Mundo Miskito, una puerta hacia la Costa Caribe de Nicaragua

Redacción / IP Nicaragua

Diter Bonilla, Vidal Taylor conocido como «Tuba» y Piter Bonilla apodado «Spartatuc» son tres jóvenes originarios de Puerto Cabezas que dan vida a la plataforma digital Mundo Miskito, una puerta que te transporta a toda la Costa Caribe de Nicaragua.

A través de Mundo Miskito, sus creadores buscan para quienes los siguen en todas sus redes sociales, puedan conocer los paisajes, la naturaleza, la vivencia y la gastronomía de la Costa Caribe.

«Igual estamos intentando romper el paradigma que existe alrededor de la Costa Caribe y ese paradigma también fue inculcado por los medios de comunicación tradicionales que venían de otros lugares para acá», cuenta Diter Bonilla a IP Nicaragua.

Según Bonilla a través de ese espacio intentan «mostrar un poco las realidades y también retomar el tema de enseñar las lenguas maternas de la región».

«El proyecto va alrededor de eso, la plataforma se mueve alrededor de eso, de revitalizar el tema cultural, naturaleza, de la vivencia y también la inmortalización de las leyendas de manera audiovisual, porque ya casi la gente no cuenta las leyendas o nadie lo dice o se lo transmite a sus nietos», dijo Bonilla.

Sus creaciones son audiovisuales, también cuentan con un podcast. Los tres se reúnen cada mes para decidir qué comunidades van a visitar y qué tipo de contenido grabar.

«Nosotros somos un grupo autofinanciado, pagamos nuestros viajes, utilizamos nuestros propios recursos, vemos nuestras posibilidades durante ese mes, dónde podemos ir, qué podemos hacer, pero a veces la agenda es bastante espontánea», dice Diter, de 29 años.

Nace Mundo Miskito

Mundo Miskito nació el 5 de noviembre del 2019. Sus creadores recuerdan que publicaron un video sobre un reto de pronunciar palabras en Miskito y fue un gran éxito.

«Teníamos pensado el proyecto desde meses antes, queríamos hacer un canal de YouTube, pero básicamente no teníamos bien definido lo que íbamos a hacer y un amigo nos dijo que pensáramos en hacer algo, pero algo original», cuenta Vidal, de 36 años.

Cuentan que todo el diseño digital se hizo en un día, entre el 3 y 4 de noviembre hicieron un logo para la página, crearon las redes sociales y luego lanzaron su proyecto que hasta hoy tiene más de 50 mil seguidores en Facebook y 7,360 suscriptores en YouTube.

Decidieron crear contenido sobre la Costa Caribe Norte y Sur, aprovechando que estos jóvenes habían trabajado en voluntariados sociales y tenían mucho material visual para compartir.

«Habíamos viajado bastante por toda la región, casi por toda Nicaragua y yo me junté porque le tengo pánico a la cámara y quería vencer ese miedo. En el caso de Piter Bonilla, él se une al proyecto por su talento con la actuación y Diter es fanático con la edición audiovisual», dice Vidal.

Cuando pensaron en el proyecto hicieron una lista de nombres, combinaron sus nombres, sin embargo, decidieron que se llamaría Mundo Miskito tras una búsqueda en Google sobre esta palabra.

«Nos dimos cuenta que la gente buscaba canciones, sobre la cultura, pero nosotros decidimos que queríamos dar a conocer al mundo, desde nosotros, entonces fue mundo y Miskito porque vamos hablar sobre las otras culturas y tradiciones, pero el Miskito es nuestra base», relata Diter.

La vocal O no existe en esta lengua, la palabra correcta es «Miskitu» pero estos jóvenes decidieron que la palabra se escribiera «Miskito», porque la gente se identifica y la conoce así. «Es para que nos encontraran más fácil», explica Diter.

En el grupo cada uno realiza diferentes actividades, Vidal se encarga de la parte financiera y es presentador, también ve la parte ortográfica, la redacción en Miskito y en español.

También realizan una producción una vez al año sobre la recreación de leyendas y Vidal se encarga de la producción logística y ejecutiva. Peter también es presentador y Diter se encarga de la edición. Entre todos realizan los guiones de cada una de las producciones.

Un proyecto por amor

Según los jóvenes, este proyecto aún no monetiza y ellos deben costear al menos el 95 por ciento de los gastos con el trabajo que realiza cada uno fuera de Mundo Miskito.

Peter trabaja para una radio como controlista, Diter trabaja haciendo producciones audiovisuales y en temas de comunicación comunitaria en la región y Vidal se dedica a apoyar a su comunidad con un grupo de ahorro y crecimiento económico. También hay personas que se han sumado al proyecto con algunas donaciones.

«Nosotros le inyectamos con nuestros propios recursos, creemos que más allá del tema rentable es crear un precedente», dice Diter.

Cuentan que con el proyecto han logrado sentar el precedente en otras comunidades como la Moskitia en Honduras quienes están haciendo una replica de Mundo Miskito.

«Vino un muchacho de Puerto Lempira a conocernos y esa es la parte más valiosa para nosotros, porque siempre en la parte del Caribe es como la zona más olvidaba y a través de este proyecto, ellos lo están replicando», dice Vidal.

Los integrantes de Mundo Miskito trabajando en su producción. Foto: IP Nicaragua/Cortesía

El proyecto ha sido muy bien aceptado entre la población, incluso a cada uno lo reconocen y los llaman con sus apodos.

Aseguran que quienes los ven son personas de Nicaragua, Estados Unidos, Costa Rica, Guatemala, Honduras y México.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email