Organizaciones piden no bajar la guardia frente al covid-19

Eva Inestroza

Desde hace un poco más de un mes, en Nicaragua se percibe una «falsa calma» en relación con el tema de los contagios y las muertes por covid-19. Sin embargo, distintas asociaciones, entre ellas de médicos, piden a la población continuar manteniendo las medidas de prevención y evitar el contagio.

Este miércoles 5 de agosto, cuatro movimientos juveniles se sumaron al llamado de intensificar las medidas de prevención y protección establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), respaldando así los comunicados de las diversas asociaciones, en el que expresan que, en el país «existe una falsa impresión de que la pandemia del SARS- CoV-2 se está acabando».

 

En Nicaragua hay una «falsa calma» en relación al covid-19. Foto: Lester Arcia / IP Nicaragua.

Las organizaciones universitarias que firmaron el comunicado fueron: la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), el Movimiento Universitario 19 de Abril (Mu19a), el Movimiento Estudiantil 19 de Abril (Me19a) y el Movimiento UNA.

«Preservar la salud, vida y bienestar de nuestros seres queridos es fundamental para que podamos superar esta pandemia, y ante la negligencia del régimen en cuanto a la gestión de esta, es importante unir esfuerzos para enfrentarla», expresa el comunicado.

Es por ello que «instamos a la ciudadanía a no bajar la guardia y a tomar medidas sanitarias pertinentes para evitar que nuestros seres queridos sean afectados por la SARS-CoV-2», alertaron los jóvenes.

Incertidumbre por falta de información

Ante esta situación, en julio la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó en una conferencia de prensa que no se debe, ni puede, disminuir la gravedad de la pandemia mientras no se cuente con la información debida en la que se refleje verdaderamente la cantidad de casos y muertes.

El doctor Ciro Ugarte, director de emergencias en salud de la OPS, dijo el pasado 14 de julio durante la conferencia sobre los avances del covid-19 en la región de las Américas, que, si bien en Nicaragua la situación no parecía grave como en otros países, no se podía determinar con certeza el verdadero impacto del virus, porque no cuentan con una información detallada.

También aseguró que el organismo recibe semanal un informe del Ministerio de Salud sobre la situación del coronavirus en el país, es decir, el mismo reporte que brinda el Minsa todos los martes a través de los medios oficialistas.

De tal modo, que los movimientos que respaldan los comunicados de diversas sociedades y asociaciones de las especialidades de la medicina en Nicaragua exigen que se brinden los equipos de protección y material de trabajo necesarios al personal de salud «que se encuentra en primera línea ante esta pandemia».

Además, aprovecharon para exigir que cese el despido al personal de salud en momentos tan críticos y que se reintegre a todo el personal que ha sido «arbitrariamente despedido».

Entre los meses de abril y junio más de 12 médicos generales y especialistas fueron despedidos de hospitales estatales, por pedir a las autoridades protección ante la pandemia del coronavirus y recomendar prevención a la población.

Cifras poco creíbles

De acuerdo con el informe del Minsa, brindado este martes y que comprende del 28 de julio al 4 de agosto, en esa semana se produjeron 230 contagios y siete muertes.

Con esas cifras se reportan oficialmente 3,092 casos de covid-19 en total, desde que llegó al país, y 123 muertes.

No obstante, esas cifras están muy por debajo de los registros del monitoreo independiente del Observatorio Ciudadano, que hasta el 29 de julio reportaban 9,044 casos de posibles contagios y 2,573 muertes sospechosas de covid-19 en todo el país.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email