El BCIE busca fondos para el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo

Redacción IP Nicaragua

Este 13 de noviembre, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) informó en su página web, en un comunicado, que el Fondo Verde para el Clima (FVC) “aprobó la propuesta de financiamiento presentada” por ese organismo multilateral para un proyecto que se supone reducirá la deforestación la reserva Bosawás y la biosfera de Río San Juan en Nicaragua.

Por medio de ese proyecto, el BCIE le otorgará un nuevo financiamiento a Nicaragua de 115.7 millones de dólares.

“El proyecto contribuirá al desarrollo sostenible con bajas emisiones de CO2 (dióxido de carbono) en Nicaragua mediante la transformación de la ganadería extensiva, la agricultura y la explotación maderera en formas de producción que evitan la deforestación, y que integran la conservación de los servicios ecosistémicos con una producción sostenible para aumentar la resiliencia de los pueblos indígenas y los medios de vida locales en la Región Caribe de Nicaragua”, dijo el BCIE en su comunicado.

Promete que “a través de ese proyecto se financiarán actividades de conservación y restauración de las zonas protegidas, involucrando a las comunidades y a los pueblos indígenas, a través de la implementación de planes de negocio para la creación y consolidación de empresas sostenibles comunitarias y planes de manejo forestal sostenibles”.

“Estas acciones estarán acompañadas de un fortalecimiento de capacidades técnicas e institucionales a nivel local, que facilitará la formulación y ejecución de estos planes”, indicó.

El proyecto Bio-CLIMA: acción climática integrada para reducir la deforestación y fortalecer la resiliencia en BOSAWÁS y la biosfera de Río San Juan en Nicaragua, desconocido para los nicaragüenses, reducirá, según el BCIE, 47.3 millones de toneladas de gases de efecto invernadero (GEI).

Supuestamente contribuirá al fortalecimiento de la resiliencia al cambio climático y a la reducción de la exposición a los riesgos climáticos de 614,721 personas, principalmente indígenas y afrodescendientes y en situación de marginación y pobreza.

El BCIE consiguió que el FVC preste US$37.9 millones al Gobierno de Nicaragua, lo cual significa que incremente más su deuda externa, y le done US$26.1 millones.

“El monto total del financiamiento será completado con un préstamo del BCIE al Gobierno de Nicaragua a través del Programa de Reducción de la Pobreza y la Exclusión Económica y Social (PRPEES) por un monto de US$18.9 millones, así como recursos de donación del Fondo de Colaboración para el Carbono Forestal del Banco Mundial (FCPF, por sus siglas en inglés) por un monto de US$24.3 millones, y del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) por un monto de US$8.3 millones”, detalla el organismo.

Recientemente el ministro de Hacienda de Nicaragua, sancionado por Estados Unidos, Iván Acosta, dijo en una reunión con el sistema de Producción, Consumo y Comercio que ese proyecto va encaminado a la restauración de los daños provocados por el huracán Eta y respaldo a las familias comunitarias del Caribe Norte y Caribe Sur.

El BCIE es el organismo que más está sosteniendo al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, con préstamos que representan una mayor deuda para los nicaragüenses.

Según el Banco Central, el 66% de los desembolsos que recibió Nicaragua de organismos multilaterales en el primer trimestre del año provino del BCIE. Asimismo, el 41% de los desembolsos del segundo trimestre los realizó ese organismo, que en 2018 y 2019 desembolsó un total de US$318.5 millones y US$216.4 millones, respectivamente.

Entradas recomendadas