Factores que debes considerar antes de ser un freelancer

* Resulta conveniente hacerse las siguientes preguntas ¿Qué puedo hacer? ¿Qué me gustaría hacer? ¿Qué demanda el mercado? ¿Qué valor aportan mis servicios a una organización o empresa?

 

María José Martínez Rocha *

Involucrarse en diferentes proyectos, nacionales e internacionales, con horarios de trabajo flexibles que permitan alternar actividades laborales con la academia y la recreación son condiciones a las que muchos jóvenes profesionales aspiran. Precisamente el modelo de trabajo freelance otorga a los trabajadores estos beneficios, pues lo libera de horarios laborales convencionales, lo que a su vez da lugar a una diversificación de sus fuentes de ingreso y al desarrollo personal.

Adicionalmente a las motivaciones individuales, la crisis que vive Nicaragua desde 2018 (agravada por los efectos del covid-19) figura como un elemento que ha llevado a los nicaragüenses a trabajar bajo este esquema, pues ante la falta de un trabajo estable, el modelo freelance ofrece la oportunidad de seguir percibiendo ingresos. Sin embargo, se deben considerar una serie de factores para que esta experiencia sea lo más satisfactoria posible.

Aunque se carece de datos sobre la cantidad de freelancers en el país, Workana (una plataforma en las que esas personas pueden ofrecer sus servicios) tenía registrados en el 2019 unos 1.8 millones de ellas.

El modelo de freelancer puede adaptarse a diferentes metas. Foto: Pixabay.

¿Qué servicios ofrecer?

Antes de ingresar a un modelo tan independiente como este, es oportuno que el futuro freelancer enfoque sus esfuerzos. Para esto resulta conveniente hacerse las siguientes preguntas ¿Qué puedo hacer? ¿Qué me gustaría hacer? ¿Qué demanda el mercado? ¿Qué valor aportan mis servicios a una organización o empresa?

Los freelancers pueden ser contratados para desempeñar proyectos específicos dentro de una compañía o brindar soporte al equipo durante un número de horas determinadas. Si se opta por ser freelancer, las condiciones contractuales es uno de los elementos centrales a los que se le debe prestar atención.

via GIPHY

Es importante que el freelancer tenga pleno conocimiento de sus responsabilidades con la compañía, las cláusulas del contrato y condiciones de pago por sus servicios profesionales. Aunque los acuerdos verbales puedan ser más simples, es preferible contar con un documento oficial que indique a ambas partes sus derechos y responsabilidades.

 

¿Cuál es mi mercado?

Una vez que se define lo que se quiere ofrecer, es necesario identificar las organizaciones que pueden demandar esta clase de servicios, conocer más detalladamente sus actividades y trazar un plan de acción para llegar a ellas.

Si sabemos que las empresas a las que deseamos ofrecer nuestros servicios son activas en redes sociales, como LinkedIn, deberíamos de seguirlas en esta red para enterarnos de las convocatorias disponibles.

Una excelente alternativa para formar y ampliar una cartera de clientes son las plataformas digitales donde convergen empleadores y freelancers, como Workana y Freelancer.com. A través de estas se puede colaborar con empresas internacionales, formar un portafolio con los proyectos en los que se han participado y obtener recomendaciones de las empresas para las que se ha trabajado. En resumen, permite formar y consolidar una imagen profesional.

 

Metas y redes de apoyo

El modelo de freelancer puede adaptarse a diferentes metas: Sobrevivencia, diversificación de ingresos, consolidación de marca personal. En dependencia de la meta, se le asignará a la actividad freelance determinada cantidad de horas. Dada la libertad del modelo, resulta conveniente tener el apoyo de amigos y colegas que pueden ser nuestros mentores.

Lo más recomendable definir un horario de trabajo. Foto: Pixabay.

 

¿Cómo trabajo?

Una vez que se encuentra un(os) proyecto(s), el freelancer tendrá que definir el uso de su tiempo y el sitio para desarrollar las actividades. Tener la facilidad de disponer cualquier lapso de tiempo de las 24 horas del día puede ser un arma de doble filo. Pues es probable caer en rutinas poco saludables que perjudiquen la higiene del sueño o distorsionen los horarios alimenticios.

Trabajar largos periodos de tiempo en las noches o las madrugadas, con pocas horas de descanso puede afectar nuestro desempeño laboral. Por lo tanto, lo más recomendable definir un horario de trabajo, dormir las ocho horas recomendadas y tener un horario específico para la ingesta de alimentos y combinarlo con actividad física.

Además de los horarios es importante identificar el lugar más idóneo para trabajar ya sea en un espacio de coworking o dentro de la vivienda. Si trabajamos desde casa, el lugar elegido debe contar con iluminación y ventilación adecuada, manteniendo posturas ideales para evitar daños en la espalda.

 

De los ingresos y la seguridad social

Aunque la actividad freelance puede proporcionar ingresos relevantes, estos son irregulares en el tiempo. Puede suceder que en determinada época del año se participe en más de un proyecto y en otros momentos del tiempo la demanda por nuestros servicios sea nula y por ende en ese momento no percibamos ingresos. Este es un elemento a tomar en cuenta en las proyecciones.

Una de las principales desventajas de trabajar como freelancer es la falta de seguro social. Sin embargo en Nicaragua, los freelancers tienen la oportunidad de adquirir un seguro facultativo ya sea integral o IVM (Invalidez, Vejez y Muerte). Aunque no es obligatorio (a menos que el cliente lo indique como un requisito en el contrato) es importante que el freelancer tome en cuenta este elemento en su estructura de costos.

Aunque seamos jóvenes debemos destinar parte de nuestros ingresos para la creación de un fondo de salud y retiro. Las enfermedades y accidentes no avisan, lo mejor es estar preparado financieramente para los contratiempos.

 

* La autora es economista y docente universitaria. 

 

Entradas recomendadas