Familias nicaragüenses sufrirán recorte al subsidio eléctrico

Redacción / IP Nicaragua

Como parte del programa de Fortalecimiento del Sector Eléctrico que impulsa el gobierno de Daniel Ortega, los nicaragüenses verán afectados sus bolsillos, debido a que este año se aplicará el último ajuste en la tarifa eléctrica y golpeará particularmente a quienes están dentro de la tarifa social.

El programa es financiado con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que está enfocado a fortalecer el sistema eléctrico, pero impone la reducción de subsidios y un aumento del cobro por ajustes periódicos de la tarifa energética con base en las variaciones del costo de la generación de energía.

Hasta noviembre de 2021, un total de 920,522 hogares fueron beneficiados con el subsidio eléctrico, pese a la reducción gradual que sigue ejecutando el gobierno en este programa desde el año 2018, según datos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

El número de clientes beneficiados es superior en 1.02% con respecto al mismo mes del 2020, cuando el INE reportó que 911,152 clientes de las distribuidoras de energía gozaron del subsidio.

El monto subsidiado entre enero y noviembre de 2021 asciende en términos económicos a US$49.3, según información del INE.

En los primeros 11 meses de 2020, el financiamiento al subsidio para los clientes con consumo residencial menor o igual a los 150 kilovatios hora al mes fue de US$64.1 millones, reportó el ente regulador.

En enero de 2021, el INE reportó que 915,834 usuarios recibieron el subsidio energético, es decir 30,216 clientes más que en el mismo mes de 2020 , cuando la cantidad de clientes fue de 885,618, señalan los datos disponibles por el INE.

Los que continúen consumiendo menos de 150 kilovatios hora al mes, mantendrán el subsidio en 50%.

Recortes al subsidio

En 2017, el gobierno de Daniel Ortega obtuvo un préstamo por US$65 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a cambio de hacer ajustes en el sector energético del país y recortar gradualmente el subsidio hasta el año 2022.

El recorte inició en 2018 y se ha hecho de forma gradual, pero este año los hogares donde se consumen entre 101 y 125 kilovatios al mes verán reflejado en su factura un recorte en el subsidio eléctrico equivalente 5% en el cargo tarifario.

Del mismo modo se realizará un reducción del 10% en el cargo por comercialización y 5% por alumbrado público.

Este año los clientes que cada mes consuman entre 126 a 150 kilovatios también verán un recorte en el beneficio referente a comercialización, pues va a desaparecer.

El subsidio por comercialización para quienes consumen entre 0 y 100 kilovatios no sufrirá variación, es decir permanecerá congelado en 30.2%.

Pese a estas variaciones la cantidad de clientes que mantienen el subsidio se ha elevado porque probablemente las personas están haciendo un mayor esfuerzo para procurar mantener el beneficio, explicó un especialista del sector.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email