Es falso que el nivel de la pandemia de coronavirus esté bajando, afirma el epidemiólogo Álvaro Ramírez

* El especialista considera que la pandemia del covid-19 se juntará con otras enfermedades propias de la temporada de lluvias y va a formarse una mezcla biológica de gérmenes que van a ir diezmando a la población.

Orlando Valenzuela

En Nicaragua el nivel de contagio por covid-19 no está bajando, como algunos creen, pero mucha gente con síntomas no quiere ir a los hospitales porque saben que los secretarios políticos de estos centros los tienen en una lista y saben que no van a recibir atención, afirmó el epidemiólogo Álvaro Ramírez, quien consideró esta acción como inhumana y se cataloga como “un crimen de lesa humanidad”.

En entrevista al canal 100% Noticias, Ramírez añadió que “la gente tiene horror de pensar en ir a un hospital, esa ya es la última alternativa, porque una vez que entras al hospital, solo salís en un cajón o a veces tenés suerte y te atienden, si no te tienen en la lista azul y blanco”.

El médico aseguró que en Nicaragua va a seguir subiendo la curva de contagio. Foto: Pixabay.

El epidemiólogo agregó que a diario recibe llamadas de personas contagiadas que le piden consejos para quedarse atendiendo en casa, porque desconfían del sistema de salud nicaragüense.

Ramírez indicó que Nicaragua ya ha entrado en lo que se llama silencio poblacional, que es atender a sus enfermos en casa y arreglar sus funerales; y todo lo hacen para evitar tener que ir a las unidades de salud.

“Hemos estado insistiendo en que el covid no es un problema político; es un problema sanitario”, subrayó el doctor Ramírez.

Reabrir escuelas es irresponsabilidad

El médico aseguró que en Nicaragua va a seguir subiendo la curva de contagio y se va a mantener por los próximos seis meses o un año, porque se continúa haciendo actividades de aglomeración,  promoviendo la contaminación de familias.

Sobre la reapertura de las escuelas, Ramírez afirmó que lo que esto lo que va a provocar es que si en una casa está una persona grave con covid-19 y el niño va a la escuela, va a infectar a otros niños y este otro niño lo lleva a la otra familia, a la otra parte del barrio.

“Ese es el tipo de contaminación que se da y esa es la razón por la cual se recomienda no abrir las escuelas  y el nicaragüense tiene que ser muy inteligente y evitar que se envíen los niños a la escuela, porque esto va a  traer la contaminación y quienes están en más riesgo son los adultos, los mayores de 40, 50 años con hipertensión, problemas cardíacos, diabetes, obesidad y otra serie de patologías que van a complicar su caso”, advirtió.

Lejos de disminuir la pandemia en Nicaragua, todos los días se conocen reportes de más muertos. Foto: Maynor Valenzuela / IP Nicaragua.

Ramírez agregó otras enfermedades propias de la temporada de lluvias, como la malaria, el dengue, leptospirosis, las respiratorias agudas, influenzas y que todo esto va a formar una mezcla biológica de gérmenes que van a ir diezmando a la población nicaragüense.

De 10 a 20 mil muertos

Según el gobierno, en Nicaragua la tasa oficial de letalidad por la pandemia de coronavirus es del 3 por ciento, pero esa tasa es ficticia, según el especialista.

“Seguimos manteniendo que si el número de infectados llegara a ser el 60 o 70 por ciento de la población, el número de muertos al final del año va a ser alrededor de unas 10 a 20 mil personas fallecidas y eso depende del nivel de contagio y de cómo se promueve”, opinó.

Dijo que el gobierno está haciendo su mejor rol para infectar al mayor número de gente que pueda a través de todas las actividades de aglomeración.

El doctor Ramírez hizo notar que lejos de disminuir la pandemia en Nicaragua, todos los días se conocen reportes de más muertos: médicos, funcionarios de gobierno, paramilitares, policías y gente de la ciudadanía y que esto se puede ver en los obituarios que todos los días salen en Facebook, en radios, periódicos y se espera un repunte en las próximas semanas.

“Yo creo que no hay una segunda oleada como tal, lo que pasa es que esto nunca ha bajado desde que empezó, simplemente vamos a ver un repunte más fuerte, más exponencial del número de casos. La pandemia se está propagando en todo el territorio nacional, es una infestación comunitaria que no va a dejar mucho espacio para que nosotros podamos estar protegidos, entonces Dios quiera y nos proteja y que la mortalidad no sea tan mal como la estamos esperando”, indicó el epidemiólogo.

100 contagiados por cada muerto

Otro punto importante que señaló el doctor Ramírez es que en Nicaragua es difícil hacer proyecciones sobre el covid-19,  por la falta de información oficial, sin embargo, en base a los datos de países vecinos que están haciendo exámenes a toda persona con síntomas y asintomáticas, se puede decir que por cada muerto  puede haber unos 100 casos más de contagios y si el Observatorio Ciudadano habla de unos  2 mil muertos, entonces unos 20 a 30 mil infectados puede que estén circulando en el país.

El médico nicaragüense puso como ejemplo a Costa Rica, que aún con todas las medidas que tomó para frenar la pandemia, se reportan unos 500 casos de contagio diario y en Nicaragua, que no se tomó ninguna medida de control y por el contrario, se promovió el contagio masivo mediante convocatorias a actividades de aglomeración masiva, “perfectamente puede haber el doble o el triple de esa cantidad”.

El epidemiólogo también cuestionó al gobierno de Nicaragua por el encubrimiento de la pandemia para tratar de engañar a la población para que el coronavirus siga circulando libremente.

“Es una tragedia, una lástima que se esté jugando con la salud del pueblo nicaragüense y que no se le informe al pueblo dónde está el coronavirus circulando para protegerse, realmente deja mucho que decir de la calidad humana del manejo epidemiológico que el Ministerio (de Salud) debería de tener acerca de esta epidemia”, cuestionó Ramírez.

Ante la insistencia del gobierno de Nicaragua de proyectar una normalidad que no existe, el doctor Ramírez lamentó que la gente se está relajando y descuidando las medidas de prevención.

“Cuando hay un gobierno que quiere aparentar normalidad abriendo los aeropuertos, se está recomendando el turismo local,  cuando se quieren abrir las escuelas nuevamente en el momento más alto de la epidemia, es una actitud absolutamente temeraria e irresponsable  que contrasta con la actitud de hacer un 19 de julio virtual para ellos no arriesgarse, no tener que salir de El Carmen, pero a la gente sí la mandan a  carreras de motocicletas, a corridas de toros y hacer celebraciones que lo único que hace es aumentar el riesgo epidemiológico de la población nicaragüense, con una absoluta actitud temeraria y sin ningún tipo de preocupación por salvar vidas en Nicaragua”, apuntó.

El especialista en Epidemiología condenó la actitud del gobierno de esconder los datos reales de contagios y muertes por covid-19 en Nicaragua y aseguró que “el Ministerio de Salud dejó de funcionar como una unidad de medicina preventiva, de atención a la población desde que todas sus unidades se politizaron y la gente no le tiene confianza. Desde ese momento se acabó el Ministerio de Salud que estaba basado en medicina preventiva pero ahora está basado en intereses político”.

Foto de portada: Lester Arcia / IP Nicaragua. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email