Censura, presiones políticas y exilio forzado del periodismo en Nicaragua

voces de sur, periodistas

Nicaragua perdió puestos en la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa del 2024 elaborada por la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF). El país se ubica en el lugar 163 lo que significa una pérdida de 5 puestos comparado al 2023.

Según el informe publicado este 3 de mayo, Nicaragua tuvo una puntuación de 29.2 perdiendo 7.89 puntos respecto al año anterior.  El país centroamericano se sitúa, incluso, por debajo de Venezuela (156) y Rusia (162) que son junto a Cuba (168), parte del grupo de países más hostiles para ejercer la profesión.

Tanto en Nicaragua como Cuba y Venezuela, el periodismo está «sometido a una censura basada en decisiones arbitrarias, que pueden tomar la forma de detenciones, suspensiones de la difusión o trabas administrativas», denuncia RSF.

El informe detalla que en Nicaragua, «prácticamente no existen medios de comunicación independientes, a raíz de la intensa ola de represión» que sigue el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

«Los únicos medios que siguen informando sobre los abusos del gobierno son los digitales, cuyos periodistas están mayoritariamente en el exilio. Los pocos que continúan funcionando en Nicaragua, como Radio Corporación o el noticiero Acción 10, evitan criticar al régimen por temor a represalias», añade el documento.

En 2021, la Policía Nacional tomó, sin orden judicial, las instalaciones del diario La Prensa, que continúan ocupadas y, desde entonces, el periódico no se distribuye en papel. Además, su gerente general, Juan Lorenzo Holmann Chamorro, y el ex directivo del diario y ex diputado Pedro Joaquín Chamorro Barrios, permanecieron encarcelados durante 18 y 20 meses, respectivamente.

Periodismo en Nicaragua bajo la mira

El periodismo en Nicaragua, desde la reelección de Daniel Ortega, en noviembre de 2021, para un cuarto mandato consecutivo, «sigue viviendo una auténtica pesadilla».

Censura, intimidaciones y amenazas son algunas de las situaciones que identifica RSF contra la prensa en el país centroamericano. «Los periodistas están estigmatizados y afrontan campañas de acoso, detenciones arbitrarias y amenazas de muerte. Muchos han tenido que abandonar el país», refiere.

periodista nicaragua

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más identificó que 250 periodistas están en el exilio, 56 medios de comunicación cerrados y un periodista, Víctor Ticay, es preso político del régimen.

«Las distintas poblaciones siguen siendo perseguidas, religiosos, artistas, cualquier persona que hable de libertad y de justicia», añadió Linda Núñez, integrante del Colectivo en el marco del quinto aniversario de la organización de derechos humanos.

Después de las protestas de 2018, el régimen Ortega Murillo, señala RSF aprobó una serie de leyes que le han «permitido ensañarse con los opositores y periodistas independientes». Destaca la Ley Especial de Ciberdelitos, que permitió condenar al periodista Miguel Mendoza por el simple hecho de criticar al gobierno en las redes sociales.

A Mendoza, lo acusaron de difundir noticias falsas y lo condenaron a nueve años de prisión. Miguel Mendoza es uno de los periodistas que buscó refugio en los Estados Unidos después de la liberación de presos del 9 febrero de 2023.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email