Bancos centrales a nivel mundial bajo fuego a medida que aumenta el costo de vida

Las instituciones financieras se ven sometidos a una presión cada vez mayor para subir los tipos de interés.

Christine Lagarde, directora del Banco Central Europeo, se sumó a otros gobiernos y economistas del mundo al asegurar que los recientes picos en los precios al consumidor y de la energía son transitorios y que el aumento de la inflación se aliviará, una vez que se resuelvan las interrupciones de la cadena de suministro y la escasez de mano de obra relacionadas con la pandemia y se reinicie la economía mundial.

Pero Lagarde admitió que los tiempos podrían no ser los pronosticados anteriormente.

«Aún vemos que la inflación se moderará el próximo año, pero tomará más tiempo en bajar de lo que se esperaba originalmente», dijo a los legisladores en el Parlamento Europeo, la exdirectora del Fondo Monetario Internacional.

Cifras recientes sugieren que la inflación puede persistir durante algún tiempo, lo que genera preocupaciones sobre una explosiva crisis del costo de vida, que podría agitar la política interna de los países e interrumpir los planes electorales de los partidos en el poder y sus líderes.

Los bancos centrales han estado diciendo que los aumentos de precios de los bienes, el alquiler, los alimentos y la energía son excepcionales, las consecuencias de las economías que luchan por recuperarse del coma inducido por los bloqueos de COVID-19 y las restricciones pandémicas.

Pero los nuevos datos sobre la inflación de todo el mundo han superado los pronósticos, y ahora se está criticando a los banqueros centrales por no actuar para frenar la subida de los precios.

En EE.UU

Los estadounidenses ya están sintiendo el rápido aumento de los costos de vida.

Según una serie de encuestas de opinión realizadas por la encuestadora YouGov para la revista The Economist, el 46% de los estadounidenses dijo que creían que el estado de la economía estaba «empeorando», y solo el 19% dijo que estaba «mejorando».

En EE. UU., el índice de precios al consumidor subió un 6,2% en los 12 meses que terminaron en octubre, la tasa más alta en tres décadas.

Los estadounidenses creen que el aumento de los salarios no estaba a la altura de los precios en rápido aumento. El 56% por ciento de los encuestados de YouGov afirmaron que tenían problemas para pagar el combustible, el 48% no podían pagar fácilmente el alquiler o las hipotecas y el 45% dijo que tenían dificultades para alimentar a sus familias.

Algunos estados miembros de la Unión Europea también se enfrentan a una crisis del costo de la vida.

Rumanía informó en octubre de una tasa de inflación anual del 6,5%, el mayor aumento de los precios al consumidor entre los estados miembros de la UE en el sureste de Europa, según Eurostat, la oficina de estadística de la UE. La inflación de la eurozona se sitúa en el 4,1%, más del doble del objetivo del Banco Central Europeo.

Incrementos vistos como transitorios

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, admitió que la inflación de la zona euro probablemente se mantendrá elevada durante más tiempo de lo esperado.

Ella permaneció comprometida con la idea de que los aumentos de precios probablemente fueran transitorios, y todavía pronosticaba que la inflación caería por debajo del objetivo del 2% del banco en el mediano plazo.

Algunos economistas de Europa, sin embargo, cuestionan su optimismo.

Dicen que la pandemia está lejos de terminar, apuntando a una cuarta ola que provocará un aumento de casos en gran parte del continente y la perspectiva de un regreso de retracciones económicamente dañinas.

Alemania ha declarado el estado de emergencia y Austria ha anunciado un bloqueo total que comenzará el lunes, convirtiéndose en el primer país europeo en volver a un bloqueo total y el primero en hacer obligatoria la vacunación COVID-19.

La situación del coronavirus en Alemania es tan grave que no se puede descartar un bloqueo, incluso para los vacunados, dijo el viernes el ministro de Salud alemán, Jens Spahn.

«Estamos en una emergencia nacional», dijo en una conferencia de prensa.

El camino de regreso a la normalidad ahora es nuevamente turbio para Europa, y los economistas dicen que el impacto de una cuarta ola del coronavirus en los presupuestos familiares será significativo, esto en un momento en que el precio de casi todo se está disparando.

Nota de VOA.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email