Huracanes Eta e Iota desnudan situación de crisis humanitaria que vive Nicaragua

*Los ciclones dejaron 21 personas fallecidas, 10 mil casas destruidas, 70 mil familias sin agua potable y daños en 287 comunidades indígenas dentro de 17 áreas protegidas, según el Centro Humboldt.

Orlando Valenzuela

Los huracanes Eta e Iota, fenómenos climatológicos que causaron destrozos principalmente en la región del Caribe Norte del país, con vientos de mas de 250 kilómetros por hora, golpearon municipios con altos índices de pobreza del país, algunos habitados por pueblos originarios y afrodescendientes, agudizando la situación de calamidad que ya enfrentaban, señala un informe preliminar del Centro Humboldt.

El organismo señala que en las zonas afectadas por los ciclones, se evidencia que no se aplican medidas de prevención contra la pandemia del covid-19 en los albergues y se implementa un manejo centralizado de la emergencia y la ayuda humanitaria, lo que ha limitado la labor de organismos internacionales, por la desconfianza en la gobernabilidad del país.

El informe de la sala de situaciones del Centro Humboldt refiere que el huracán Iota en solo tres días, del 15 al 18 de noviembre, registro precipitaciones que sobrepasaron lo que debería llover en todo el mes de noviembre, resultando 21 personas fallecidas aproximadamente, 10 mil viviendas afectadas, 70 mil familias sin agua potable y daños en 287 comunidades indígenas dentro de 17 áreas protegidas.

Agrega que las lluvias causadas por Iota produjeron crecidas e inundaciones en más de 40 ríos en todo el territorio nacional, algunos de los cuales ya habían tenido desbordes con el paso del huracán Eta, entre los que se encuentran los ríos Wawa, Kukalaya, Prinzapolka, Coco, grande de Matagalpa y Mico, entre otros.

Según datos recopilados por la Red de Observación Climática Comunitaria (ROCC), del 2 al 6 de noviembre, el huracán Eta tuvo mayores acumulados en los municipios del Triángulo Minero, en la Costa Caribe Norte.

En cambio, sobre el huracán Iota, se indica que éste tuvo fuerte impacto en la zona comprendida entre Prinzapolka y Bilwi, con estimados mayores a los 1,000 milímetros y para los municipios del Triángulo Minero, los datos acumulados son: Bonanza con 764.1 milímetros, Rosita con 742.4 y Siuna con 630.6. Esto significa que en promedio para los tres municipios, en comparación a la norma histórica, cayó en 18 días el 37% de lo que debería de llover en todo el periodo lluvioso, de mayo a octubre, igual patrón sucedió con la región norte y Pacifico Sur.

En los municipios del Pacifico Sur; de Diriamba y Rivas, en solo cinco días cayó tres veces lo que debería de llover en todo el mes.

Iota afectó más

En el análisis de multi amenazas, que incluyen crecidas de ríos, inundaciones y deslizamientos, se señala que en el trayecto del huracán Iota fueron afectados 28 municipios con un total de 3 millones de hectáreas.

Con respecto a las áreas protegidas, se menciona que el huracán atravesó 15 áreas naturales, entre ellas la reserva de Biósfera de Bosawás, además de monumentos nacionales, parques nacionales, reservas de biósfera y reservas naturales.

Del total de áreas protegidas afectadas, el 43% de las mismas se encuentran bajo peligro alto de deslizamiento y el 11.9% están en categoría de peligro medio, según el informe.

El documento hace énfasis en que las zonas de mayor riesgo de deslizamiento se encuentran en el Cañón de Somoto, Cerro Kilambé, Macizo de Peñas Blancas, Sierras de Dipilto y Jalapa, Parque Nacional Cerro Saslaya y el Cerro Alamikamba, entre otros.

Se estima que más de 5,000 kilómetros cuadrados fueron inundados, específicamente en la zona baja de Prinzapolka y Puerto Cabezas, afectando a más de 40 comunidades que se encuentran en la zona de impacto directo del fenómeno meteorológico.

La capital también

Mientras tanto, Managua, la capital del país, también sufrió los estragos de Iota, presentándose desbordes de causes e incomunicación del trafico vehicular en al menos 20 puntos, sobre todo en los distritos II, IV, VI y VII.

En el resumen también se señalan las grandes afectaciones a nivel nacional, incluyendo pérdidas humanas, viviendas, escuelas, hospitales, iglesias, carreteras, comunidades incomunicadas y sin acceso a agua segura y de calidad.

Según información oficial, se evacuaron aproximadamente 40 mil personas, más otro tanto similar que se autoevacuaron.

En relación a la producción de alimentos, en los municipios de Bilwi, Prinzapolka y el Triángulo Minero, se dieron pérdidas de un 90% en los cultivos de arroz, frijoles, musáceas y tubérculos, entre otros. De igual manera, se reporta la pérdida de animales (ganadería menor y ganado), particularmente en el territorio de Tasba Pri, del municipio de Bilwi. En Matagalpa, las pérdidas se estiman entre el 60 y 90% de la producción de granos básicos, indica el informe del Centro Humboldt.

10 mil casas afectadas

En total, las afectaciones del huracán Iota dejaron 21 personas fallecidas (hasta el momento del reporte) como resultado de inundaciones, deslaves y derrumbes, 70 mil familias sin agua potable, 10 mil casas afectadas y severos estragos en 297 comunidades indígenas en 17 áreas protegidas.

Finalmente, el informe hace varias recomendaciones ante la eventualidad de situaciones similares en el futuro, todas con el fin de mejorar las respuestas de las instituciones, organismos y sociedad civil.

Influencia de La Niña

El planeta Tierra se encuentra bajo la influencia del fenómeno de La Niña, lo cual provoca un enfriamiento en el Mar del Pacifico, pero un calentamiento en el Océano Atlántico, crea condiciones óptimas para el desarrollo de poderosos ciclones tropicales como Eta e Iota, que causaron gran destrucción en Nicaragua, principalmente en la zona de impacto; el Caribe Norte, señala el Centro Humboldt.

Según La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), por el país han pasado 21 huracanes desde que se tiene registro (1850 a la fecha), entre los de mal recuerdo están el Olivia (1971), Joan (1988), César (1996), Félix (2007) Otto (2016) y ahora en 2020, el Eta y el Iota.

Los huracanes Eta e Iota causaron destrozos principalmente en la región del Caribe Norte del país, con vientos de mas de 250 kilómetros por hora, deslizamientos y deslaves.

El Centro Humboldt refiere que con el huracán Iota se incrementó en 2 el récord anterior de tormentas formadas en una temporada en el Océano Atlántico.  En esta evaluación se hace un análisis de la acción de Iota, que cuando toca tierra en Nicaragua va dejando devastación a su paso con fuertes vientos, lluvias intensas y marejadas ciclónicas por encima de los 7 metros de altura.

El ojo del huracán Eta tocó tierra el martes 3 de noviembre y el Iota lo hizo el lunes 16 de noviembre, con tan solo 13 días de diferencia. Ambos fenómenos naturales golpearon como categoría 4, con puntos de contacto a tan solo 11 kilómetros de distancia entre ambos, cercanos a la comunidad de Haulover, en el Caŕibe Norte.

Foto portada: Sergio Chow Zuniga.

Trump prolonga orden ejecutiva contra gobierno de Nicaragua

La orden ejecutiva de 2018, amparada en la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional de Estados Unidos, sancionó a las varias figuras de la cúpula del poder en Nicaragua, entre ellas la vicepresidenta y esposa del presidente Daniel Ortega.

Voz de América

El presidente Donald Trump prolongó este martes una orden ejecutiva del 27 de noviembre de 2018 que declaró una emergencia nacional para hacer frente “a la amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos constituido por la situación en Nicaragua”.

En una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, Trump informó al Congreso que envió al Registro Nacional que la emergencia emitida en 2018 seguirá vigente después del 27 de noviembre de 2020.

El presidente afirma que la situación de en Nicaragua, incluyendo la violenta respuesta del gobierno a las protestas que comenzaron el 18 de abril de 2018 y el desmantelamiento sistemático y el debilitamiento de las instituciones democráticas y el estado de derecho continúan en el país.

También persisten “el uso de la violencia indiscriminada y tácticas represivas contra civiles, así como su corrupción que lleva a la desestabilización de la economía de Nicaragua”.

Todo esto, agrega Trump, “continúa planteando una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”.

“Por esta razón, he determinado que es necesario continuar con la emergencia nacional declarada en la Orden Ejecutiva 13851 con respecto a la situación en Nicaragua”.

La orden ejecutiva de 2018, amparada en la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional de Estados Unidos, sancionó a la varias figuras de la cúpula del poder en Nicaragua, entre ellas la vicepresidenta y esposa del presidente Daniel Ortega.

Fue la primera acción de la administración Trump contra el círculo más cercano al mandatario nicaragüense.

La orden incluyó sanciones como el congelamiento de propiedades en EE.UU. y prohibición a los ciudadanos y empresas estadounidenses mantener cualquier tipo de relación comercial con ellos.

Trump prolongó también la orden ejecutiva en noviembre de 2019 y hasta la fecha su administración ha emitido más sanciones contra otros funcionarios del gobierno de Ortega por acusaciones de corrupción.

Juez manda a juicio y gira retención migratoria contra el periodista David Quintana

Redacción IP Nicaragua

El juez Ernesto Martínez Velásquez, del Juzgado Local Quinto de lo Penal de Managua, admitió la acusación por «injurias y calumnias» en contra del periodista independiente, David Quintana, director del medio digital Boletín Ecológico y remitió a juicio oral y público para el próximo 18 de diciembre.

El judicial también giró orden de retención migratoria, por lo tanto Quintana no podrá salir del país mientras dure el juicio. «A pesar que la abogada dio todos los argumentos o la razón por la cual me asiste vamos a juicio», expresó el periodista durante la conferencia de prensa en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

«Lo peor de este caso que es grave y que es increíble me han puesto retención migratoria y me pusieron además que tengo que ir a firmar cada 15 días», manifestó. Según Quintana, la última medida fue solicitada por la abogada de un excamarógrafo de un medio oficialistas y su esposa, quienes lo acusan de injurias y calumnias.

Pese a las medidas, Quintana aseguró que va a seguir trabajando a través de su medio digital. «Boletín Ecológico va a seguir trabajando al lado del pueblo», destacó.

La CPDH alertó que estos actos responden a una acción que atenta contra la libertad de expresión. Foto: Captura de video.

Denuncian irregularidades en el proceso

La abogada defensora de Quintana, doctora María Oviedo, informó que interpuso un trámite de excepción y solicitó la extinción de la acción penal. «Una acción penal no puede estar sujeta a que tenga vigencia por la perpetuidad. En las injuriad y calumnias establece la norma penal de que la persona, que en este caso fueron los presuntos querellantes tenían la obligación de cumplir con presentar la acusación penal, ejercer la acción penal dentro de los 30 días posteriores a la fecha supuesta de la comisión de los delitos», explicó la abogada.

Oviedo, señaló que desde la fecha que sucedieron los hechos hasta el día de hoy se cumplen cinco meses y seis días, sin embargo, la acusación fue aceptada por el juez, «en contraversión a lo que establece la ley, a mi representado el día de hoy le fue admitida la acusación, fue remitido a juicio, le fueron impuestas las medidas cautelares totalmente desproporcionales de retención migratoria y la presentación periódicos cada 15 días», denunció la abogada defensora.

«En el caso de Cesar David Quintana se inició un proceso en contra de otras dos personas que también fueron acusadas por injurias y calumnias en este mismo proceso, mi representado (el periodista David Quintana) jamás fue notificado por el juzgado para que se hiciera presente a convocatoria de audiencia. Inclusive se le fue declarado en rebeldía de forma arbitraria porque mi representado nunca fue notificado y para decretar rebeldía de una persona que está siendo acusada tiene la judicial que tener constancia que mi representando recibió la cédula judicial y este no fue el caso», reprochó Oviedo.

La abogada de la CPDH, alertó que estos actos responden a una acción que atenta contra la libertad de expresión, libertad de prensa y en contra del periodismo independiente. «Es un mensaje dirigido a toda la prensa independiente por cuánto se da por admitidos hechos que no son constitutivos de delitos y es contrario a lo que establece la ley. Es lamentable que esto haya ocurrido», expresó.

«Como somos un organismo de derechos humanos no solo vamos a llevar la representación legal ante los juzgados en favor de César David Quintana, sino que vamos a presentar las denuncias correspondientes ante la CIDH y ante las Naciones Unidas», añadió Oviedo.

Trump da luz verde para que comience la transición de Biden

El paso dado por la administración Trump facilita las gestiones del equipo de transición Biden-Harris en las gestiones para avanzar hacia la posible toma de posesión, prevista para el 20 de enero de 2021.

Voz de América

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el lunes que dio la orden a la Administración General de Servicios (GSA, por sus siglas en inglés) para que proceda con los «protocolos iniciales» necesarios en el proceso de transición del proyectado presidente electo Joe Biden.

“(…) Recomiendo que Emily [Emily Murphy, administradora de la agencia] y su equipo hagan lo que sea necesario con respecto a los protocolos iniciales, y le he dicho a mi equipo que haga lo mismo”, dijo el mandatario republicano en un tuit.

Trump se ha rehusado a aceptar los resultados de las elecciones, a pesar de que ya varios estados certificaron la victoria de Biden y le dan por ganador. El exvicepresidente demócrata suma 306 votos del Colegio Electoral frente a los 232 cosechados por el republicano.

El presidente Trump agradeció el trabajo de Murphy en su administración y comentó que ésta “ha sido acosada, amenazada y abusada” y dijo que no quiere que lo mismo le suceda a la familia de la alta funcionaria.

Aun así, insistió el mandatario, “creo que prevaleceremos”, en relación a las demandas presentadas por su equipo de campaña impugnando el escrutinio en varios estados, sin resultados concretos.

Murphy, en un comunicado directamente a Biden el mismo día explicó: “Me tomo este papel en serio y, debido a los desarrollos recientes que involucran impugnaciones legales y certificaciones de los resultados electorales, transmito esta carta hoy para poner esos recursos [los de la agencia] y servicios a su disposición”.

También dijo que nunca fue presionada directa o indirectamente “por ningún funcionario de la rama Ejecutiva, incluidos los que trabajan en la Casa Blanca o GSA”. Murphy había enfrentado numerosas críticas por bloquear un proceso que debería haber sido rutinario, en lo que se interpretó como un apoyo a la estrategia legal de Trump.

Sin embargo, aseguró Murphy: “recibí amenazas en línea, por teléfono y por correo dirigidas a mi seguridad, mi familia, mi personal e incluso mis mascotas en un esfuerzo por obligarme a tomar esta determinación prematuramente”. A pesar de los pleitos, ninguno de estos procesos lograría cerciorar la ventaja de unos seis millones de votos obtenida por Biden.

La mujer recalcó que aún “frente a miles de amenazas”, siempre mantuvo “el compromiso de respetar la ley”.

“La decisión de hoy es un paso necesario para comenzar a abordar los desafíos que enfrenta nuestra nación, incluido el control de la pandemia y la recuperación de nuestra economía”, celebró el director ejecutivo del equipo de transición Biden-Harris, Yohannes Abraham en un comunicado.

“En los próximos días, los funcionarios de transición comenzarán a reunirse con funcionarios federales para discutir la respuesta a la pandemia, tener una contabilidad completa de nuestros intereses de seguridad nacional y obtener una comprensión completa de los esfuerzos de la administración Trump para vaciar las agencias gubernamentales”, concluyó.

Nicaragua recibirá ayuda externa por huracanes: ¿Será suficiente?

Préstamos y donaciones por la pandemia y los desastres naturales oxigenan la economía de Nicaragua, pero los expertos advierten que la crisis financiera está lejos de desaparecer.

Voz de América

El gobierno de Nicaragua ha enfrentado tres años de recesión económica sin asistencia financiera de las organizaciones internacionales, suspendida por las violaciones a los derechos humanos, pero ahora podría recibir préstamos de hasta 600 millones de dólares tras el paso de dos huracanes por el país.

El economista Enrique Sáenz sostiene que si bien estos préstamos son un alivio económico, el gobierno del presidente Daniel Ortega no recibirá la cantidad de dinero que esperaba sumar para las arcas del Estado.

“La comunidad internacional va encontrando un camino que permite asistir las necesidades reales, sobre todo en la población más vulnerable, pero evitar en la medida de lo posible que el régimen manipule estos fondos”, dijo el economista.

Según Sáenz, las aspiraciones de recibir recursos de libre disponibilidad, es decir, en divisas líquidas, quedaron frustradas ante el dilema de la comunidad internacional de destinar recursos para un “gobierno dictatorial”.

El gobierno de Nicaragua recibió 10 millones de dólares por concepto de pago del seguro para huracanes, además 115 millones de dólares en préstamos y donaciones del Fondo Verde, a la vez que gestiona 300 millones de dólares con el Banco Centroamericano de Integración Económica.

Mientras, el 20 de noviembre, el Fondo Monetario Internacional aprobó un paquete de financiamiento de emergencia de más de 185 millones de dólares para la balanza de pago derivada de la pandemia del COVID-19.

El economista y opositor Juan Sebastián Chamorro explicó que el gobierno de Nicaragua sólo manejara de forma directa la mitad de los fondos asignados, que además no se corresponden con los porcentajes de ayuda que han recibido otros países de la región.

El economista y opositor nicaragüense Juan Sebastián Chamorro. Foto cortesía del entrevistado.

“Aunque la dictadura diga que esto es un triunfo, hay algunos elementos que hacen pensar lo contrario”, dijo Chamorro a la Voz de América.

“En primer lugar, en promedio los países centroamericanos han recibido 500 millones de dólares en estos fondos especiales y no 185. Esto habla del costo para el pueblo nicaragüense de tener una dictadura a la cual la comunidad internacional solo quiere apoyar parcialmente”, agregó.

En tanto, el exdirector general de ingresos Roger Arteaga dijo que los organismos financieros internacionales no están dando carta abierta ni cheques en blanco al gobierno, sino que toda la cooperación esta mediada por condiciones de fiscalización, transparencia y escrutinio.

Cifras poco alentadoras

Los cálculos iniciales del Fondo Monetario Internacional indican que el producto interno bruto nicaragüense decaería a razón de -1.2%. Sin embargo,  cuando el mundo se sumió en el temor generado por la expansión de COVID-19, ese cálculo cayó hasta –5.5%.

Las previsiones del FMI señalan además que el monto de las exportaciones esperadas para este año se redujo en 325 millones de dólares, al pasar de los previstos 3.531 millones, a una proyección actualizada de 3.206 millones.

Mientras, el COVID 19 también encogió los ingresos por turismo, que estaban fijados en 393 millones de dólares, y se desplomaron en 212 millones, para quedar en 181 millones.

Las remesas también tendrían una baja sensible de -334 millones, previendo que el total acumulado en el año será de 1.344 millones, en vez de 1.677 millones.

Finalmente, la inversión extranjera directa ya no significará ingresos de 327 millones, como estaba previsto al comenzar el año, y quedarán en 119 millones. La diferencia de 207 millones representa una caída de 63,3% en el año.

Mientras, se espera que el gobierno presente esta semana el saldo de los daños globales ocasionados por los huracanes Eta e Iota, después de haber estimado en 178 millones de dólares los estragos del primer ciclón.