Posibilidad de ser asesinado en el norte de Nicaragua ha aumentado un 17%, según estudio

nicaragua

* Monitoreo Azul y Blanco detalla que desde julio de 2018 a la fecha han registrado más de 10,000 agresiones contra opositores.

Redacción IP Nicaragua

La represión gubernamental en Nicaragua «nunca ha cesado» y en los últimos dos años se registraron diferentes formas de ataques contra los grupos opositores, revela un informe presentado por el grupo Monitoreo Azul y Blanco.

Desde el 4 de julio, a la fecha, este grupo registra 10,360 hechos violentos contra grupos de opositores, que incluyen 410 asesinatos, destacan en el informe que fue presentado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La policía es el principal instrumento de represión. Foto: El Nuevo Diario.

La forma de “represión nunca ha cesado” y además es cíclica y se acentúa en fechas claves, afirmaron los representantes de este grupo interdisciplinario. En este periodo, además, unas 3,511 personas fueron víctimas de detención arbitraria, 4,147 recibieron amenazas y 2,437 han sido agredidas.

De las denuncias que reciben, a veces de forma clandestina para no ser otra víctima más de la represión gubernamental, el personal de este grupo elabora los reportes que luego son entregados a organismos de derechos humanos.

La comisionada Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, afirmó que estos reportes son importantes tomando en cuenta que el Estado “no responde a las solicitudes de información”.

Paramilitares en 2018. Foto: Redes Sociales.

“Para nosotros también es muy importante que el Estado nos dé información, (pero) no lo hace”, señaló Urrejola, quien participó en el lanzamiento del informe “Caracterización de la represión en Nicaragua: julio 2018 y 2020”.

En diciembre de 2018, el grupo que integraba el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) fue expulsado del país y desde entonces el presidente Daniel Ortega no ha permitido el retorno de este organismo de derechos humanos de la CIDH.

¿Quiénes son los represores?

Según el informe, la Policía Nacional (53.1%) es la mayor perpetradora de la violencia ejercida contra manifestantes, seguido en un 15.9% de los paramilitares.

Los custodios del Sistema Penitenciario (3.7%), los funcionarios del Poder Judicial (3.7%), otros funcionarios estatales (2.2%) y efectivos del Ejército (0.3%) también son perpetradores de la represión gubernamental.

Basado en un análisis de probabilidades, la posibilidad de ser asesinado en el norte del país (Jinotega o Matagalpa) ha aumentado un 17%, respecto al segundo semestre de 2018.

Por otro lado, la probabilidad de sufrir un hostigamiento en la actualidad es mayor en un 41.5%, en comparación con el segundo semestre de 2018.

No obstante, destacan que la probabilidad de sufrir detención arbitraria en estos momentos es menor en un 15%, en comparación con el segundo semestre de 2018.

La comisionada Urrejola recomendó verificar cada denuncia recibida a fin de no echar a perder todo el trabajo hecho a la fecha. “Una vez recibidas las denuncias es muy importante contrarrestar bien la información, siempre llegan muchas denuncias y a veces no tienen fundamentos”, dijo.

La CIDH únicamente reconoce 328 asesinatos durante las protestas pacíficas que grupos de autoconvocados llevaron a cabo en contra de Ortega en 2018, quien calificó los hechos como un intento de golpe de Estado.

Desde abril de 2018 a la fecha se han dado detenciones, agresiones, amenazas, asesinatos, hostigamiento, judicialización y torturas como métodos de represión, afirma el grupo que conforma el Monitoreo Azul y Blanco.

Foto portada: El Nuevo Diario.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email