Ortega se aísla de la comunidad internacional con aprobación de leyes represivas, afirma Estados Unidos

Lester Arcia / IP Nicaragua

El Departamento de Estado de los Estados Unidos señaló que las leyes aprobadas recientemente por la Asamblea Nacional en Nicaragua, aislará al Gobierno de Daniel Ortega de la comunidad internacional.

En un comunicado publicado este lunes en su sitio web oficial, el Estados Unidos, también repudió la creciente ola represiva desatada contra la oposición en Nicaragua.

El pronunciamiento del Departamento de Estado rechazó las consecuencias provocadas a las organizaciones civiles por la llamada Ley de Regulación de Agentes Extranjeros.

“Estos desarrollos asfixian aún más a la sociedad civil nicaragüense y alejan al país de las elecciones libres y justas de noviembre. Ortega está conduciendo a Nicaragua hacia la dictadura”, puntualizó Estados Unidos.

Esas acciones con leyes conjuntas “aislará aún más a su régimen de la comunidad global”, subraya el Departamento de Estado.
EEUU advierte de “creciente represión”

Por otro lado, el comunicado afirma que el Gobierno de los Estados Unidos “está profundamente preocupado por la creciente represión del gobierno del presidente Daniel Ortega en Nicaragua”.

Agregan que la administración del reciente presidente electo Joe Biden “está comprometida a apoyar al pueblo nicaragüense y su demanda de democracia”.

Estados Unidos en reiteradas ocasiones ha denunciado a Ortega como violador de derechos humanos.

“Estamos enfocados en empoderar a la sociedad civil y mejorar el respeto por los derechos humanos. Instamos al presidente Ortega a que cambie de rumbo ahora”, reiteran.

La semana pasada, varias organizaciones entre ellas el capítulo de Nicaragua de PEN Internacional y la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), se vieron forzadas a cerrar operaciones porque declinaron registrarse ante el Ministerio de Gobernación como agentes extranjeros.

El anuncio de la FVBCH fue hecho un día después que la poeta y escritora, Gioconda Belli también anunció el cese de operación de PEN Nicaragua, porque ninguno de los miembros de la organización “se considera agente extranjero”.

A través de esta Ley, el Gobierno de Nicaragua le otorga al Ministerio de Gobernación (Migob) las facultades para intervenir fondos y hasta suspender personerías jurídicas a organizaciones y asociaciones que reciban financiamiento del extranjero, y que no registren a sus donantes como lo establece la nueva Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, Ley No. 1040.

La Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos (OACNUDH), reiteró su petición de visitar el país antes de la presentación de un nuevo informe en el 46 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos.

Entradas recomendadas