Ortega entre los presidentes con mayor índice de opinión negativa, según estudio latinoamericano

*Los mandatarios de Ecuador y Chile aparecen con mayor rechazo de la población y los de El Salvador y República Dominicana con mayor aceptación.

REDACCIÓN / IP Nicaragua

El presidente Daniel Ortega apare entre los mandatarios con mayor índice de opinión negativa en América Latina, según un estudio divulgado por la organización independiente Directorio Legislativo, con sede en Buenos Aires, Argentina y Washington, Estados Unidos, y publicado por el diario La Tercera, de Chile.

Ortega aparece con 32% de opinión positiva, contra 51% de imagen negativa, según el estudio.

Son solo cuatro los países de la región con líderes de gobierno que entre septiembre y octubre promediaron un apoyo ciudadano de 50% o más: El Salvador, República Dominicana, Uruguay y México.

En cambio, son seis los mandatarios que tienen el mismo porcentaje o más de imagen negativa, con Lenín Moreno, de Ecuador (90%), y Sebastián Piñera (70%) liderando el peor índice, según el estudio.

El informe muestra que algunos gobernantes se vieron fortalecidos al inicio de la pandemia, entre marzo y abril, especialmente quienes tomaron posturas más activas en términos de medidas de prevención, como Iván Duque, en Colombia, Martín Vizcarra, en Perú, y Alberto Fernández, en Argentina. Es el llamado “fenómeno burbuja”.

Imagen tomada de Twitter.

“En ese escenario de incertidumbre y altamente cambiante, las encuestas favorecieron a los gobiernos que asumieron posturas más activas en términos de medidas de prevención, por ejemplo, los de Colombia, Perú y Argentina. En algunos casos eso, a su vez, contribuyó a mitigar en forma temporal las tensiones con la oposición local u otros liderazgos locales”, explica al diario La Tercera, Felicitas Torrecilla, coordinadora de Investigación de Directorio Legislativo. Sin embargo, esa alza terminó por caer en los meses posteriores.

Mientras los líderes de estos últimos países (a excepción de Vizcarra, que fue destituido del cargo el lunes) disminuyen sus apoyos, los presidentes de Brasil y México parecen ir fortaleciéndose. Esto resulta interesante, puesto que ni Jair Bolsonaro ni Andrés Manuel López Obrador tomaron medidas muy fuertes para controlar la propagación del covid-19.

La curva de la valoración de sus imágenes indica que perdieron apoyo al principio de la pandemia, pero empezaron a recuperarse en los últimos meses.

De hecho, según muestra el estudio, Bolsonaro es el único presidente que en los últimos dos meses alcanzó su peak de popularidad en lo que va del año, con 43%.

“No hemos notado una relación directa entre la evolución de la situación epidemiológica y la evolución de la aprobación de gobierno, en cada país. En otros términos, nuestra observación general es que la valoración no está tan relacionada a los resultados obtenidos en términos sanitarios, sino más bien al impacto socioeconómico de las medidas tomadas para lograrlos (cuarentena, suspensión de actividades económicas, etc.)”, agrega Torrecilla al diario chileno.

Así, tras el “fenómeno burbuja” de marzo y abril, el nivel de aprobación de los gobiernos ha vuelto gradualmente al que tenían antes de la irrupción de la pandemia en el continente, a medida que se reactivan los conflictos previos como las protestas sociales en Colombia, las discusiones sobre el poder judicial en Argentina, la delicada situación fiscal en Costa Rica, y la difícil relación entre el Ejecutivo y Legislativo en Perú.

Moreno y Piñera

Los mandatarios de Ecuador y Chile son los que tienen mayor desaprobación en la región, en parte a consecuencia de los respectivos procesos sociales que se vivieron en ambos países a fines del año pasado.

Estos presidentes comenzaron el año con bajos niveles de aprobación, con un 10% para Piñera entre enero y febrero y un 13% para Moreno. Los responsables del informe señalan que, frente a los porcentajes del bimestre enero-febrero, “es preciso decir que Piñera -pese a ser uno de los presidentes con menor imagen positiva de la región- ha logrado repuntar un poco, estabilizándose en torno al 20% a 22%. Moreno definitivamente no pudo revertir su desprestigio”.

En el caso de Piñera, el bajo nivel de imagen está fundamentalmente vinculado con factores políticos no asociados a la pandemia (hartazgo social con la política tradicional, incertidumbre causada por múltiples cambios de gabinete, etc.).

Luego del efecto catalizador del reciente referéndum, va a ser interesante ver cómo evoluciona su imagen a partir de ahora.

En Ecuador, en tanto, los efectos de la pandemia fueron “graves y súbitos”, y se sumaron a una ya muy deteriorada situación económica. Imágenes de personas muriendo en las calles de Guayaquil marcaron los primeros meses de la crisis sanitaria, cuando el virus recién tocaba la región.

Por otro lado, están los países con las mejores cifras como El Salvador, República Dominicana y Uruguay, todos ellos entre su primer año o sus primeros meses de mandato.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email