En Nicaragua, el 40.8% de los jóvenes entre 15 y 29 años de edad están desempleados

Los jóvenes en Nicaragua son de los grupos poblacionales más afectados por el desempleo y la precariedad laboral.

Según el informe de «Empleo Juvenil en América Latina: Desafíos y Oportunidades«, publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en Nicaragua, el 40.8% de los jóvenes entre 15 y 29 años de edad están desempleados.

La falta de oportunidades laborales para los jóvenes es una constante de las últimas décadas.

En este sentido, el país registra una tendencia a la baja en la tasa de participación laboral juvenil, que es actualmente del 29.7%, muy por debajo del promedio de la región que se sitúa en un 50.2%.

Esta falta de oportunidades laborales lleva a muchos jóvenes a aceptar empleos informales o precarios.

En Nicaragua, la informalidad es un problema grave, y afecta a muchos jóvenes que no pueden acceder a trabajos formales y seguros.

La tasa de informalidad en el país es del 75.3%, la segunda más alta de América Latina, según datos del Instituto Nacional de Información y Desarrollo, Inide.

Salarios menores a 5 dólares por día

María José Zúniga se bachilleró hace tres años y al no poder continuar estudios universitarios, se ha dedicado a trabajar como dependienta en varias tiendas de ropa en el mercado Oriental.

A esta joven de 22 años le pagan mil córdobas a la semana, es decir unos 166 córdobas por día (US$4.6 dólares), trabajando seis días en jornadas de hasta 9 o 10 horas diarias de lunes a viernes, a excepción de los sábados, que sale de trabajar al mediodía.

“Con lo que gano ayudo en mi casa con los gastos de la comida, pues solo mi papá trabaja como vendedor de pan, y mi mamá es ama de casa y cuida de otros dos hermanos menores”, expresa María José.

jóvenes nicaragua desempleo

La precariedad laboral también es una realidad para muchos jóvenes que tienen empleos formales, pues hay empresas que les pagan entre 6 mil y 7 mil córdobas mensuales, es decir un promedio de 200 dólares al mes.

Según el mismo informe de la OIT, en Nicaragua, el 59.2% de los jóvenes que tienen empleo formal trabajan en condiciones precarias, es decir, tienen contratos temporales o informales, no tienen seguridad social y reciben salarios bajos.

La pandemia de Covid -19 agravó aún más la situación del empleo juvenil en Nicaragua. La crisis sanitaria ha afectado a la economía del país y ha provocado un aumento en la tasa de desempleo en general.

Los jóvenes han sido particularmente afectados por la crisis económica, ya que muchos trabajan en sectores como el turismo, la hostelería y el comercio minorista, que han sido muy afectados por la pandemia. Después de la pandemia vino la crisis política que sigue vigente hasta hoy.

Ferias de empleo en las universidades

Como parte del esfuerzo en la búsqueda de empleos para los jóvenes, las universidades organizan ferias de empleos.

En el 2022 unos 35 empleadores, entre organizaciones y empresas entrevistaron aproximadamente a 600 personas, en su mayoría jóvenes, quienes además entregaron sus hojas de vida para ser valorados como candidatos a un puesto de trabajo.

Francisca Rosales, una de las asistentes a la feria, lamentó la situación de desempleo juvenil que persiste en Nicaragua.

“El mercado laboral es muy reducido, por eso asistí a la feria con la esperanza de poder trabajar”, expresó Rosales.

jóvenes Nicaragua desempleo

Marvin Zelaya por su lado, contó que egresó de la universidad hace tres años y actualmente tiene un año sin trabajo.

“Asistir a este tipo de ferias, nos llena de esperanzas”, manifestó Zelaya. Para la Rectora de la Universidad de Ciencias Comerciales, Ivania Toruño, la alianza empresarial y organizacional con las universidades, son un un eje fundamental para desarrollar estrategias encaminadas al beneficio de los jóvenes sobre todo, en lo relacionado al mercado laboral.

En Nicaragua se debe mejorar la oferta de empleos para los jóvenes

A pesar de los esfuerzos privados y estatales para fomentar el empleo juvenil, los resultados no han sido muy alentadores.

En 2019, el gobierno lanzó el Plan Nacional de Empleo Juvenil, con el objetivo de crear 500,000 empleos para jóvenes en cinco años. Sin embargo, a pesar de la inversión en programas de formación y capacitación, la tasa de desempleo juvenil sigue siendo alta.

Para mejorar la situación del empleo juvenil en Nicaragua, se necesitan medidas estructurales que fomenten la inversión y el crecimiento económico, y que promuevan la creación de empleo formal y seguro, considera el especialista Juan Leonel Hernández.

“Además, se necesita una mayor inversión en educación y formación para mejorar las habilidades de los jóvenes y aumentar sus oportunidades laborales”, agrega.

Aquí las claves para presentar un buen currículum

Otras medidas que podrían ayudar a mejorar la situación del empleo juvenil en Nicaragua, incluyen la creación de programas de apoyo financiero para jóvenes emprendedores, la promoción del trabajo en cooperativas y la mejora del acceso de los jóvenes a la seguridad social.

“En conclusión, la situación del empleo juvenil en Nicaragua es un desafío importante para el país, y se necesitan esfuerzos adicionales para mejorar las oportunidades laborales y la protección social de los jóvenes”, refiere el especialista.

Con colaboración de Fuentes Confiables

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email