Asociación de Familiares de Presos Políticos: “No queremos otra navidad con nuestros familiares en la cárcel”

Redacción / IP Nicaragua

La Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP), por cuarto años consecutivo demandó una «Navidad sin Presos Políticos« y exigió la liberación inmediata de los más de 160 presos políticos que actualmente se encuentran en las diversas cárceles del país.

La coordinadora de AFPP, Karen Lacayo, hermana del reo político Edward Lacayo, conocido como la Loba Feroz, dio lectura al comunicado. 

«Desde la Asociación de Familiares de Presos Políticos nos expresamos con profundo dolor ante las eventuales fiestas de navidad y año nuevo con presos y presas políticas. El dolor que nos consume a las familias, amigos y gran parte del pueblo de Nicaragua, por todos nuestros hermanos y hermanas secuestradas injustamente, otra vez al acercarse esta fecha”, dijo Lacayo.

Edward Lacayo, preso político del Gobierno de Daniel Ortega, pasará otra Navidad en la cárcel. Foto tomada de redes.

La coordinadora de la AFPP insistió en que «estas fechas son especialmente dolorosas para los hijos, las madres, hermanas, esposas y todos los familiares que hemos pasado más de una ocasión en largas filas humillantes para poder ver a nuestros familiares. Nuestro llamado a la población nicaragüense es a sumarse a nuestra demanda, no queremos otra navidad con nuestros familiares en la cárcel”.

Cuatro años demandando libertad

Lacayo quien se vio obligada a exiliarse hace meses por el constante asedio que vivía por alzar la voz y pedir la libertad de su hermano, señaló que su salida del país no impedirá que siga demandando libertad para los más de 160 personas que son presas políticas del régimen.

Además: Nicaragua: Carceleros no entregan medicinas a presos políticos con graves enfermedades

«A casi cuatro años de las protestas pacíficas, legales y constitucional, seguimos demandando nuestro derechos y exigiendo la liberación de nuestros familiares, mencionó Lacayo. 

Sufren persecución

La hermana de Edward Lacayo lamentó que sin ser escuchados han recibido violencia, persecución, secuestro, y un sinnúmero de atropellos por seguir exigiendo que se libere a sus familiares.

“Debido a la persecución y nuevos arrestos, más bien estamos viendo como miles de hermanos huyen del país a enfrentar el doloroso exilio. Todos nuestros esfuerzos se han agotado, pero seguimos en pie de lucha exigiendo la liberación inmediata de los más de 160 presos políticos», añadió Lacayo.

La Asociación de Familiares de Presos Políticos invitó además a la población nicaragüense unirse a la demanda de una «Navidad sin Presos Políticos», posteando desde sus redes sociales el nombre de un preso o una presa política o cualquier imagen alusiva a la lucha de abril.

 

 

La faena de los pescadores artesanales de Bilwi: sortear la vida cada día

Redacción / IP Nicaragua

La madrugada es fría y para el grupo de pescadores y sus acompañantes el nuevo día es motivo de entusiasmo, ya que este tipo de clima favorece su propósito del día: tener una buena pesca.

En en esta época del año en la playa “La Bocana” y “La Bocanita” en Bilwi, Región del Caribe Norte de Nicaragua, se reúne un grupo de personas que cuando las temperaturas son bajas, se dedican a esta labor agotadora con la que sostienen sus hogares.

Acá se ha creado una alianza para sobrevivir. Los dueños de las redes e insumos se apoyan en un grupo de hombres que les ayudan a tirarlas al mar, recogerlas y a cambio les darán parte de la cosecha marina.

Este tipo de pesca se da cercana a la costa, a diferencia de las lanchas más equipadas que se adentran en el mar para conseguir langostas o peces grandes, mientras que los cayucos avanzan solo unos pocos metros.

Situación económica es mala

Las redes se tiran y surcan el aire vacías, pero a la vez cargadas de esperanzas, pues son muchos los que dependen de lo que se consiga esa jornada.

La jornada de los pescadores inicia en las primeras horas del dia.

La situación económica en Bilwi es cada vez más difícil y es peor tras el paso de los huracanes Eta e Iota hace ya un año. La pesca que es la la principal actividad a la que se dedican la mayoría de los porteños no se ha recuperado.

Muchos aún viven en champas, porque sus frágiles viviendas fueron destruidas por los fuertes vientos y la tenaz lluvia que también trastocaron el ecosistema local, alterando la actividad pesquera.

Para agravar un panorama ya complicado, la pandemia del Covid-19 trajo más desempleo, muerte, tristeza y una economía local depresiva.

Buscando el “golpecito”

La mañana pasa rápidamente y la faena es intensa, pues al mediodía ya no hay más nada que hacer.

El calor hace que se dispersen los peces, camarones, chacalines y “aguas malas” (medusas) que son los principales productos que los pescadores buscan para luego venderlos en el mercado local, o ahí mismo a orillas de la playa donde mucha gente se reúne en busca de las primeras cosechas de los pescadores.

La faena de los pescadores concluye cerca del medio día.

Luis Salazar aseguró que con el trabajo de ese día ya lleva el alimento para su casa.

“No es la primera vez que vengo a llevar pescado, he venido muchas veces. Hay días que he llevado mi buena carga para compartir con la familia el “toquecito” del día pues a como está la situación, esto ayuda bastante para los que no podemos comprar una libra de carne porque esta cara”, expresó Salazar.

En las orillas de la playa “La Bocana” se ve a mujeres, niños, hombres y ancianos recogiendo pescados y chacalines con la mano.

Buscando el alimento

Mientras unos hacen labores de pesca, otros se dedican a rebuscar lo que van dejando las redes y los cayucos.

En la blanquecina arena, una mujer junto a sus dos hijos no despega la mirada del suelo y levanta con esmero y agilidad pececillos, chacalines y uno que otro camarón.

Como ella hay otras mujeres, algunas madres solteras, que se hacen acompañar de sus hijos porque no tienen con quien dejarlos. Además, el trabajo a cuatro, seis u ocho manos deja mayores ganancias.

Recogen el bocado que ese día su familia va a comer. Dependiendo de lo recolectado, puede que sobre para vender a 10  córdobas la libra de pescado “ya con eso se busca el complemento”, dijo la mujer sin despegar su mirada de la arena.

Un gobierno invisible

A los pobladores no les gusta hablar, hay temor de expresarse, pero sí murmuran su inconformidad con las autoridades del gobierno.

“Solo a algunos se les dio ayuda después de los huracanes”, expresó un lanchero que se une a la jornada en “La Bocana”.

El Instituto de la Pesca y la Acuicultura (Inpesca) en su sitio web muestra que en Bilwi existen 29 cooperativas de pescadores artesanales.

El huracán Eta y luego Iota golpearon fuertemente el sector de Bilwi en 2020.

No obstante, la mayoría dejó de operar en los últimos años tras la suma de acontecimientos desalentadores, lo que significa que las fuentes laborales se han reducido considerablemente y acrecienta la crisis económica de la cabecera departamental de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

En general la actividad pesquera no ha tenido un buen año, así lo refleja el Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) correspondiente al mes de agosto publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN) el pasado 20 de octubre de 2021.

Según este informe, mientras otras áreas de la economía nacional mostraron crecimiento “se observaron disminuciones en las actividades de: pesca y acuicultura en un -13.6, resultado de la menor producción de camarón de granja y captura de langosta, primordialmente”.

El incandescente sol del mediodía es la señal de que es la hora de retirarse.

La madre junto a sus dos hijos terminan de echar en su bolsa de plástico negro los pequeños peces y los preciados camarones que recolectaron.

Los niños aprovechan para darse un chapuzón y refrescarse del inclemente calor del Caribe.

Mañana será otra jornada y piensan volver a esta playa nuevamente para pescar su posibilidad de vida de cada día.

Lucha por sobrevivir al Covid-19 “sangra” la economía familiar

Redacción / IP Nicaragua

Las muertes por Covid-19 en el país no solo han traído dolor y luto a las familias, también afecta la  economía del núcleo y en muchos casos las ha devastado.

El último informe de médicos independientes del Observatorio Ciudadano Covid-19 registra 5,947 muertes, de 31,222 casos confirmados hasta el 24 noviembre, es decir, más de 30 mil familias han visto golpeadas su economía en la lucha por ganarle la partida al virus o al menos, reducir su daño.

Por cada paciente enfermo, la familia llega a gastar desde 400 dólares y si requirió oxígeno, el presupuesto se triplicó”, adviertió un economista consultado y prefirió mantenerse en el anónimato. 

El economista recordó que antes de la instalación de la pandemia en el país en marzo de 2020, la familia sorteaba los estragos de la crisis política iniciada en 2018 que significó la caída estrepitosa del empleo y el aumento en el costo de la vida. Los informes más conservadores, llegaron a decir que unos 200 mil empleos se perdieron en ese año.

La Fundación para el Desarrollo Económico y Social, (Funides) dijo en septiembre de 2018 por ejemplo, que entre abril y julio de ese año, 347 mil empleados fueron despedidos. Advirtió el organismo, que los dígitos negativos aumentarían de mantenerse el clima de violencia y represión que en Nicaragua sigue vigente.

Miles de enfermos

Posteriormente se le unió el letal virus que, aunque baja su intensidad cada cierto tiempo, sus daños aumentan si a la parte de la salud se le une su efecto económico.

“La enfermedad (Covid-19) está desgastando a las familias, las está sangrando. Tenemos ya tres años en crisis económica y la (crisis) sanitaria que también está impactando la cartera de las familias”, reiteró el economista.

La demanda de medicamentos, médicos para tratarla y otros requerimientos para sobrevivir a la pandemia, convirtió al Covid-19 en una enfermedad cara.

“Miles de enfermos aumentaron el costo, solo un ejemplo; el precio de las mascarillas y el oxígeno, eso llegó costar mucho dinero”, explicó el economista. 

Cuando se pierde todo”

El manejo turbio de los números de la pandemia de parte del gobierno agrava el problema para contenerla, han dicho hasta el cansancio los médicos del país. Pero más allá del número de muertes y de diagnósticos, los gastos que el mal provoca en casa deben ser vistos también. “Es tan real como la lucha para vencer el virus”, afirmó el economista.

Un prestamista que tiene un tramo en el mercado Iván Montenegro aseguró que hace un mes y medio, prestó 1,500 dólares a una familia de la capital para la compra de tanques de oxígeno y salvarle la vida a un padre y a un hijo que luchaban contra el virus en casa.

La familia ofreció como garantía una camioneta con la que se ganaban la vida ofreciendo servicios de acarreo. “No pudieron pagar y perdieron el vehículo, los que trabajaban estaban enfermos. Los intereses fueron insostenibles y perdieron su machete”, confió el comerciante.

Padre e hijo sobrevivieron, pero perdieron un bien con el que sostenían el hogar. Para el economista, por más mal que se crea, esta fue una familia con suerte.

“La verdad es que hay casos en que se contrajo la deuda y no pudieron salvar al paciente. Entonces la pérdida fue mayor y habría que agregar los gastos de un entierro”, señala. Para el especialista, a las secuelas de salud que dejó la enfermedad en estos pacientes, hay que sumarle las económicas que dejó en la familia. “No hay duda, la vida les cambió por completo”, añadió el econosmista. 

28 % de muertes son mujeres

Miembros del Observatorio Ciudadano del Covid-19 dijeron la semana pasada que de los 5,947 fallecimientos que atribuyen al virus al menos 1,685 han sido mujeres, lo que representa el 28%.

Para el máster en Salud Pública y ginecobstetra José Antonio Delgado, la cifra estaría en el rango de lo aceptable, tomando en cuenta que el virus no discrimina y desde el punto de vista médico son los hombres los más propensos.

“El hombre tiene más receptores para el virus que las mujeres, especialmente en nariz y pulmones”, explicó Delgado.

El médico admitió que en Nicaragua hay hogares donde la mujer tiene gran contribución económica y en otros casos hasta es ella, la cabeza de familia.

“Claro que, visto así, hay un impacto que no debe perderse, se debe destacar”, señaló Delgado, que también le llama la atención que el 72% restante son hombres y es para él «es un dato alto”.

La diferencia estadística es explicable cuando se recuerda también que los varones no tienen la cultura de ir al médico, son reacios a los tratamientos, las medicinas y las recomendaciones médicas. “Es posible que (el paciente) crea que no tiene tiempo para enfermarse porque debe trabajar, y se entiende; es jefe de familia, el punto es que este virus no es un juego”, alertó Delgado.

Por tercer año consecutivo familiares de opositores encarcelados exigen una “Navidad sin Presos Políticos”

Redacción / IP Nicaragua

Lesbia Alfaro, madre del líder estudiantil Lesther Alemán quien permanece encarcelado desde el pasado 5 de julio de 2021 por el régimen de Daniel Ortega, demandó que sea posible tener a su hijo libre en esta navidad para poderlo abrazar.

«Ese es el anhelo de todos, de tenerlos esta navidad, poderlos abrazar. Unidos venceremos esta lucha, unidos vamos a vencer todo lo que estamos pasando, ese es mi deseo, tener a mi niño y verlo a todos en familia, que tengan a sus esposos, a sus hijos, sus hermanos en esta navidad», dijo Alfaro este lunes en conferencia de prensa en la que participaron familiares de las personas presas políticas.

Por tercer año consecutivo, la Alianza Cívica y los familiares de opositores encarcelados impulsaron la campaña “Navidad sin Presos Políticos”, ante la negatividad del régimen Ortega Murillo de liberar a los más de 160 privados de libertad por razones políticas en el país.

Lesther Alemán, uno de los presos políticos en Nicaragua.

«Demandamos la liberación definitiva y con garantías de más de ciento sesenta nicaragüenses privados de libertad por exigir una Nicaragua justa y democrática”, expresó la organización opositora en un comunicado.

Alfaro espera que esta sea la última que se impulse en Nicaragua. “El año pasado hubo otra campaña, ojalá que esta sea la última de gritar y de pedir una navidad sin presos políticos. A pesar del asedio no hemos echado pie atrás, hemos estado firmes en esta lucha y unidos venceremos. Cristo vencerá la libertad de todos ellos”, agregó Alfaro.

Liberación total

Victoria Cárdenas, esposa de Juan Sebastián Chamorro dijo que «el día de hoy queremos exigir la liberación incondicional e inmediata de todos los presos políticos en Nicaragua, merecen ellos y nosotros como familiares estar juntos, estar unidos y celebrar juntos».

Cárdenas advirtió que las presas y presos políticos con inocentes y que cada día que pasan en esas celdas corren peligro.

“Así que nuestro llamado, nuestra exigencia es la liberación inmediata de todas estas personas, que esa lista larga de presas y presos políticos se convierta en esta navidad en una lista de personas liberadas”, insistió.

Juan Sebastián Chamorro, también permanece en las cárceles del régimen.

Fernanda Guevara esposa del abogado Roger Reyes, también exigió la libertad de todos los presos políticos sin importar a que organización pertenecen.

“Todos son inocentes. Estoy en representación de mi esposo Roger Reyes, exijo que mis hijas pequeñas puedan tener a sus papá esta navidad, merecen tener a su papá, al igual que todas las presas y los presos políticos merecen estar con sus hijos, es una crueldad que nuestros hijos no puedan ver a sus padres en esta época tan importarte», expresó Guevara.

Unirse a la campaña

La Alianza Cívica como plataforma opositora de la campaña invitó al resto de sectores de la sociedad nicaragüense a unirse a la misma.

“Invitamos al pueblo de Nicaragua, organismos de derechos humanos, comunidad internacional, nicaragüenses de la diáspora y del exilio a sumarse a esta campaña, para que se logre la libertad plena de las presas y presos políticos, así como la justicia y la democracia en Nicaragua; ya que somos una nación que merece paz, desarrollo social, empleos dignos, buenos servicios de salud, educación de calidad, y calidad de vida para nuestras familias y conciudadanos”, instó la organización a través de un comunicado.

La campaña coincide con el inicio de la novena dedicada a La Purísima Concepción de María, recordó la Alianza.

«Estos son días en que el pueblo nicaragüense se vuelca en cantos y ruegos a María, Madre de Jesús, para demostrarle su devoción. La Alianza Cívica ofrece a María esta petición de libertad. Nicaragua entera clama deja a mi pueblo en libertad”, dice el comunicado.

Los mensajes de la campaña “Navidad sin presas ni presos políticos” podrán verse en las redes sociales de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia durante los próximos 30 días para que la ciudadanía se sume a la demanda de los más de 160 presos políticos.