¿Cuántos años de cárcel se imponen en Nicaragua por terrorismo?

Redacción central

El incendio en la capilla de la catedral de Managua, que provocó la incineración de la imagen de la Sangre de Cristo este viernes, fue catalogada por el cardenal Leopoldo Brenes como un acto terrorista por la forma en que el presunto actor del hecho procedió.

“La capilla no tiene cortinas, ni veladoras. Esto fue un acto de terrorismo», aseveró Brenes, quien agregó que el sujeto planificó todo, hasta por dónde se iba a escapar.

En contraposición con los líderes de la Iglesia católica, la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, manifestó que el incendio fue provocado por los devotos que dejaron encendidas veladoras cerca de la capilla.

Según versiones de testigos de ese hecho, un hombre encapuchado entró a la catedral y preguntó dónde estaba la capilla de la Sangre de Cristo. Este procedió luego a lanzar una bomba molotov, que provocó el incendio.

Antecedentes de condenas por terrorismo

En 2018, la jueza segunda de distrito penal de juicio de Managua, Adela Cardoza, condenó al opositor Chester Membreño a 20 años, por terrorismo. Al sumarle otros delitos, Membreño fue condenado a 30 años de prisión, en el contexto de la crisis.

En ese contexto, en Nicaragua hubo más de 700 presos políticos a los que el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo les imputó el delito de terrorismo.

Al líder de los campesinos, Medardo Mairena, también le imputaron ese delito. A Mairena, le recetaron 16 años de cárcel por terrorismo, y al sumarle otros delitos, se le impuso una condena de 216 años de prisión, la más larga de todos. El juez orteguista Edgar Altamirano, del Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, fue quien juzgó al líder campesino.}

Medardo Marena y Pedro Mena fueron acusados de terrorismo. Foto: El Nuevo Diario.

A un policía antimotín, enjuiciado por negarse a disparar contra los manifestantes desarmados en el contexto de la crisis, también se le imputó el delito de terrorismo y lo sentenciaron a 15 años de prisión. La juez Nancy Aguirre, titular del Juzgado Décimo Distrito Penal de Juicio de Managua, también condenó a un cuñado, al padrastro y un vecino del ahora exantimotín con el mismo delito y la misma pena.

Edwin Carcache, Yubrank Suazo, Cristian Fajardo y su esposa María Adilia Peralta, Amaya Coppens y cientos más de presos políticos también fueron enjuiciados por el mismo delito, y posteriormente fueron dejados en libertad por medio de la famosa ley de amnistía que mandó a crear el Gobierno de Ortega.

Ley contra el financiamiento al terrorismo

En el contexto de la crisis sociopolítica del país, el Gobierno mandó a aprobar la Ley número 977, Ley Contra el Lavado de Activos, el Financiamiento al Terrorismo y el Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva.

Según esa ley, actos terroristas “son aquellos que tengan como objetivo causar la muerte o lesiones físicas y/o psíquicas contra cualquier persona, cuando el propósito de dicho acto, por su naturaleza o contexto, es intimidar a una población u obligar a un Gobierno o una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo”.

Por otro lado, define a un terrorista como “cualquier persona que de forma individual o en conjunto con otras personas u organización delictiva por sí o por interpósita persona u organización, cometa o intente cometer actos terroristas por cualquier medio, directa o indirecta y de manera deliberada; participa como cómplice en actos terroristas; organiza o dirige a otros para cometer actos terroristas; contribuye a la comisión de actos terroristas por parte de un grupo de personas que actúa con un propósito común, cuando la contribución se hace intencionalmente y con el objetivo de llevar adelante el acto terrorista o sabiendo la intención del grupo de cometer un acto terrorista”.

La ley generó una ola de críticas y, como se esperaba, fue utilizada para enjuiciar a presos políticos.

En octubre de 2018, la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, quiso reducir las críticas que estaba recibiendo esa ley y afirmó que “el delito de terrorismo no fue creado por la Ley 977, sino por la Ley 641, Código Penal, vigente desde mayo del 2008”.

“Y es el tipo penal que está utilizando el Ministerio Público para acusar a estas personas, de conformidad con el artículo 394 de dicho código, que establece: Terrorismo. Quien actuando al servicio o colaboración con bandas, organizaciones o grupos armados, utilizando explosivos, sustancias tóxicas, armas, incendios, inundación, o cualquier otro acto de destrucción masiva, realice actos en contra de personas, bienes, servicios públicos y medios de transporte, como medio para producir alarma, temor o terror en la población, en un grupo o sector de ella, alterar el orden constitucional, alterar gravemente el orden público o causar pánico en el país, será sancionado con pena de 15 a 20 años de prisión”, sostuvo Ramos.

Caso premeditado

Aunque la vicepresidenta Murillo minimizó el posible origen del incendio y resultados de las investigaciones que provocó severos daños y quemó la venerada imagen de la Sangre de Cristo, mencionó que la Dirección de Bomberos Unificados, que controló el incendio, así como peritos de la Policía Nacional, se encargarían de las investigaciones, y que en las próximas horas emitirían “el dictamen sobre las causas” del incendio.

“Estamos muy pendientes de los resultados de ese peritaje. Les hemos pedido que sean rápidos para que podamos tener todos, la información necesaria sobre las causas de este incendio”, dijo Murillo.

La Arquidiócesis informó en un comunicado que se trataba de un acto premeditado, ejecutado por una persona desconocida que ingresó al templo, se dirigió a la capilla y arrojó una bomba produciendo el incendio. “Es un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable”, indicó el comunicado de reacción de la Arquidiócesis de Managua.

“Me uno a mi hermano Card. Leopoldo J. Brenes, al condenar con profundo dolor el sacrilegio contra la consagrada imagen de la Sangre de Cristo. Coincido con él que en esa capilla, que conozco muy bien, no hay velas ni cortinas. Fue un acto terrorista planificado contra la fe del pueblo católico de Nicaragua”, expresó monseñor Silvio Báez.

Crean petición en Change.org para expresar repudio y condena a los “ataques terroristas” contra la Iglesia católica

Redacción central

El grupo Católicos de Nicaragua creó este viernes, 31 de julio de 2020, una petición en Change.org para expresar repudio y condena a los “ataques terroristas” contra la Iglesia católica del país.

“En el corazón del catolicismo nicaragüense, dentro de la Catedral Metropolitana de Managua, fue colocada una bomba con el propósito de destruir la tradicional y antigua imagen de la Sangre de Cristo. Los atacantes lograron su cometido, provocando un incendio que quemó casi 400 años de historia”, justifica la petición.

Señala que el ataque no es aislado a los últimos sucesos que se han dado en templos católicos del país.

“Es uno de los tantos que viene sufriendo la Iglesia y sus ministros desde hace dos años. Solo en la última semana de julio 2020 se registran cuatro ataques directos contra los templos. Las múltiples amenazas contra sacerdotes, incluso un ataque con ácido contra uno de ellos, muestran la persecución religiosa que se vive en el país. La libertad religiosa, los derechos humanos y derechos al libre culto están siendo coartados en Nicaragua y el Gobierno, en vez de detenerlo, lo provoca”, subraya.

Los católicos advierten en esa petición que al igual que el ataque a la Virgen de Guadalupe, en 1921, la imagen de la Sangre de Cristo sigue en pie.

“La Iglesia católica sigue y seguirá estando. El ataque terrorista de hoy no es solo contra una imagen, es contra toda una iglesia de más de mil millones de miembros y más de dos mil años de historia. El agravio es una lucha entre el bien y el mal”.

La petición está en el siguiente enlace: https://www.change.org/p/gobierno-de-mexico-repudio-y-condena-de-los-ataques-terroristas-a-iglesia-cat%C3%B3lica-de-nicaragua?redirect=false

Terrorismo

Después de varios robos y actos de profanación en diferentes templos católicos del país, este viernes el ataque fue perpetrado contra la imagen de la Sangre de Cristo, que tiene más de 300 años.

La capilla quedó destruida a causa del incendio. Foto: Redes Sociales.

El arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, desmintió que el incendio en la capilla de la Catedral fue por un descuido de los devotos, por dejar veladoras encendidas, como dijo la vicepresidenta de Nicaragua Rosario Murillo.

“La capilla no tiene cortinas, ni veladoras. Esto fue un acto de terrorismo», aseguró su eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes.

Atentado contra catedral «fue un acto terrorista», afirma Cardenal Brenes

Eva Inestroza

El arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, desmintió que el incendio en la capilla de la Catedral fue por un descuido de los devotos, por dejar veladoras encendidas, como dijo la vicepresidenta de Nicaragua Rosario Murillo.

“La capilla no tiene cortinas, ni veladoras. Esto fue un acto de terrorismo», aseguró su eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes.

«El sentido que tenemos todos nosotros y desde el primer momento en que los padres me comunicaron (del incendio) se considera este acto, un acto terrorista», afirmó Brenes.

Murillo miente

En su acostumbrado monólogo de mediodía, que se transmite en medios de comunicación oficialistas, Murillo manifestó que el incendio fue provocado por los devotos que dejaron encendidas veladoras cerca de la capilla.

«Lamentablemente, se dio ese incendio, se combustionó, se quemó la estructura de aluminio, las cortinas de tela y las flores que la adornaban. Existencia de veladoras encendidas en el entorno se comprobó», afirmó la vicepresidenta y primera dama, de la dictadura Ortega Murillo, en su discurso.

«Son las veladoras que encienden los feligreses, que buscamos siempre como pagar promesas a nuestros santos, en este caso a nuestra sagrada Sangre de Cristo», señaló Murillo.

Así quedó la imagen de la Sangre de Cristo. Foto: Redes Sociales.

No obstante, la Arquidiócesis informó en el comunicado que se trataba de un acto premeditado, ejecutado por una persona desconocida que ingresó al templo, se dirigió a la capilla y arrojó una bomba produciendo el incendio.

«Es un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable», indica el comunicado de reacción de la Arquidiócesis de Managua.

Monseñor Silvio Báez expresó en sus redes sociales que coincide con el cardenal Brenes que “fue un acto terrorista planificado contra la fe del pueblo católico de Nicaragua”.

“Me uno a mi hermano Card. Leopoldo J. Brenes, al condenar con profundo dolor el sacrilegio contra la consagrada imagen de la Sangre de Cristo. Coincido con él que en esa capilla, que conozco muy bien, no hay velas ni cortinas. Fue un acto terrorista planificado contra la fe del pueblo católico de Nicaragua”, expresó Báez.

Esperando resultados de peritaje

Aunque la vicepresidenta resumió el posible origen del incendio y resultados de las investigaciones que provocó severos daños y quemó la venerada imagen de la Sangre de Cristo, mencionó que en el lugar se encontraba la Dirección de Bomberos Unificados, que controlaron el incendio, así como peritos de la Policía Nacional que se encargan de las investigaciones, que en las próximas horas emitirán «el dictamen sobre las causas» de este incendio.

«Estamos muy pendientes de los resultados de ese peritaje. Les hemos pedido que sean rápidos para que podamos tener todos la información necesaria sobre las causas de este incendio», dijo Murillo.

La policía se presentó a la catedral. Foto: Lester Arcia / IP Nicaragua.

Asimismo, insistía que «lamentablemente las personas no entendemos que las veladoras hay que ponerlas a cierta distancia de las imágenes para que no se produzcan eventos como estos y que procuremos siempre cuidar nuestros patrimonios culturales».

Las imágenes de la Sangre de Cristo quemada han causado repudio a miles de nicaragüenses, quienes advierten en las redes sociales que los hechores de esos actos “pronto recibirán su castigo”.

Diócesis de León y Granada se pronuncian contra ataque a la catedral de Managua

Redacción IP Nicaragua

Las diócesis de León y Granada se pronunciaron este viernes condenando el ataque incendiario contra la catedral de Managua, que destruyó la capilla donde permanece la imagen de la Sangre de Cristo.

“La iglesia de León con su pastor, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, el clero y la feligresía, expresamos de corazón nuestro sentimiento de fraternidad hacia su Eminencia señor cardenal Leopoldo Brenes y la Arquidiócesis de Managua por el dolor ante el sacrílego acto en la santa iglesia catedral”, expresa el comunicado de la Diócesis de León.

La comunicación agrega que ofrecerán las Eucaristías de este fin de semana y la oración a San Miguel Arcángel al final de las mismas, “para que nos defienda de las acciones de quienes son discípulos del demonio”, dice en su parte final el comunicado.

La capilla quedó destruida por el incendio. Foto: Redes Sociales.

Por su parte, el arzobispo de Granada, monseñor Jorge Solórzano, expresó que es lamentable y condenable los hechos que acaban de ocurrir en la catedral de Managua.

“Mi solidaridad con el señor cardenal y la Arquidiócesis de Managua, en comunión de oración”, agrega el mensaje de monseñor Solórzano publicado en su cuenta de Twitter.

Báez afirma haber llorado por el incendio en la catedral de Managua

El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio José Báez, afirmó que se comunicó con sacerdotes y religiosas de la catedral de Managua, con quienes lloró tras el incendio ocurrido en este templo, provocado por un sujeto desconocido.

Silvio Báez condenó el ataque a la capilla. Foto: Captura de pantalla.

“Acabo de comunicarme con religiosas y sacerdotes de la Catedral de Managua. Hemos llorado juntos a causa del incendio que ha ocurrido en la capilla de la venerada imagen de la Sangre de Cristo. ¡Mi cercanía y mi oración con el pueblo de Nicaragua en este doloroso momento!”, expresó monseñor Báez en su cuenta de Twitter.

El obispo, quien se encuentra en el exilio, agregó que se comunicó con “su hermano”, el cardenal Leopoldo J. Brenes, quien le aseguró que iría a la catedral a constatar los graves daños sufridos por la imagen de la Sangre de Cristo.

“Luego hablaremos otra vez. Lo ocurrido ha sido una herida dolorosa al corazón del pueblo católico nicaragüense”, subrayó el obispo Báez.

Cosep condena ataque contra la capilla de la Sangre de Cristo en la catedral de Managua

Redacción IP Nicaragua

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) se pronunció este viernes condenando el ataque incendiario contra la capilla de la Sangre de Cristo en la catedral de Managua.

“El cobarde ataque que ha sufrido esta mañana la Catedral de Nicaragua, es un claro acto de persecución contra la Iglesia Católica. No solo atenta contra la fe de los ciudadanos, sino que también es un atropello a la libertad religiosa”, afirmó el Cosep en un comunicado.

El organismo empresarial agregó que este ataque se suma a los actos de vandalismo que en los últimos días han realizado contra templos católicos en otras ciudades del país y que representan una clara persecución contra la iglesia Católica, sus líderes y la feligresía.

Así quedó la imagen de la Sangre de Cristo. Foto: Redes Sociales.

El Cosep añade que esta acción es “un atentado contra la libertad religiosa que establece nuestra Constitución, generando una cultura de odio e intolerancia entre los nicaragüenses”.

“Extendemos nuestra solidaridad y respaldo a la Arquidiócesis de Managua, a la Conferencia Episcopal de Nicaragua y a todo el pueblo creyente de Nicaragua, por lo que nos sumamos al llamado de la iglesia  a mantenernos en oración”, puntualiza el comunicado del Cosep.

Imagen con valor histórico

La imagen de la Sangre de Cristo de la catedral de Managua representaba un valor histórico incalculable,  ya que en 2020 estaba cumpliendo 383 años de haber llegado al país.

La imagen provino de Guatemala y se le atribuye para los años de 1850, el milagro de detener una peste de cólera en el país.

Policías en la zona donde ocurrió el incendio. Foto: Lester Arcia / IP Nicaragua.

Antes del terremoto de Managua en 1972, que destruyó casi toda la capital, la Sangre de Cristo estaba en la Basílica de San Antonio y luego fue trasladada a la comarca de Monte Tabor y posteriormente a la parroquia de Pio X y cuando se construyó la catedral, el cardenal Miguel Obando y Bravo decidió trasladarla a este templo.

La imagen es considerada por la iglesia Católica y la feligresía nicaragüense, como “muy milagrosa”.

La imagen fue traída desde Guatemala en julio de 1638 y la visitó en su altar el papa Juan Pablo II durante su segunda visita a Nicaragua, en enero de 1996.

Destruyen con bomba incendiaria la capilla de la Sangre de Cristo en la catedral de Managua

Redacción IP Nicaragua

La capilla donde permanece la imagen de la Sangre de Cristo en la catedral de Managua, fue destruida por un incendio la  mañana de este viernes, cuando un sujeto desconocido entró y lanzó una bomba, informó la Arquidiócesis de Managua.

A los pocos minutos los bomberos se hicieron presentes en el lugar, logrando controlar las fuertes llamas dentro del templo religioso.

Varias de las personas que se encontraban en el templo, reportaron a los medios de comunicación que escucharon como una explosión y que el fuego comenzó a consumir demasiado rápido el interior de la capilla.

Así quedó la imagen de la Sangre de Cristo. Foto: Redes Sociales.

Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, lamentó lo ocurrido y escribió en su cuenta de Twitter:

“Acabo de comunicarme con religiosas y sacerdotes de la Catedral de Managua. Hemos llorado juntos a causa del incendio que ha ocurrido en la capilla de la venerada imagen de la Sangre de Cristo. ¡Mi cercanía y mi oración con el pueblo de Nicaragua en este doloroso momento!”.

Iglesia se pronuncia

La arquidiócesis de Managua compartió un primer comunicado donde condenan lo ocurrido este viernes en la catedral. Lo líderes religiosos están evaluando los daños y en las próximas horas estarán brindando un segundo comunicado.

Foto tomada de redes sociales.

Para la iglesia lo ocurrió es “un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable, por lo que debemos permanecer en constante oración para derrotar a las fuerzas malignas”.

Imagen con valor histórico

La imagen de la Sangre de Cristo de la catedral de Managua representaba un valor histórico incalculable,  ya que en 2020 estaba cumpliendo 383 años de haber llegado al país.

La imagen provino de Guatemala y se le atribuye para los años de 1850, el milagro de detener una peste de cólera en el país.

La policía se encuentra en la Catedral de Managua. Foto: Lester Arcia / IP Nicaragua.

Antes del terremoto de Managua en 1972, que destruyó casi toda la capital, la Sangre de Cristo estaba en la Basílica de San Antonio y luego fue trasladada a la comarca de Monte Tabor y posteriormente a la parroquia de Pio X y cuando se construyó la catedral, el cardenal Miguel Obando y Bravo decidió trasladarla a este templo.

La imagen es considerada por la iglesia Católica y la feligresía nicaragüense, como “muy milagrosa”.

La imagen fue traída desde Guatemala en julio de 1638 y la visitó en su altar el papa Juan Pablo II durante su segunda visita a Nicaragua, en enero de 1996.

Ataques a la iglesia

En los últimos días se han intensificado ataques contra la iglesia Católica, principalmente con actos de profanación y sacrilegio.

Los últimos dos actos condenables por la iglesia Católica y diferentes sectores, ocurrieron hace pocos días en parroquias de Nindirí y Veracruz, donde destruyeron hostias consagradas, imágenes religiosas, el Santísimo y otros símbolos de gran importancia.

Fraile esteliano pierde la batalla contra el covid-19

*El religioso había sido dado de alta hace una semana con notable mejoría.

ERNESTO GARCíA

El fraile Jaime Valdivia, de la orden de los Monjes Contemplativos Albertinianos, de Estelí, se rindió a la muerte tras haber estado hospitalizado con covid-19.

La noticia de su fallecimiento la brindó la mañana de este viernes monseñor Juan Abelardo Matta, obispo de Estelí.

«Invitamos a los fieles a elevar oraciones por el eterno descanso de su alma y agradecimiento a Dios por el don de la vida», dice la nota luctuosa de la Diócesis de Estelí.

Fray Jaime Valdivia era el director fundador del monasterio de los Monjes Contemplativos Albertinianos.

El religioso, de 64 años, trabajó en vida por la causa de la beatificación del padre Oderico D’ Andrea.

Durante su vida también llevó la palabra de Dios hasta las zonas más recónditas de Estelí.

Fray Jaime Valdivia se contagió de covid-19 a inicios del mes de julio junto con los otros cinco frailes que están en el monasterio de los monjes contemplativos en Estelí.

El sacerdote fue dado de alta la semana pasada en un hospital de la capital con notables signos de mejoría.

Los otros cinco frailes lograron sobrevivir a los embates del coronavirus.

Quinto sacerdote fallecido

Desde que la pandemia del coronavirus llegó a Nicaragua el pasado mes de marzo, cinco clérigos católicos han fallecido a consecuencia del mortal virus.

Las dos primeras víctimas mortales entre el clero nicaragüense fueron los monseñores Bismarck Acevedo y Francisco Leiva, en la Diocésis de León. Estos decesos ocurrieron en el mes de mayo.

En la primera semana de junio falleció el padre Francisco Solano, párroco de la iglesia de Guadalupe, en Granada.

Al amanecer del 23 de junio murió en un hospital público de Managua, monseñor Bosco Vivas Robelo, obispo emérito de León.

Hasta el domingo 26 de julio, el Ministerio de Salud (Minsa) contabilizaba 3,439 casos de covid-19, con 108 fallecidos.

Mientras que el Observatorio Ciudadano Independiente contabiliza 8,759 casos de covid-19 y 2,487 decesos por el letal virus.

Jonathan Loáisiga conquista su primera victoria de la temporada con los Yanquis De Nueva York

Tras una labor de tres entradas como relevista y la ayuda de Aaron Judge con un jonrón de tres carreras, el derecho nicaragüense logró su primer triunfo del 2020.

Harold Briceño Tórrez

@BriceoHarold

En su primera actuación como relevista en la actual campaña, Jonathan Loáisiga sufrió por un momento ante los Orioles de Baltimore pero al final se quedó con la mejor parte. Entró con su equipo ganando el juego 5-4 y tras haber lanzado un tercio de partido lo dejó perdido 6-5, sin embargo, un jonrón de tres carreras de Aaron Judge en la parte alta de la novena entrada lo salvó de la  derrota y lo convirtió en el pícher ganador.

Luego de su actuación de este jueves, en la que permitió dos carreras a lo largo de tres entradas, le conectaron un jonrón, otorgó dos bases por bolas y ponchó a cuatro adversarios, Loáisiga dejó su efectividad en 4.50.

Una apertura y un relevo ha realizado Loáisiga este año con los Yanquis. Foto: Archivo El Nuevo Diario.

Al sumar sus dos presentaciones de la temporada, la primera como abridor ante los Nacionales de Washington y esta como relevista frente a los Orioles, Jonathan acumula seis entradas lanzadas, un recorrido en el que  admite 3 imparables, entre ellos dos jonrones, le han fabricado tres carreras limpias, ha regalado tres bases por bolas y ha ponchado a siete rivales.

ASÍ FUE SU TRABAJO

Jonathan apareció en el sexto episodio en sustitución de Adam Ottavino, quien a su vez había relevadoal abridor J. A. Happ. El derecho nicaraguense tuvo un inicio titubeante al regalarle bases por bolas consecutivas a Pedro Severino y Dwight Smith, pero luego resolvió la situación rápidamente al ponchar a Pat Valaika y dominar a Rio Ruiz, quien bateó un roletazo que fue útil para forjar una doble matanza.

En el siguiente episodio, no hubo ningún sutos para Loáisiga, pues retiró en orden a los tres bateadores que enfrentó. Cedric Mullins falló en un elevado al bosque izquierdo, Austin Hays se ponchó viendo pasar el tercer envío y Hansear Alberto no hizo más que conectar un fly también al jardín izquierdo del Oriole Park at Camden Yards.

Jonathan es el único nicaragüense en Grandes Ligas por el momento. Foto: Archivo El Nuevo Diario.

El dominio de Jonathan se vio alterado en el octavo episodio, cuando tras ponchar a Renato Núñez, golpeó a Anthony Santander y Severino lo sacudió con tremendo jonrón por el left field, dándole vuelta a la pizarra de 5-4 a 6-5. Pese al jonrón, Loáisiga siguió y terminó su trabajo ponchando a Smith y dominando con batazo dentro del cuadro a Valaika.

Así, Loáisiga regresó al dogout cargando con la derrota y la culpa de haber echado a perder el triunfo de su equipo. Pero no tardó mucho sumergido en esa pesadumbre, pues en la parte alta del noveno, el gigante Aaron Judge conectó un jonrón de tres carreras que volvió la pizarra a favor de los Yanquis y de Jonathan 8-6.

Los Orioles no pudieron hacer nada ante el picheo del cerrador Zach Britton y entonces la victoria fue para Jonathan, quien llegó a 5 victorias en las dos temporadas que suma en Grandes Ligas.

La Masaya que no duerme en plena pandemia de Covid-19

Lester Arcia

Es jueves por la noche y varios habitantes de Masaya, transitan por las calles como si la pandemia del covid-19 no existiera.

En el parque central, a la par de un establecimiento de comida rápida está un grupo grande de ciudadanos que degustan de las populares hamburguesas, pizza y otros alimentos. Ninguno porta mascarilla ni guardan el distanciamiento social.

Foto: Lester Arcia / IP Nicaragua.

Hay bares en las zonas aledañas a la espera de clientes, muchos a las 8:00 PM ya cuentan con varios jóvenes disfrutando de la noche. Toman cerveza, bailan y bromean entre sí. Mientras otros solicitan música para cantar en un karaoke.

Sin embargo, meseros y quiénes atienden en los bares aplican alcohol a los clientes y utilizan mascarilla.

La ciudad es visiblemente rodeada por patrullas policiales.

Otros se resguardan

Mientras una buena parte de la población de Masaya disfruta en plena pandemia de diversión nocturna, otras familias se resguardan en sus hogares para no ser contagiados por el coronavirus.

Foto: Lester Arcia / IP Nicaragua.

Los negocios de fritangas ya no preparan la misma cantidad de comida que hace unos meses.

«Se ha bajado la venta, la gente mejor cocina en su casa, pero siempre vendo. Quienes compran son los chavalos que andan en la calle”, comentó una señora que prefirió omitir su nombre, que sin titubear añadió que siempre la policía camina rondando, y no para cuidar, si no para asediar a quienes son opositores al gobierno.

Oenegés costarricenses realizarán pruebas covid-19 a nicas varados en Peñas Blancas

 *Este viernes realizarán los primeros test, cuyos resultados pueden estar listos en 48 horas.

Redacción IP Nicaragua

Tres organizaciones de la sociedad civil de Costa Rica y un hospital privado realizarán a partir de este viernes las pruebas covid-19 a los nicaragüenses que permanecen en la frontera de Peñas Blancas desde hace 13 días.

El resultado negativo de la prueba molecular PCR en tiempo real para covid-19 podría estar listos en un periodo de 48 horas, informó el comandante, Alonso Soto, ministro de seguridad costarricense.

“Nos dijeron que podrían tardar 48 horas, incluso podría ser un poco más (…) Vamos a facilitar el tema hospitalario privado y quiero que quede claro, las oenegés son las que van a pagar las pruebas y van a contratar a alguien y nosotros vamos a facilitar un lugar para que puedan hacer la prueba y que las personas puedan seguir adelante hacia sus casas”, dijo Soto.

La Fundación Arias, con sede en San José, Costa Rica, es una de las organizaciones que, junto a otras oenegés, logró gestionar la donación de las pruebas covid-19 para los nicaragüenses que permanecen en condiciones inhumanas en la frontera, haciendo uso de un solo sanitario y bajo champas improvisadas con plástico negro.

Deberían ingresar

El ministro de seguridad costarricense afirmó que a la fecha mantienen una buena comunicación con las autoridades de Nicaragua y recién sostuvieron una reunión para abordar otras temáticas, pero cree que la situación de los varados se pudo resolver de una forma más “práctica”.

“Creo que en estas cosas hay que ser muy prácticos más que reuniones formales son situaciones prácticas que se pueden resolver con una conversación y una llamada telefónica y por eso lo hemos estado abordando”, dijo Soto.

Este viernes realizarán los primeros test, cuyos resultados pueden estar listos en 48 horas. Foto: Cortesía / IP Nicaragua.

El funcionario costarricense realizó este jueves un recorrido por la zona acompañado de la directora general de Migración de Costa Rica, Raquel Vargas.

Soto explicó que es difícil conocer con exactitud cuántas personas permanecen varadas en el lugar, debido a que los conciudadanos están del lado nicaragüense.

“Indudablemente son personas, seres humanos que están ahí atascados, están en territorio nicaragüense, nosotros vamos a facilitar un espacio, para que estas organizaciones hagan ese trabajo y lo cierto es que por estar en territorio nicaragüense nosotros no tenemos inventario exacto y preciso”, dijo Soto.