2,519 casos positivos de covid-19 en Nicaragua, según el Minsa

Las autoridades de salud también anunciaron que 261 se han recuperado en el transcurso de la semana.

Redacción IP Nicaragua

El Ministerio de Salud (Minsa), en su informe semanal detalla que entre la semana del 23 al 30 de junio se presentaron 349 casos positivos de covid-19, para un total de 2,519 en Nicaragua.

En esa semana hubo 9 fallecidos relacionados al virus, que suma 83 muertes en el país. Las autoridades de salud también reportaron que 261 pacientes han logrado recuperarse, para un acumulado de 1,700 nicas que han superado la etapa crítica del virus.

El Gobierno sigue despidiendo médicos a pesar de la pandemia. Foto: Maynor Valenzuela / IP Nicaragua.

A pesar del aumento de los casos, las autoridades de salud siguen sin admitir que Nicaragua está en la etapa de transmisión comunitaria del virus.

Médicos demandan reintegro

El Gobierno de Nicaragua ha despido a 14 médicos en las últimas semanas, la mayoría de los profesionales de la salud fueron retirados de sus cargos por criticar la actuación del Gobierno en el contexto de la pandemia, según la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Este lunes, ocho de los médicos despedidos presentaron una demanda exigiendo su reintegro laboral por la vía judicial.

Médicos despedidos demandan su reintegro. Foto: CPDH / IP Nicaragua.

Los médicos que presentaron su demanda y tienen el respaldo legal de la CPDH son: Marianela Escoto López, Leonor Eugenia Morin Muñoz, Fernando Antonio Rojas Ulloa, Linda María Vargas Rodríguez, Ignacio Molina Cervantes, Silvio René Guevara, Nubia Fedelina Olivares Muñoz y Martha Yadira Bendaña Morales.

Marcos Carmona, director ejecutivo de la CPDH, recordó que esta situación de emergencia sanitaria “ha habido más de dos docenas de médicos que han perdido la vida”.

OPS demanda protocolos correctos

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) demandó a las autoridades sanitarias de Nicaragua, mayor transparencia ante la pandemia y establecer un protocolo que permita a los familiares de los fallecidos por covid-19, identificar los cuerpos.

El director de emergencias de la OPS, Ciro Ugarte, explicó que en este contexto de la pandemia es “muy importante que la familia tenga acceso a sus seres queridos, sobre todo en ese momento”.

En el caso de Nicaragua, las autoridades sanitarias entregan los cuerpos envueltos en bolsas negras y en ataúdes sellados. Además, el personal de salud orienta no hacer velatorio, sino que mandan a enterrar inmediatamente y se ha visto con los denominados “entierros exprés”.

 

OPS exige a autoridades sanitarias de Nicaragua establecer protocolos correctos para entrega de cuerpos de fallecidos por covid-19

* Organismo asegura que es necesario que los familiares del fallecido puedan ver el cadáver para confirmar que es la persona correcta.

Alma Vidaurre / IP Nicaragua

Frente a la angustia que viven los familiares de las personas fallecidas por covid-19 para confirmar que realmente están entregando el cuerpo correcto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) demandó a las autoridades sanitarias de Nicaragua, mayor transparencia y establecer un protocolo que permita la identificación.

El director de emergencias de la OPS, Ciro Ugarte, explicó que en este contexto de la pandemia es “muy importante que la familia tenga acceso a sus seres queridos, sobre todo en ese momento”.

En el caso de Nicaragua, las autoridades sanitarias entregan los cuerpos envueltos en bolsas negras y en ataúdes sellados. Además, el personal de salud orienta no hacer velatorio, sino que mandan a enterrar inmediatamente y se ha visto con los denominados “entierros exprés”.

Organismo asegura que es necesario que los familiares del fallecido puedan ver el cadáver para confirmar que es la persona correcta. Foto: Maynor Valenzuela / IP Nicaragua.

“Es necesario que las autoridades tomen las medidas máximas posibles para que las familias puedan ver a sus seres queridos con las medidas de protección adecuadas, pero el no hacerlo genera situaciones como la descrita y esas dudas permanecen para siempre”, indicó Ugarte.

El pasado 24 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un documento relacionado a la prevención y control de infecciones para la gestión segura de cadáveres en el contexto de la covid-19 y explica que “hasta la fecha no hay pruebas de que nadie se haya infectado por exposición al cadáver de una persona que haya muerto” por esta causa.

“Salvo en casos de las fiebres hemorrágicas (como el ébola o la fiebre hemorrágica de Marburgo) y del cólera, los cadáveres no suelen ser infecciosos”, señala el documento de la OMS.

Para evitar que la duda perdure entre los familiares de la persona fallecida, las autoridades sanitarias están obligadas a brindar toda la información posible a la población que lo requiere, informó Ugarte.

“Es necesario hacer todos los esfuerzos para que los familiares cercanos tengan acceso a los cuerpos con las medidas de protección adecuadas y si es que eso no es posible, debido a muchísimas razones, es necesario proveer toda la información posible, adecuada a los familiares para asegurar que esa persona (en el ataúd) efectivamente es su familiar”, mencionó el representante de la OPS.

Ugarte también demandó a las autoridades sanitarias del país, mayor protección al personal encargado de manipular los cuerpos de las personas que fallecen por covid-19.

“Es necesario que el personal que está en contacto directo con los cuerpos tanto en la morgue como en los servicios funerarios, tengan la medida de protección adecuadas y este mecanismo tiene que continuar hasta que la persona que ha fallecido por una causa infecciosa pueda reducir el riesgo para todo el resto de las personas”, indicó.

La pandemia en las Américas

Al 29 de junio ha habido 5.1 millones de casos y más de 247,000 muertes debido a covid-19 reportado en la región de las Américas, informó la directora de la OPS, Clarisse Etienne.

“Varios países y territorios del Caribe pudieron frenar la transmisión por completo y no han informado de nuevos casos durante varias semanas, pero deben permanecer atentos durante los próximos meses”, dijo Etienne.

Según proyecciones, la región de las Américas, actual epicentro de la pandemia, al 1 de octubre podría registrar 627 mil muertos por esta causa, es decir casi “tres veces lo que estamos viendo en la actualidad”, dijo Etienne.

Las pruebas de PCR son una pieza clave para rastrear casos de la pandemia, señaló Jarbas Barbosa da Silva, subdirector de la OPS.

“Necesitamos mejorar el acceso a las pruebas (…) Es clave para frenar los contagios”, enfatizó el subdirector de la OPS.

En ese sentido, el director de enfermedades transmisibles de la OPS, Marcos Espinal, enfatizó que es importante que los países brinden la información necesaria a este organismo, quien insistió que a la fecha “no sabemos el número de test que hace Nicaragua».

Descubren nuevo virus de la gripe porcina con potencial de convertirse en pandemia

* El virus G4 puede infectar a los humanos al unirse a las células y receptores, y puede replicarse rápidamente dentro del organismo, señala un estudio.

REDACCIÓN / IP NICARAGUA

Investigadores chinos descubrieron un nuevo tipo de gripe porcina que puede infectar a los humanos y tiene el potencial de causar una futura pandemia, según un estudio publicado en un medio especializado.

La enfermedad, que los investigadores llamaron virus G4, desciende genéticamente de la gripe porcina H1N1 que causó una pandemia global en 2009.

G4 ahora muestra “todas las características esenciales de un virus candidato para pandemia”, dijo el estudio, publicado en la revista científica Procedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

G4 ya parece haber infectado a humanos en China. Foto: Pixabay.

Los investigadores descubrieron el G4 durante un programa de vigilancia de cerdos que se desarrolló entre 2011 y 2018, en el que recolectaron más de 30,000 muestras de hisopos nasales de cerdos en mataderos y hospitales de enseñanza veterinaria en 10 provincias chinas.

De estas muestras, los investigadores identificaron 179 virus de la influenza porcina, pero no todos representaron una preocupación. Algunos solo aparecieron un año de los siete del programa, o eventualmente disminuyeron a niveles no amenazantes.

Pero el virus G4 siguió apareciendo en los cerdos, año tras año, e incluso mostró un fuerte aumento en la población porcina después de 2016.

Pruebas posteriores mostraron que G4 puede infectar a los humanos al unirse a nuestras células y receptores, y puede replicarse rápidamente dentro de nuestras células de la vía aérea. Y aunque G4 contiene genes H1N1, las personas que han recibido vacunas contra la gripe estacional no tendrán inmunidad.

El virus H1N1 en humanos se propagó a los cerdos de todo el mundo. Foto: Pixabay.

G4 ya parece haber infectado a humanos en China. En las provincias de Hebei y Shandong, ambos lugares con un alto número de cerdos, más del 10% de los trabajadores porcinos en granjas porcinas y el 4,4% de la población en general dieron positivo en una encuesta de 2016 a 2018.

Una amenaza

Todavía no hay evidencia de que el G4 pueda extenderse de persona a persona, pero los investigadores advirtieron que el virus estaba en aumento entre las poblaciones de cerdos y que “podía representar una seria amenaza para la salud humana”.

La transmisión del virus de cerdo a humano podría “provocar una infección grave e incluso la muerte”, dijo el estudio, que exigía una vigilancia y un control más estrictos de la propagación del virus.

En 2009, la pandemia de gripe porcina H1N1causó la muerte de entre 151,700 a 575,400 personas en todo el mundo. Como consecuencia, las autoridades y los científicos intensificaron la vigilancia de las poblaciones de cerdos para detectar virus con “potencial pandémico”.

La gripe porcina ocurre en personas que están en contacto con cerdos infectados. Los síntomas son similares a los de la gripe humana normal y pueden incluir fiebre, letargo, falta de apetito, tos, secreción nasal, dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarrea.

Foto ilustrativa: Pixabay.

Después de 2009, el virus H1N1 en humanos se propagó a los cerdos de todo el mundo, y los genes se mezclaron en nuevas combinaciones, creando nuevos virus como el G4.

“Es preocupante que la infección humana del virus G4 fomente la adaptación humana y aumente el riesgo de una pandemia humana”, dijeron los autores del estudio, con sede en varias instituciones chinas, incluida la Universidad Agrícola de Shandong y el Centro Nacional de Influenza de China.

Para disminuir el riesgo de que esto suceda, los agricultores y las autoridades chinas deben controlar la propagación del virus entre los cerdos y monitorear de cerca a las personas que trabajan con los animales, dijo el equipo.

El nuevo estudio se produce cuando el mundo lidia con la pandemia de covid-19, que ahora ha infectado a más de 10,3 millones de personas en todo el mundo y ha causado más de 505,000 muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

La ciudad china central de Wuhan es la zona cero para el nuevo coronavirus, que surgió en diciembre del año pasado y comenzó a extenderse internacionalmente en enero. El brote llevó a China a imponer estrictos bloqueos en todo el país, cerrar las fronteras locales y provinciales y ordenar a los residentes que se queden en sus casas.

El país comenzó a reabrir en marzo después de contener en gran medida el virus, pero los nuevos brotes y transmisiones locales en las últimas semanas han visto cómo algunas ciudades vuelven a estar confinadas.