Managua les impuso una multa por 22 millones de córdobas (US$601,092.90).

La municipalidad al mismo tiempo inició un proceso penal en contra de la junta directiva de la empresa, quienes habrían accedido a entregar los bienes para acabar con el mismo, pero hasta ahora no se sabe si la municipalidad lo aceptó.

Esta pastelería se definía como una «empresa familiar» que nació del espíritu emprendedor de «Pinita», madre de la opositora y excarcelada política, Ana Margarita Vijil, quien sufrió destierro junto a otros 221 presos políticos.

Su fundadora comenzó haciendo galletas y distribuyéndolas en locales comerciales de Managua.

Con los años, el negocio creció y tenía una central de producción y cinco sucursales de venta en puntos clave de Managua.

Saña con la familia

A los trabajadores de la empresa familiar, que se especializó en pasteles y reposterías; crepería y restaurante; y el servicio de catering para ocasiones y eventos especiales a particulares, organizaciones y empresas, se les indemnizó en cumplimiento de sus obligaciones.

Este es otro golpe a la familia, pues en 2023 Ana Margarita Vijil sufrió la muerte de su mamá, quien se vio imposibilitada de viajar al extranjero para hacerse exámenes especializados, pues el régimen le retuvo su pasaporte.

El 2 de septiembre de 2021, Gurdián intentó vía terrestre llegar a Costa Rica para sus exámenes médicos, pero fue impedida por las autoridades de Migración y Extranjería que actúan alineadas con el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email