La OPEP+ acuerda pequeño recorte en la producción de petróleo para impulsar precios

El crudo referencial Brent LCOc1 ha caído a cerca de 95 dólares por barril desde los 120 que tocó en junio por temor a una desaceleración económica y una recesión en Occidente.

El euro se hundía el lunes por debajo de los 0,99 dólares, alcanzando un nuevo mínimo de 20 años, después de que la interrupción del suministro de gas por parte de Rusia a través de su principal gasoducto hacia Europa acentuó el temor a una crisis energética cada vez más profunda en la región.

En los últimos meses, el euro está cada vez más correlacionado con los precios del gas natural, y el primero cae cuando suben los precios de la fuente de energía.

Europa se esfuerza por desprenderse de los suministros rusos y acumular reservas antes de los fríos meses del invierno boreal, pero los inversores consideran que el golpe para su economía será enorme.

Rusia canceló el sábado el plazo para reanudar los flujos de gas por el oleoducto Nord Stream, alegando una fuga de petróleo en una turbina. Esto coincidió con el anuncio por parte de los ministros de Economía del Grupo de los Siete de limitar el precio del petróleo ruso.

Cae el euro

El euro llegó a caer a 0,9876 dólares en las primeras operaciones europeas, su nivel más bajo desde 2002, antes de recuperarse y cotizar con una baja de un 0,2% a 0,9939 dólares.

Otras divisas vulnerables a la espiral de precios de la energía también caían. En las primeras operaciones, la libra esterlina llegó a ceder medio punto porcentual a un nuevo mínimo de dos años y medio de 1,1444 dólares, y los operadores también estaban pendientes del anuncio del nuevo primer ministro británico, previsto para las 1130 GMT.

El índice dólar, que mide el desempeño del billete verde frente a una cesta de divisas, alcanzó brevemente los 110,27, su nivel más alto desde junio de 2002, mientras el euro caía. Posteriormente caía un 0,1% a 109,92.

En esta semana tan importante para el euro, los inversores también se preparan para la reunión del jueves del Banco Central Europeo (BCE) y los mercados han valorado en casi un 80% la posibilidad de una subida de las tasas de interés de 75 puntos básicos (pb).

Los funcionarios del BCE querrán que el euro, que ha perdido alrededor de un 8% de su valor en los últimos tres meses, se estabilice. Eso alimentará el deseo de tratar de domar la inflación mediante el endurecimiento de la política monetaria.

El atractivo del dólar como moneda de referencia este año le ha ayudado a subir incluso frente a las divisas refugio. Frente a la moneda japonesa, el dólar subía a 140,59 yenes.

El yuan offshore tocó un nuevo mínimo de dos años de 6,9543 unidades por dólar, debido a la preocupación por las medidas de confinamiento por el COVID-19 en China.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email