El sube y baja de Cheslor Cuthbert con los Medias Blancas de Chicago

Tras cuatro días en el equipo grande, el pelotero costeño fue puesto nuevamente en asignación.

Harold Briceño Tórrez

@BriceoHarold

Los Medias Blancas de Chicago parecen estar jugando al sube y baja con el nicaragüense Cheslor Cuthbert, a quien pusieron nuevamente en asignación este miércoles, luego que hace cuatro días lo llamaran al equipo grande.

Esta es la segunda ocasión que el infielder costeño es puesto a disposición del resto de organizaciones de las Grandes Ligas, y como la primera vez, si ninguno busca sus servicios, deberá volver de nueva cuenta al campo de entrenamiento de los White Sox.

Cuthbert dio la sorpresa el 23 de julio, cuando los Medias Blancas anunciaron su roster de 30 peloteros para la campaña del 2020 y su nombre apareció en la lista contra todo pronóstico. Sin embargo, tras solo registrar un turno (falló en elevado al campo corto frente a los Mellizos de Minessota), fue puesto en asignación el 27 de julio.

El pelotero costeño fue puesto nuevamente en asignación. Foto: El Nuevo Diario.

Como en 10 días ningún otro equipo reclamó sus servicios, los White Sox lo enviaron al campo de entrenamiento alternativo, donde permaneció preparándose a la espera de cualquier oportunidad hasta el pasado 15 de agosto, cuando fue nuevamente llamado a la Gran Carpa. Sin embargo, este vez no registró ningún turno al bate y tan rápido como nadie lo imaginó fue puesto otra vez en asignación.

Así que su futuro se mantiene en incertidumbre. Y es que los Medias Blancas tienen bien cubierto su infield, con jugadores que son garantía con el guante y explosivos desde el cajón de bateo, como Yoan Moncada (tercera base), José Abreu (primera base) y Edwin Encarnación (designado).

Falta de actividad

Esa calidad con la que el equipo de Chicago cuenta en su infield, es el principal obstáculo que enfrenta Cheslor Cuthbert, quien prácticamente no ha tenido la oportunidad de demostrar que puede ser útil.

Por ejemplo, en el spring training, tuvo mayor ritmo de juego y sus números fueron llamativos, al registrar un promedio de 355 puntos con tres cuadrangulares. Fueron precisamente esas estadísticas las que le abrieron las puertas del equipo grande para el inicio de la temporada. De tal manera que sin oportunidades no ha podido enseñar de lo que es capaz cuando entra en calor.

Cheslor Cuthbert es un pelotero que ya suma seis años en Grandes Ligas desde su debut en el 2015 con los Reales de Kansas City, equipo con el que jugó hasta la temporada pasada. Su mejor año fue el 2016, cuando en 128 juegos disparó 130 imparables, entre estos 28 dobles, un triple y 12 jonrones; además impulsó 46 carreras y empujó otras 49, y su promedio fue de .274.

Foto portada: El Nuevo Diario. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email