Juan Sebastián Chamorro: «Caminé hacia el avión, me arrodillé, toqué el asfaltó y me persigné»

“En una caja estaba mi pasaporte nuevecito con vencimiento hasta el 2033, habían dos personas tomando la presión por que teníamos el pulso acelerado”, dijo Juan Sebastián Chamorro
Juan Sebastián Chamorro

En un video en el que narra las horas previas antes de ser desterrados, el excarcelado político Juan Sebastián Chamorro relató que el 8 de febrero, mientras dormía por la noche, llegó un oficial de Policía a la celda que compartía con el abogado Roger Reyes y el empresario Álvaro Vargas, y le entregó sus pertenencias.

Ese día, junto a Chamorro, 221 presos políticos más fueron desterrados de Nicaragua hacia Estados Unidos, país que los recibió.

En el video, Chamorro narra las horas de incertidumbre que vivieron los presos políticos que estaban en la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como «El Chipote».

Juan Sebastián Chamorro subió al bus número 3

Chamorro describe esta celda sin barrotes, solo tiene una puerta. Luego de entregarles sus pertenencias, la ropa que vestían fue puesta en bolsas sobre el pasillo.

“Pensamos que íbamos a regresar y comenzaron a cambiar a todos los presos que estaban al lado, Juan Lorenzo, Lester, Irving, también a los padres”, relata Juan Sebastián.

Entre ellos se cuestionaban qué estaba pasando, porque nadie daba razón sobre la situación. “Luego nos sacaron de cinco en cinco sin esposas, en el otro pasillo estaba una comisionada y nos dijo que íbamos en el bus número 3 y entramos en otro pasillo y había bastante bulla, en cada celda estaban entre 15 y 20 presos políticos y los vi a todos algo optimista”, recuerda el expreandidato presidencial.

juan sebastián chamorro

En la celda número 6 los reunieron a todos, dice Chamorro. “Estaban los sacerdotes también en esa celda que ni siquiera cerraron la puerta. Llegó el comisionado mayor Victoriano Ruíz y nos dijo que nos llamarían por nombre y que ni él sabía para donde iban los buses, nos comenzaron a llamar por nombre y nos pusieron brida plástica”.

Con rumbo desconocido, según Juan Sebastián Chamorro

Fueron tres buses los que salieron de «El Chipote». Primero salieron las mujeres y luego el resto de presos políticos hombres.

“El bus venía tapado con tela, solo se podía ver un poco en el vidrio delantero (…) Nosotros buscábamos cualquier señal para saber qué estaba pasando, entraron dos policías con detectores de metales y pensé que eso era por el aeropuerto, no habían muchas patrullas, la dictadura nos trasladó en la madrugada, lo cual refleja bastante temor de parte de ellos”, continúa relatando Chamorro desde Estados Unidos.

Chamorro dice que había mucha confusión, en toda la carretera norte asegura habían bastantes policías, motorizados y pasaron por los Juzgados de Managua y no se detuvieron.

“Ese momento del viaje fue angustioso, cuando sos preso viejo no te asusta la cárcel de La Modelo, pero me tenía preocupado el impacto para mi familia”, dice Chamorro.

Horas de incertidumbre

Mientras viajaban por la Carretera Norte, pensaban que los llevaban a la cárcel La Modelo, eso les indicaba la ruta que llevaban.

“Pasamos el Camino Real y vi que el primer bus dobló hacia la derecha y le dije a Roger vamos para la Fuerza área, respiré hondo y me dio mucha paz saber que este tema de La Modelo no iba ser… recorrimos esa parte de la Fuerza Área y llegamos a la pista de aterrizaje y vimos un avión, se sincronizó bien la llegada del avión con la llegada nuestra. Comenzamos hablar un poco más, pero los policías nos decían que nos calláramos”, relata Chamorro.

Chamorro dijo que un comisionado leyó en voz alta un documento que decía el nombre y que voluntariamente viajarían hacia Estados Unidos.

“Después de todo el papeleo, un oficial nos quitó las bridas y se movió el bus. Me dice Roger, ahí está una camioneta de la embajada americana, con placa amarilla. Luego nos llamaron por nuestros nombres y se nos acercó un comisionado y nos preguntó ¿Dónde creen que iban? Y nosotros le dijimos que a la Modelo”, dice Chamorro.

Confirman que irían a Washington D.C.

Chamorro cuenta que cuando bajó del bus se le acercó una funcionaria de Estados de Estados Unidos y le explicó que viajarían hacia Washington DC, y que era un vuelo de 224 personas en ese momento. “En una caja estaba mi pasaporte nuevecito con vencimiento hasta el 2033, habían dos personas tomando la presión por que teníamos el pulso acelerado”, dice

Luego caminó hacia el avión, se arrodilló y tocó el asfalto y se persignó y subió. «Recuerdo que caminé hacia el avión, me arrodillé, toqué el asfaltó y me persigné y me moví hacia la parte de al fondo en el avión, nos abrazamos toditos, eso duró varias horas porque venían buses de todos lados, de Matagalpa, Granada, de todos los penales que los habían llevado hacia La Modelo. No nos sentábamos, la afata nos decía que por favor nos sentáramos, pero nosotros dijimos va y esta gente se arrepiente y nos sentamos, cerraron la puerta y el avión despegó a eso de las 7:15 de la mañana, cantamos el himno a los segundos de haber despegado”, recuerda Chamorro.

Recuerda además que mientras iban en el avión gritaban consignas, pero también muchos lloraron por dejar Managua y a sus familias.

“Habló un funcionario del Departamento de Estado y nos dijo que iban a tratar de que nuestra transición fuera la mejor, que nos darían ropa, estadía, celulares, consejería. Fue un aviso muy importante. Nos sirvieron un buen almuerzo, calientito, teníamos rato de no comer”, recuerda Chamorro.

Amigos se solidarizan en Estados Unidos

Agrega que llegaron a Washington D.C. muchos amigos y expresos políticos para solidarizarse con ellos. “Cuando llegamos nos dimos cuenta que nos habían quitado la nacionalidad y que dos no habían abordado el avión, nos dio mucho pesar que monseñor Rolando Álvarez no iba con nosotros”, dice.

“Es un milagro, hay que agradecer a Dios lo vivido, agradecer a nuestros familiares que fueron a diario al Chipote, a las organizaciones, a todos muchas gracias”, concluyó Chamorro diciendo que espera que Nicaragua vuelva a ser república.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email