Organizaciones feministas piden el «cese inmediato de la represión» en Nicaragua

Redacción / IP Nicaragua

Organizaciones feministas y de mujeres de distintos países de América Latina y el Caribe y del Estado Español a través de una jornada  demandaron el «cese inmediato» de la violencia y la represión que viven en Nicaragua las activistas y defensoras de derechos humanos en el país.

«Exigimos al gobierno de Nicaragua el cese inmediato de la violencia y la represión social de las fuerzas policiales, parapoliciales y otras instancias del Estado hacia las defensoras de derechos humanos, activistas feministas y lideresas», mencionó en un comunicado la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras). 

Las activistas a través del llamado «Acción Feminista Global» este 30 de junio se manifestaron frente a las embajadas y consulados de Nicaragua en distintas partes del mundo en demanda de la liberación de las personas presas políticas en Nicaragua.

Las acciones internacionales de solidaridad con Nicaragua fue impulsado por organizaciones feministas de El Salvador, Argentina, México, Galicia, España, entre otros lugares del mundo.

En varios puntos se logró observar a los manifestantes vestir camisetas blancas y alzar afiches con las fotografías de personas presas políticas.

Garantizar el debido proceso

A través de un pronunciamiento, además piden que «se otorgue libertad plena a las todas las personas presas políticas y detenga los procesos de judicialización hacia cada una de ellas, y que garantice el debido proceso en cumplimiento con las normas del Derecho Internacional Humanitario, los derechos humanos y los compromisos suscritos a través de instrumentos internacionales y, en general, los marcos normativos de un Estado Social de Derecho».

Es decir, que «permita que tengan acceso a sus abogados o abogadas de confianza, reciban visita de sus familiares y, sobre todo, se les garantice un trato digno, en línea con los estándares de derechos humanos», agregan.

A la vez solicitan que se «detenga inmediatamente la represión, la persecución y las distintas violencias hacia lideresas, periodistas, feministas, activistas, defensoras de DDHH, quienes han denunciado violencia sexual, tortura, hostigamiento, violación y humillaciones sexuales en centros de detención y en sus territorios».

Piden participación política

También exigen al Gobierno que «brinde garantías para la participación política de las mujeres en Nicaragua –en todas sus dimensiones– sin que por su ejercicio ciudadano y de oposición al régimen sufran persecución, judicialización, violencias, ni hostigamiento alguno; que derogue las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional de Nicaragua, mayoritariamente oficialista, que violan los derechos civiles y políticos de las personas, y restringen la capacidad de incidencia de las mujeres y sus organizaciones».

Por último que «permita la visita de los organismos multilaterales que den seguimiento a las denuncias sobre la violación de DDHH en el país y se restituya el funcionamiento de las organizaciones de DDHH del país».

En este último mes, el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha encarcelado a 21 nicaragüenses, la mayoría opositores a su administración, cinco de ellos precandidatos presidenciales: Cristiana Chamorro Barrios, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y Miguel Mora. Al menos 11 líderes opositores, un banquero, un cronista deportivo, dos extrabajadores de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), y al conductor privado de Chamorro Barrios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email