Parlamento Europeo cierra filas y exige a Ortega frenar aprobación de leyes

* Eurodiputados aprueban resolución con 609 votos a favor. Contemplan sanciones y la activación de la cláusula democrática del ADA.

Redacción IP Nicaragua

El Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que exige al Gobierno de Daniel Ortega a que desista de la aprobación del combo de leyes, que incluye la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros y Ley de Ciberdelitos, de lo contrario responderán con sanciones contra toda “su banda criminal”. Las sanciones incluirían al propio Ortega y Rosario Murillo.

Al menos 609 eurodiputados apoyaron la moción de responder con sanciones y activar la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación (AdA), que dejaría a Nicaragua fuera de ese acuerdo, en caso de que la Asamblea Nacional de Nicaragua apruebe las dos iniciativas mencionadas y otra “ley contra crímenes de odio”, que buscaría cómo establecer la cadena perpetua en el país.

El eurodiputado José Ramón Bauzá, del Grupo Renew Europe, demandó a la Eurocámara ejercer mayor presión contra Ortega, y apoyar a Nicaragua para que haya un cambio democrático, de lo contrario “tiene que haber consecuencias”, advirtió.

581 eurodiputados apoyaron la moción de responder con sanciones. Foto: Captura de video.

“Qué se exige, las sanciones a Ortega y a Murillo y a toda su banda criminal y también la activación de la cláusula democrática en el Acuerdo de Asociación (de la Unión Europea con Centroamérica)”, mencionó Bauzá durante su intervención.

Recordó que, en el año 2012, los demócratas del Parlamento Europeo se comprometieron a suspender el Acuerdo de Asociación, en caso que no se cumplieran los derechos humanos, o si el país firmante no apoyaba la democracia.

“Cuántos muertos, cuántos exiliados tiene que haber en Nicaragua para que nos sigamos avergonzado, y nos indignamos, si Ortega y Murillo quieren seguir robando lo poco que le queda al pueblo de Nicaragua que no sea con nuestra convivencia”, apuntó Bauzá.

En 2018, desde el levantamiento cívico de la población por las medidas dictadas en relación con el seguro social, el Gobierno de Ortega y Rosario Murillo, según organismos de derechos humanos, ejerció represión contra el pueblo que dejó al menos 328 personas fallecidas, más de 2,000 heridos, a quienes se les negó la atención en los hospitales y más de 100 mil personas se han tenido que exiliar.

A la fecha, más de 100 personas siguen siendo presas políticas y para ejercer mayor presión pretende aprobar los dos anteproyectos de ley que envió en septiembre pasado a la Asamblea Nacional, situación que motivó a la Eurocámara tratar nuevamente la situación del país.

Alicia Homs, miembro del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, denunció que la ciudadanía nicaragüense desde hace mucho tiempo vive en “circunstancias inaceptables”, mientras Daniel Ortega que “ha renunciado a defender a su pueblo” sigue aferrándose al poder a costa de lo que sea.

“Desde el Parlamento Europeo pedimos al gobierno de Nicaragua que abandone el camino de la represión, si siguen restringiendo los derechos de sus ciudadanos habrá consecuencias como pueden ser nuevas sanciones, retiren las leyes que vulneran los derechos humanos como pueda ser la de los Agentes Extranjeros, cesen las hostilidades a quienes dicen lo que piensan, liberen a aquellos detenidos por expresar sus ideas y dejen volver a quienes han tenido que exiliarse por luchar por la Nicaragua en la que creen”, mencionó la eurodiputada.

Por su parte, el europarlamentario Hermann Tertsch, del partido español Vox, señaló que Nicaragua es otro ejemplo de “dictadura” en el continente, donde hay una “escalada de la represión brutal”.

“Tenemos unas leyes, son leyes para cerrar la discusión. Tanto la ley de agentes extranjeros pone que prácticamente no va a haber cooperación internacional posible, como la ley de delitos cibernéticos que no va a dejar opinión, estamos ante una dictadura que tenemos que tratarla como tal, como tenemos que tratar a la de Cuba que tiene tanta influencia en Nicaragua”, mencionó el político.

Por su parte, Leopoldo López Gil, empresario, activista y político venezolano, padre de Leopoldo López, que resultó electo diputado dentro de la lista del Partido Popular en las elecciones europeas de 2019, señaló que en Nicaragua estamos ante un “claro intento de la dictadura para continuar reprimiendo los derechos, libertades fundamentales” de los ciudadanos.

“La ley de agentes extranjeros junto con las otras leyes son la estrategia clara de ese régimen de Ortega para impedir legalmente la participación de la oposición en futuras elecciones y mantenerse en el poder amparándose en un supuesto Estado de Derecho”, mencionó López Gil.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email