Ordenan transferir al gobierno de Maduro 1.500 millones de dólares congelados en Portugal

Un fallo judicial en Lisboa favorece al gobierno de Nicolás Maduro en un caso que el mandatario calificó como un “secuestro ilegal” de recursos. La oposición confía en que esos fondos seguirán protegidos por EEUU.

Una sentencia de un tribunal de Portugal desbloqueó esta semana cerca de 1.500 millones de dólares que demandaba en su favor desde hace años el gobierno venezolano de Nicolás Maduro, según informó el miércoles uno de sus voceros.

El viceministro de Comunicación del poder ejecutivo venezolano, Alfred Nazareth, publicó en su cuenta de X, antes conocido como Twitter, que el gobierno de Maduro “gana juicio y recupera sus activos en Portugal”, adjuntando una serie de documentos del fallo del martes en un tribunal de Lisboa.

Según esos expedientes, el Tribunal Judicial del Distrito de Lisboa ordenó reembolsar 1.352 millones de euros -cerca de 1.500 millones de dólares-, depositados en el Novo Banco y que pertenecían al Banco de Desarrollo Económico y Social (BANDES), dependiente del gobierno de Maduro.

Esos fondos estaban represados judicialmente desde el desconocimiento de Maduro como presidente por parte de la Unión Europea y el reconocimiento como mandatario encargado de Venezuela del líder opositor del Parlamento, Juan Guaidó, desde enero de 2019.

Guaidó se exilió a Estados Unidos en abril pasado luego de que, en diciembre, la mayor parte de la oposición legislativa electa en 2015 que le respaldaba puso fin a su gobierno interino. Esa figura política exigió manejar esos activos.

El dirigente opositor criticó la decisión y expresó su preocupación sobre el destino de activos venezolanos en el extranjero que su figura de gobierno -según dijo- había manejado para “protegerlos” de una posible malversación de parte del gobierno de Maduro.

Tras el desconocimiento de Maduro como jefe de Estado por Portugal, en 2019, Novo Banco valoró que el congelamiento de depósitos de entidades venezolanas era un asunto judicial y que sería una corte la que debía decidir si los liberaba.

Pago con intereses

El gobierno de Maduro demandó formalmente el regreso de esos fondos a las cuentas de sus organismos oficiales hasta que, este martes, se ordenó “el pago del saldo final a la fecha de cancelación de los contratos y de los intereses de demora”.

El fallo de este martes ordenó que los fondos congelados en el Novo Banco deben devolverse a las cuentas manejadas por organismos e instituciones regentadas por funcionarios del chavismo, como filiales del BANDES y la petrolera PDVSA.

Nazareth, vocero del gobierno madurista, añadió en su tuit que el oficialismo venezolano “recupera sus activos en Portugal”.

Carlos Paparoni, un diputado opositor que lidera la comisión de finanzas de ese Parlamento electo en 2015, dijo que el chavismo no recibiría esos recursos, al menos por ahora.

Siempre según su opinión, existe una “protección” en Estados Unidos de esos dineros depositados por el Estado venezolano en el Novo Bank. Esos fondos, explicó, “se basan en las acciones del Tesoro” norteamericano sobre el BANDES.

“Mientras estas acciones existan, Nicolás Maduro no tendrá acceso a esa plata”, escribió en sus redes sociales. El jefe de Estado venezolano califica desde 2019 esos activos y fondos congelados en el extranjero como “un secuestro ilegal” de los recursos de Venezuela.

Con información de la Voz de América 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email