Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo recibe informe sobre Nicaragua

*Cenidh pide sanciones individuales y activación de la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación.

Redacción IP Nicaragua

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció ante la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, las graves violaciones a los derechos fundamentales en el país y solicitó sanciones individuales además la activación de la cláusula democrática que dejaría a Nicaragua fuera del Acuerdo de Asociación.

“Los nicaragüenses resistimos cívicamente una crisis múltiple de violaciones de derechos humanos que el régimen Ortega-Murillo trata de deslegitimar llamándola Golpe de Estado, nada más alejado de la verdad”, dijo la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez.

Durante su intervención, Núñez leyó una carta en representación de Margine Blandón, madre del preso político Jaime Navarrete, quien está en prisión desde el pasado 24 de julio de 2019, tras ser capturado por segunda ocasión y en la que deja saber las graves violaciones de derechos humanos que se cometen en contra de los privados de libertad.

“El gobierno sigue haciendo caso omiso de respetar los derechos humanos de todos los nicaragüenses, por eso pedimos al Parlamento hacer uso de todos los mecanismos de presión para recuperar la libertad y democracia en nuestro país, como son las sanciones individuales”, reiteró la presidenta del Cenidh.

El caso del preso político Jaime Navarrete, según la carta leída por Núñez, es el primero que llega a la última instancia del Poder Judicial para una audiencia de casación, pero los resultados por demostrar su inocencia han sido infructuosos.

El 24 de agosto de 2020, según la presidenta del Cenidh, se efectuó la primera audiencia de casación. El 28 de septiembre correspondía una nueva audiencia, la cual no se llevó a cabo y aunque han esperado los 30 días reglamentarios que establece la ley, la Corte Suprema de Justicia “ni siquiera se ha pronunciado”.

“La historia de Jaime es una de las 118 historias de personas que están presas por razones políticas en Nicaragua por el simple hecho de pensar diferente y protestar contra el autoritarismo de esta dictadura criminal”, mencionó Núñez.

Recordó que el pasado 4 de noviembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a 41 presos políticos de Nicaragua, tras evaluar que se encuentran en una “situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable”, debido a las condiciones y violaciones a sus derechos en los penales donde están recluidos.

La carta enviada por la madre del preso político Jaime Navarrete y que fue leída por la defensora de derechos humanos expone el constante asedio que vive la ciudadanía en general y la llamada oposición en el país.

Añade que en Nicaragua se ha perdido el derecho de asociación, de expresión y de protesta pacífica y denunció que “todas las semanas se reportan asedios, detenciones arbitrarias, malos tratos, agresiones y violaciones al debido proceso”.

“Creemos que Nicaragua puede salir por la vía democrática de esta graves violaciones de derechos humanos, sin embargo, exigimos a los actores nacionales e instamos a la comunidad internacional a que cualquier proceso electoral esté precedido por la liberación de nuestros familiares, el restablecimiento de las libertades y desmantelamiento de los paramilitares. Sin liberación no hay elección”, señala la misiva.

El eurodiputado Javier Nart, del grupo Renovar Europa, participó de la sesión en la que se expuso la situación sobre Nicaragua y se sumó al llamado que hizo la presidenta del Cenidh para imponer sanciones individuales y activar la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación en caso de ser necesario.

“Sanciones directas al régimen, que no son solamente sanciones subjetivas, sino sanciones porque tenemos un acuerdo preferencial que es el de America Central, del cual es parte Nicaragua (…) Si no se respetan los valores democráticos, que se le suspenda el acuerdo a Nicaragua, sencillamente por respeto a nuestras propias decisiones no podemos seguir manteniendo un acuerdo preferencial con un régimen que no respeta algo tan fundamental como es el respeto a los valores democráticos a los que se comprometió en el Acuerdo de Asociación”, mencionó Nart.

Por su parte, la eurodiputada Soraya Rodríguez dijo que “la Unión Europea debe tomar medidas claras porque las próximas elecciones no pueden celebrarse en un contexto de represión”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email