Madre de niño de Nicaragua rescatado en frontera sur de EE.UU. sigue secuestrada en México

  • Tío del niño dice que realiza los trámites correspondientes para que le entreguen al menor, mientras la familia logra reunir el dinero para pagar a secuestradores en México por el rescaste de la madre del menor rescatado.

Tomado de Despacho 505 y Confidencial

Un portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés), informó del rescate de un niño de 10 años de origen nicaragüense en la frontera sur entre México y Estados Unidos, mientras su madre permanece secuestrada por coyotes en México, según reveló un tío del menor.

“El pequeño, de Nicaragua, estaba angustiado y llorando después de despertar y darse cuenta de que el grupo de migrantes con el que viajaba lo había dejado atrás, fue entonces cuando un agente lo encontró “en un camino rural cerca de La Grulla, Texas”, detalló el portavoz a medios estadounidenses.

El sitio Confidencial publicó que el rostro del niño nica se ha vuelto viral en medio de la crisis humanitaria que se vive en la frontera sur estadounidense.

“Es uno más que se suma a los 18 000 niños y adolescentes no acompañados que han llegado a Estados Unidos y se encuentran bajo custodia de las autoridades, de acuerdo con los números del mes de marzo. Es la cifra más alta desde que el Gobierno empezó a compartir estos datos”, indica Confidencial.

Diversos medios en EE.UU. han divulgado la grabación publicada el pasado 3 de abril en Facebook: “Un amigo agente de la Patrulla Fronteriza iba para su casa cuando encontró a este niño al este de la Ciudad de Río Grande en un área infestada de serpientes de cascabel. Se despertó después de ser abandonado por un grupo con el que viajaba. Esto fue hace dos días”, escribió el usuario Anjel Hernández en una publicación.

Captura de imagen tomada del portal Milenio Digital.

El portal Despacho 505, informó este viernes que el niño encontrado el pasado 1 de abril en una zona desértica de Texas, fue llevado desde México a Estados Unidos tras ser secuestrado junto a su mamá, luego de que un tío, identificado como Misael Obregón, pagara por su rescate.

Madre del niño sigue secuestrada

En una entrevista con el periodista Miguel Mendoza, el hombre que se identifica como Misael Obregón, tío del menor, explicó que su hermana y sobrino, originarios de El Rama, en la Costa Caribe Sur de Nicaragua, salieron del país hace dos meses.

En la travesía también iban dos de sus hijos, contó Obregón, quien reside en Estados Unidos.

Obregón declaró que todos habían logrado llegar a territorio estadounidense, pero el niño y su mamá fueron devueltos a México por las autoridades.

Los otros dos menores al no viajar acompañados por sus padres fueron llevados a un centro de detención migratoria en Donna, Texas y ya se encuentran con su papá, indicó Despacho 505.

Rescate insuficiente

La mujer y el niño una vez en México, trataron de cruzar nuevamente la frontera hacia Estados Unidos. Entonces, reveló Obregón, fueron secuestrados por traficantes, que los separaron y pidieron un rescate.

“Yo les dije que yo les pagaba, pero si ellos los pasaban para acá, para Estados Unidos”, aseguró Obregón.

El hombre explicó que no tenía el dinero suficiente para pagar el rescate de su hermana y sobrino, por lo que tuvo que elegir, junto con su hermana, que liberaran primero al niño de iniciales W.G.O.

Ahora Obregón dice que realiza los trámites correspondientes para que le entreguen al menor, mientras la familia logra reunir el dinero suficiente para pagar por el rescaste de su hermana.

“Yo el contacto lo tengo con ellos (secuestradores) siempre, porque ellos tienen a mi hermana todavía”, insistió.

Niño pidió auxilio a un patrullero

Al verse solo y después de deambular por la carretera en el paso fronterizo de Río Grande City (Texas), el niño nicaragüense acudió a un oficial de la patrulla fronteriza en busca de ayuda.

El momento fue grabado en video que acumula miles de reproducciones porque evidencia el drama migratorio de los centroamericanos hacia Estados Unidos, y que alcanza a miles de menores de edad que emprenden el viaje solos o terminan separados de sus familiares en el trayecto.

Aunque, en este caso, aclaró su tío, el menor no viajaba solo.

A continuación el diálogo entre el niño y el patrullero al momento de su encuentro:

— Niño: Buenos días, ¿me puede ayudar?

— Policía: ¿Qué pasó?

—Niño: Es que yo venía con un grupo de personas, y me dejaron botado y no sé dónde están

—Policía: ¿No vienes con mami o con papi?

—Niño: Nadie, yo venía en un grupo… y al final vine aquí a pedir auxilio. Yo vengo porque si no, ¿dónde voy a pedir ayuda? Me pueden robar, secuestrar o algo.

Miles de niños son separados de sus padres por los coyotes cuando intentan cruzar el territorio norteamericano y son trasladados a centros de detenciones de la CBP en Donna, Texas.

A este sitio fue trasladado el menor nicaragüense. En el centro le realizaron test para detectar el coronavirus, según la información oficial sobre el caso.

Este sitio ha sido denunciado de mantener a los niños hacinados dentro de jaulas. Hasta este lunes, había más de 19,000 menores de edad bajo custodia de la policía fronteriza, informó Despacho 505.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email