Un euro llega a valer lo mismo que un dólar, ¿qué está pasando?

El yen cede sus ganancias mientras el euro y el dólar se acercan a la paridad

La demanda de refugio seguro hizo subir brevemente al yen el viernes, después de que el ex primer ministro japonés Shinzo Abe recibió un disparo mientras hacía campaña para las elecciones parlamentarias, mientras que la continua fortaleza del dólar mantenía al euro justo por encima de la paridad.

El euro tocó esta semana su mínimo en 20 años por los indicios de que la economía de la zona euro va a entrar en recesión, pero subía desde los mínimos de la sesión anterior, ya que los mercados ajustaron algunas apuestas antes de los datos mensuales sobre el empleo en Estados Unidos.

Abe, el líder más longevo de Japón, murió el viernes tras recibir un disparo mientras ofrecía un discurso en la ciudad occidental de Nara.

El yen subió hasta un 0,5% inmediatamente después de conocerse la noticia, pero más tarde cedió la mayor parte de esas ganancias y a las 1047 GMT subía un 0,1% a 135,89 unidades por dólar.

La atención se centraba en el euro, que ha perdido cerca de un 3% frente al dólar esta semana, ya que los inversores se preocupan por el impacto económico de una crisis energética provocada por la incertidumbre del suministro de gas desde Rusia.

La moneda única cayó un 0,8% hasta alcanzar un nuevo mínimo de dos décadas frente al dólar de 1,00720 dólares a las 0744 GMT. Después recuperaba algunas pérdidas y bajaba un 0,2% a 1,01430 dólares.

Por su parte, el índice del dólar estadounidense alcanzó un nuevo máximo de dos décadas, a 107,790. Posteriormente operaba con un avance de un 0,2% frente a una cesta de monedas a 107,220.

El Banco Central Europeo se prepara para iniciar las subidas de tasas de interés este mes, pero seguirá estando por detrás del ritmo de endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal y de la mayoría de los demás bancos centrales.

Tras una primera subida de tasas de 25 puntos básicos este mes, podría estar justificado un aumento mayor en septiembre, según declaró Ignazio Visco, miembro del Consejo de Gobierno del BCE.

La libra esterlina e encaminaba a una segunda caída semanal consecutiva frente al dólar, pero su descenso del 0,9% esta semana es relativamente modesto en medio del caos político que ha provocado la dimisión del primer ministro Boris Johnson. La libra bajaba un 0,3% en la sesión, a 1,1989 dólares.

Las cifras de las nóminas no agrícolas de Estados Unidos se publicarán a las 1230 GMT y los economistas prevén que se hayan añadido unos 268.000 puestos de trabajo en junio.

Un dato más contundente podría disipar los temores a una recesión, pero probablemente aumentaría las apuestas por la subida de tasas, lo que fortalecería aún más el dólar.

El jueves, dos de las autoridades de línea más dura de la Reserva Federal afirmaron que apoyarían una nueva subida de las tasas de interés de 75 puntos básicos a finales de este mes, pero que después se reduciría el ritmo.

NOTA DE VOA.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email