Variante ómicron llega a México, segundo país latinoamericano en registrar un caso

El primer caso positivo de la variante ómicron en México es una persona de 51 años proveniente de Sudáfrica

México se convirtió el viernes en el segundo país de Latinoamérica en registrar un caso de la variante ómicron del coronavirus, al reportar la presencia de la cepa en una persona procedente de Sudáfrica.

Según informó el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell en Twitter, el contagiado tiene 51 años y está internado en un hospital de la capital con síntomas leves. Más tarde, autoridades sanitarias detallaron que las personas que tuvieron contacto con él no registran síntomas o positividad al COVID-19.

López-Gatell explicó que desde el 26 de noviembre, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a ómicron como una «variante de preocupación», las autoridades mexicanas fijaron un protocolo de vigilancia virológica que identifica tempranamente casos de COVID-19 en personas que llegan de cualquier país.

El primer caso positivo de la variante ómicron en México es una persona de 51 años proveniente de Sudáfrica; tiene enfermedad leve y voluntariamente se internó en un hospital privado en la Ciudad de México para evitar contagiar. Su pronóstico de recuperación es favorable.

«Cerrar fronteras y bloquear personas o bienes, no son medidas útiles para contener las variantes», añadió el subsecretario. A lo largo de la pandemia, el gobierno de México se ha negado a cerrar fronteras o restringir vuelos. Con casi 300,000 muertes por COVID-19, México es el cuarto país del mundo más afectado por la pandemia del coronavirus.

Antes del anuncio, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que estaba por confirmarse un caso sospechoso, aunque pidió a la población no alarmarse. «Una de las cosas que tiene esta variante, hasta ahora, es que no es dañina, no tiene más peligrosidad que las otras variantes», dijo.

Brasil se convirtió esta semana en el primer país de Latinoamérica en registrar casos de la variante ómicron, que ya se ha presentado en Canadá y Estados Unidos, vecinos de México.

Soumya Swaminathan, científica jefe de la OMS declaró a Reuters el viernes que, aunque la nueva cepa parecía ser muy transmisible, la respuesta correcta era estar preparados, ser cautos y no entrar en pánico.

La OMS ha instado a los países a aumentar la capacidad de atención sanitaria y a vacunar a su población para luchar contra el alza de los casos de COVID-19 provocada por la variante ómicron. A pesar de haber sido el primer país de la región en iniciar la vacunación de su población contra el COVID-19, México se ha quedado rezagado y, a la fecha, ha vacunado con esquema completo al 50% de su población mayor de 18 años.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email