El periodismo nicaragüense no se da por vencido y se renueva en el mundo digital

* Según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro al menos 27 plataformas digitales han surgido en los últimos dos años

Redacción IP Nicaragua

En un mundo altamente globalizado, el ejercicio del periodismo no debe quedar rezagado. Al contrario, los periodistas deben ser atrevidos y ajustarse a esa realidad que incluye el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

En Nicaragua, el proceso no ha sido tan rápido. Los primeros en dar ese paso hacia lo digital fueron los diarios tradicionales, recuerda el periodista Juan Ramón Huerta, docente y fundador de la plataforma digital Nuevas Miradas.

“Primero comenzó La Prensa y después El Nuevo Diario. Comenzaron a subir materiales que alimentaban el sitio durante el día, que por la tarde se enriquecían y se iban al impreso, entonces, el digital era como el que anunciaba lo que iba a salir al día siguiente en el impreso, mucho más amplio. Nadie creía en lo digital”, rememora Huerta.

Cuando los dos grandes diarios comenzaron a darse cuenta que el número de lectores del impreso estaba “bajando estrepitosamente comenzaron a buscar la ruta digital”, agregó Huerta.

El paso hacia lo digital, según este periodista, se aceleró cuando los grandes medios empezaron a “reducir personal por problemas de circulación” y después agravado por la crisis sociopolítica de 2018, debido al “secuestro que hicieron de los materiales a los dos grandes periódicos”.

El 27 de septiembre de 2019, los nicaragüenses fueron sacudidos con el anuncio del cierre definitivo de El Nuevo Diario -considerado el segundo más antiguo y de importancia en Nicaragua- y del rotativo Metro.

A los pocos días, el 7 de octubre de 2019, La Prensa anunció el fin de la versión digital del periódico Hoy, un diario dirigido a segmentos populares, debido a que no pudo seguir manteniéndose, con el tiempo eso significó reducción de personal.

Juan Ramón Huerta. Foto: El Nuevo Diario.

Un día antes, el diario de mayor circulación había anunciado el cierre de su edición impresa de El Azote, un suplemento satírico semanal, tras casi 25 años de publicación dominical.

“Empezaron a desaparecer algunos medios tradicionales”, insistió el periodista fundador de Nuevas Miradas.

Resurgen medios digitales

En 2018, con la crisis sociopolítica en Nicaragua emergieron nuevas plataformas digitales.

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) estima que unos 27 medios digitales están funcionando a la fecha.

En medio de la crisis que envolvió a los nicaragüenses ese año, surgió Nicaragua Investiga, una plataforma digital enfocada en temas de investigación a fondo, análisis y dedicada a contar historias.

Jennifer Ortiz, fundadora de Nicaragua Investiga. Foto: Cortesía.

Su fundadora, la periodista Jennifer Ortiz, confesó a IP Nicaragua que en ese momento era la “única alternativa” que tenía en un país convulsionado por las protestas contra el gobierno.

La plataforma oficialmente nació el 14 de junio de 2018 para vencer la censura impuesta por el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“En Nicaragua es sumamente difícil establecer un medio de comunicación tradicional por dos razones, la primera son los altos costos y la segunda es que, las frecuencias de operación para, por ejemplo, tener frecuencias de radio o frecuencias de televisión están bajo la administración de Telcor, institución estatal, que se ha asegurado de bloquear el acceso a personas independientes”, comentó Ortiz.

Guillermo José Medrano, coordinador de derechos humanos en la FVBCH, explicó que a raíz de los eventos de abril de 2018, en Nicaragua la mayoría de los periodistas tenían únicamente dos caminos, abandonar la profesión y dedicarse a otras actividades económicas o reinventarse.

“La mayoría de los que se reinventaron estaban en el exilio, muchos de los medios nacieron y todavía algunos están en el exilio y los otros fueron los periodistas que, por las razones que todos conocemos de la crisis sociopolítica, que incluye la crisis económica, tuvieron que buscar qué hacer y unos fundaron sus propios medios”, señaló Medrano.

Un paso difícil

Según Medrano, para la inmensa mayoría de los periodistas ha sido un paso “doblemente difícil”, porque los periodistas estaban acostumbrados al “formato tradicional”.

Muchos –recuerda Medrano– estaban en medios escritos de forma permanente o como corresponsales, otros estaban en radio o televisión, es decir los medios tradicionales.

“En los últimos tres o cuatro años los medios tradicionales se han venido reinventando, o sea brindando un abanico de mayor información donde el mismo medio tradicional informa a través de sus diversas plataformas como el Facebook, Instagram o Twitter”, señala Medrano.

El profesor Huerta, recuerda que hace cinco años “nadie daba un centavo en Nicaragua por un medio digital”.

La prensa digital “se duplicó casi exponencialmente, ha habido un crecimiento sustantivo”, señala Huerta.

Un año antes de la crisis, el 11 de septiembre de 2017, el profesor Huerta junto a un grupo de estudiantes de la Universidad Centroamericana (UCA) fundó el medio digital Nuevas Miradas,

“Nuevas Miradas es independiente en lo económico y lo político, no somos voceros de nadie”, señala.

La periodista de Nicaragua Investiga considera que los hombres y mujeres de prensa ahora se llaman “periodistas digitales” y deben entender que eso implica moverse en otro espacio.

“Este espacio, lógicamente funciona de manera distinta, éste público consume de manera distinta y tenemos que aprender cómo es que ese público se siente atraído por la información, cómo hay que contarla”, señala Ortiz.

Lo interesante de esta nueva faceta, según la fundadora de Nicaragua Investiga,  es que se pueden conocer las métricas fundamentales para el trabajo del periodismo digital.

“Vos podés prácticamente hacer un perfil completo de tu audiencia, sabes qué edad tienen, dónde están ubicados, a qué hora entran y a qué hora salen de internet, sabes que nota leyeron o cuántas veces te visitaron en un mes”, explica Ortiz.

¿Debe estar preparado el periodista?

Medrano insiste que el periodismo digital exige mayor creatividad a los periodistas por el tipo de formato que se utiliza y la audiencia a la que se llega. Los recursos audiovisuales juegan un papel importante en el contenido del medio y de no hacerlo, así como surgen, pueden desaparecer.

“Te exige mayores niveles de conocimiento, no solo producir, sino autoevaluarte y conocer las estrategias SEO, evaluar el Google Analytics para saber a cuánta audiencia estoy llegando, saber quiénes me leen, o saber qué tipo de contenido del que estoy produciendo es el que la gente está leyendo, entonces claro que te lleva a mayores niveles de exigencia”, manifestó Medrano.

La fundadora de Nicaragua Investiga considera que las plataformas digitales son una enorme oportunidad para lograr un “alcance masivo”.

“Tampoco son la solución mágica, yo pienso que hoy, mañana y por mucho tiempo el secreto de los buenos periodistas digitales va a ser su contenido”, puntualiza Ortiz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email