Iglesia Católica de Panamá: «Monseñor Álvarez es profeta en medio de una situación difícil»

Los obispos panameños piden que los religiosos católicos de Nicaragua puedan «celebrar la fe en un ambiente de libertad y paz»

Los Obispos de la Conferencia Episcopal Panameña se solidarizaron con Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, a quien consideraron ser un profeta en medio de una situación difícil.

El apoyo y la solidaridad se da en un contexto en el que el obispo nicaragüense denuncia asedio y ha mantiene una jornada de ayuno en una iglesia de Managua.

Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa / Cortesía

“Nos unimos a la oración para que cese la persecución a Monseñor Rolando y al Padre Harvy Padilla, párroco de la Parroquia San luan Bautista en la Ciudad de Masaya, quien también se le ha limitado vivir y celebrar la fe en un ambiente de libertad y paz”, señaló un comunicado.

La conferencia episcopal señaló que los obispos panameños se solidarizan con Álvarez, que en estos momentos experimenta «persecución por ser profeta en una situación difícil, por la crisis sociopolítica que experimenta Nicaragua«.

También los obispos de Costa Rica se solidarizaron con los obispos de Nicaragua.

«El mensaje se hace llegar tras algunas informaciones que surgen en ese país, y que también, los obispos nicaragüenses han manifestado sobre la problemática sociopolítica, la tensión y ambiente de zozobra que viven por su seguridad personal; de manera particular, en estos momentos, por parte de Mons. Rolando José Álvarez Lagos, obispo de Matagalpa y administrador apostólico de Estelí», señaló un comunicado de los obispos de Costa Rica.

El llamado de los obispos se dirige también al pueblo católico costarricense para que pueda elevar una oración por el pueblo de Nicaragua y por los obispos de esa nación.

“Tengan la seguridad de nuestra solidaridad y oración, especialmente en los momentos de prueba. Rogamos a Dios que les permita mantenerse fieles a su misión y les otorgue un espíritu de sabiduría”, manifiestan los obispos costarricenses.

Por su parte, la Arquidiócesis de Managua se mostró solidaria con los religiosos que «viven un ambiente de zozobra por su seguridad personal y la imposibilidad de ejercer su derecho a vivir y celebrar su fe en un ambiente de paz y libertad», citó en su comunicado, en referencia a la persecución y asedio que viven los religiosos».

La Iglesia señaló que la crisis «ha estancado a nuestra sociedad en un ambiente de inseguridad, polarización e intransigencia desencadenando una dinámica de división y antagonismos que impiden superar esta crítica situación nacional».

También la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) expresó su solidaridad este domingo con el Obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, monseñor Rolando José Álvarez Lagos tras denunciar que sufre asedio policial.

Los obispos de Nicaragua dijeron que monseñor Álvarez “siente zozobra por su seguridad personal y la posibilidad de ejercer su a derecho a vivir y celebrar su fe y cumplir su misión pastoral en un ambiente de paz”.

Cardenal Leopoldo Brenes / Cortesía

Álvarez mantiene una jornada de ayuno y oración para pedir el cese de la persecución en contra de la Iglesia Católica que se ha generado en los últimos días.

«Lo que pienso es que no solo de mí, sino que en general de los pastores de la iglesia», lo que el Gobierno quiere «es una iglesia muda, que no anuncie la esperanza del pueblo (…) y la denuncia del pecado personal y de las estructuras de injusticia», anotó el obispo Álvarez en una conferencia de prensa improvisada desde la parroquia Santo Cristo de Esquipulas, ubicada en las afueras de Managua.

Monseñor Rolando Álvarez, denunció asedio policial en su contra.

«Si la Iglesia callara, las piedras gritarían», agregó el jerarca ante un reducido grupo de medios de comunicación, entre ellos la Agencia Efe, que logró ingresar a la parroquia antes de que fuera sitiada por decenas de agentes policiales.

Por su parte, los obispos de Nicaragua, señalaron que “como iglesia fiel a nuestra misión cristiana, siempre estaremos dispuestos a aportar al bien común, la reconciliación y fraternidad de los nicaragüenses”.

Los obispos manifestaron que su misión es “anunciar la verdad del evangelio”, aun en un contexto difícil.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email