Después de 25 años Marina Argüello y su esposo le dicen adiós Zoológico Nacional de Nicaragua

A partir de noviembre la administración del Zoológico Nacional pasará a manos del Marena. Su administradora Marina Argüello se despide con «tristeza».

Después de 25 años al servicio y resguardo doña Marina Argüello y su esposo el veterinario y director del Zoológico Nacional de Nicaragua, Eduardo Sacasa, le dijeron adiós a este centro cuya administración asumieron desde 1997.

El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo en su férrea batalla en contra de las organizaciones sin fines de lucro, arrebató la administración del Zoológico Nacional a la Fundación Amigos del Zoológico Nicaragüense (Fazoonic). Ahora la administración estará a cargo del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena).

zoológico de nicaragua

Argüello informó del traspaso a través de un comunicado dirigido a los colaboradores y benefactores de la Fundación. Expresó que tienen mucha tristeza.

“Queremos notificarles que en el mes de noviembre ya no estaremos a cargo de la administración del Zoológico Nacional, el cual pasará a manos del Ministerio de Recursos Naturales (Marena)”, señala el documento.

Labor muy valiosa en el Zoológico Nacional

Así mismo, expresan que “bajo los mismos principios se administró el Centro de Reproducción y el Centro de Rescate, donde animales rescatados fueron curados, rehabilitados y eventualmente reintroducidos a su hábitat natural».

«Estaremos trabajando hasta el 31 del mes de octubre. Hemos estado todo este tiempo cuidando a las crías que las madres rechazaban hasta que fueran independientes, teniendo esas experiencias tan bonitas de conocer el comportamiento de cada uno de ellos», dijo Argüello en un vídeo difundido.

Según Argüello, fue de mucha satisfacción llevar a cabo «este bonito proyecto de conservación y preservación de la fauna y flora, patrimonio de todos y cada uno de los nicaragüenses”.

Arguello destaca que durante los 25 años de servicio, ambos se dedicaron a la conservación, investigación y educación sobre la fauna del país a través del Zoológico Nacional.

«Seguiremos dando charlas en carácter personal y consultorías de fauna silvestre, les queremos y agradecemos muchísimos el habernos apoyado todo el tiempo y responder a los llamados de emergencia», dijo Argüello.

Por su parte, su esposo, insistió que están concluyendo una de las «etapas más importantes» de sus vidas.

«Nos vamos del zoológico con la frente en alto, dejando un legado muy grande a las nuevas generaciones, con un trabajo de 25 años donde nos entregamos con todo cariño», dijo Sacasa.

Argüello dice que le provoca dolor dejar el zoológico

En la misiva, Arguello expresa a la población en general y a sus colaboradores que  “con su valiosa ayuda pudimos llevar a cabo nuestro principal objetivo… Mismo que fue en pro de la flora y la fauna de nuestro país”, dice la carta.

Además, expresa el dolor que le provoca abandonar el proyecto al que dedicaron gran parte de sus vidas. “Nos retiramos con mucha tristeza y un inmenso dolor en nuestro corazón al dejar esta bonita labor que realizamos por muchos años. Pero con mucha satisfacción porque hicimos y dimos todo lo mejor de nosotros dos; y nos causó mucha satisfacción al ver los frutos que produjo nuestro esfuerzo (nacimiento, rehabilitación de especies y liberaciones)”, concluye la carta.

Lo que hay en el Zoológico

El Zoológico Nacional se ubica en el kilómetro 16 de la Carretera a Masaya y abre al público de martes a domingo, desde las 8:30 a.m. a las 5:00 pm.

En este lugar podrás apreciar 92 especies, entre las exóticas figuran tigres de bengala, de dos tipos los amarillentos con negro y los blancos; leones africanos, chimpancé, emus, hipopótamo, entre otros.

El Zoológico ha pasado por muchas crisis, especialmente en tiempos de pandemia, cuando sus administradores se quedaron sin comida y apelaron a la voluntad de los nicaragüenses, quienes se desbordaron en ayuda.

Hechos que quedarán en la memoria

Nacen tres tigres blancos: Fue el pasado 1 de noviembre del 2021 que nacieron tres tigres blancos en cautiverio. Fueron alimentados con leche de cabra. Pesaron dos libras cada uno (casi 1 kg). Esta especie está en peligro de extinción, según la Unión Internacional Para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

zoológico nacional de nicaragua

Fátima, la hipopótamo rescatada de un circo:  El hipopótamo hembra, de 2 años y medio de edad, llegó el 5 de septiembre del 2019 al Zoológico.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email