Especialista recomienda cuidarse de los cambios bruscos de temperatura

* Los niños y adultos mayores son los más propensos a enfermarse de neumonía.

Orlando Valenzuela

Con el incremento de las lluvias de los últimos días y los cambios bruscos de temperaturas, las enfermedades respiratorias en niños y adultos mayores están saturando las emergencias de los centros de salud y consultas de neumólogos que atienden este tipo de padecimientos.

Lo que en muchos casos empieza con una tos leve, si no se atiende a tiempo, puede llegar a complicarse cuando el paciente no tiene un sistema inmunológico fuerte y además padece una enfermedad crónica, por lo que el doctor Jorge Ernesto Alemán Zapata, neumólogo pediatra, recomienda tomar algunas medidas de prevención.

El doctor Alemán Zapata, que atiende en la clínica Galo, de León, explicó que los niños tienen una vía respiratoria más chica y son más propensos a las enfermedades respiratorias, por lo que hay que evitar cambios bruscos de temperatura.

Foto: Orlando Valenzuela.

“Usualmente brindo la recomendación de que se pongan las vacunas para el sistema inmunológico correspondiente, ya sea de la influenza y de neumococo. Lo otro es tratar de evitar la asistencia a lugares concurridos, como los eventos masivos. Igual que para los pacientes de coronavirus, la vacuna de neumococo para niños se pone en los primeros años de vida y luego se van poniendo refuerzos”, explicó el especialista.

Para fortalecer el sistema inmunológico, el médico recomienda una nutrición sana y sobre todo, incluir frutas, verduras y alimentos que tengan vitamina D, que viene en el brócoli y el pescado, así como también el huevo, una vitamina que nos ayuda a prevenir enfermedades respiratorias e igualmente se recomienda la vitamina C, que vienen en los cítricos, como el jugo de naranja, limonada y otros”.

Abrigarse bien

Para los pacientes adultos, que son propensos a salir a la calle, el especialista aconseja siempre utilizar una prenda extra de vestir, más por las noches y sobre todo en las ciudades y pueblos del norte y otros que mantienen un clima fresco, para evitar los cambios de temperatura y cuando tengan un proceso gripal, que tenga su sistema inmunológico con vacunas de neumococo, que debe aplicarse cada año, con mayor énfasis si padece una enfermedad crónica.

“Hay que tratar de no andar muy expuesto en lugares y ciudades que tienen cambios bruscos de temperatura y lugares donde llueve bastante», aseguró el neumólogo.

Agregó que en la actualidad hay un incremento de enfermedades respiratorias, sobre todo de influenza, la misma que en el año 2009 provocó una pandemia y eventualmente cada año existen rebrotes de esta enfermedad, que por lo general se da en los periodos de invierno.

También explicó que muchos casos de pacientes con enfermedades crónicas están experimentando reapariciones de crisis asmática y broncoespasmo pulmonar, principalmente en adultos.

“La mayoría de casos, cuando se complican, llegan a neumonía. Cuando no se tratan los pacientes adultos que tienen algún resfriado común, gente mayor de 70 años, su mecanismo es muy débil; no tienen reforzamiento de su sistema inmunológico, ellos no pueden expectorar, no tienen fuerza para expulsar todo lo que tienen en los pulmones, entonces, cuando tienen flema y una tosecita con flema, al no poder escupir esa secreción por la tos, las flemas se cumulan y allí sale la neumonía”, detalló el galeno.

El especialista hizo un llamado a mantener prácticas de higiene lavándose las manos para evitar la manipulación de algunas bacterias en la cara y vías respiratorias, recomendación que también es válida ante la pandemia del coronavirus.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email