Confiscación de medios

El 13 de agosto de 2021 la Policía irrumpió en la redacción del diario La Prensa, el más antiguo de Nicaragua. Se tomaron la redacción, cortaron la energía y apagaron los servidores, dejando incomunicados a los periodistas que ahí se encontraban.

La Policía, principal órgano represor del régimen, oficializó el allanamiento y comunicó en una nota que forma parte de una investigación en contra de la Editorial La Prensa Sociedad Anónima y sus directivos por los presuntos «delitos de defraudación aduanera, lavado de dinero, bienes y activos».

Un día después del allanamiento la Policía encarceló al gerente general del diario La Prensa, Juan Lorenzo Holmann, quien lleva más de 100 días en prisión.

No era la primera vez que el régimen se tomaba un medio de comunicación. En diciembre de 2018 los nicaragüenses fueron testigos de la confiscación que hizo al Canal 100% Noticias, fundado por el periodista Miguel Mora, y las oficinas donde funcionaba la redacción de Confidencial y Esta Semana que dirige Carlos Fernando Chamorro.

La medianoche del 13 de diciembre de 2018, la Policía robó y saqueó la redacción de Confidencial y Esta Semana. Un día después, la arbitrariedad continuó con la ocupación de las oficinas.

“Nunca dejamos de informar con rigor profesional ni un solo día. Recurrimos a las plataformas de las redes sociales para derrotar la censura”, refirió Chamorro en un artículo de opinión publicado cuando se cumplieron dos años de la ilegal toma.

El mundo y los nicaragüenses también fue testigo de la confiscación del Canal 100% Noticias la noche del 21 de diciembre de 2018.

La jefa de prensa Lucía Pineda y el fundador del medio Miguel Mora fueron detenidos esa misma noche del allanamiento ilegal, siendo liberados el 11 de junio de 2019.

Desaparición de medios impresos

Con el allanamiento al diario La Prensa que ocurrió un día después que su gerente general, Juan Lorenzo Holmann denunció la retención de papel por parte de la Dirección General de Aduanas (DGA), Nicaragua quedó sin ningún medio impreso en el país.
La Prensa, fundada el 2 de marzo de 1926, era el medio impreso más antiguo del país. En su última edición impresa antes de la toma ilegal denunció que aduanas tenía retenido sus importaciones de papel y tinta, indispensables para circular.
El diario de 95 años quedó únicamente informando desde su plataforma digital y a través de las redes sociales.

El Nuevo Diario, periódico impreso pese a tener casi 40 años en Nicaragua suspendió su labor informativa el 27 de septiembre de 2019.
Las circunstancias económicas, técnicas y logísticas adversas que enfrentó frente a un régimen que según organismos de derechos humanos es autoritario, obligó a la junta directiva del medio a tomar la fatal decisión.

«Estamos conscientes de la importancia del Nuevo Diario como medio clave en la cobertura periodística de varias etapas relevantes en la historia reciente de Nicaragua, desde su fundación en mayo de 1980 hasta hoy», apuntó el comunicado dado a conocer por el medio de comunicación.
Los diarios impresos están en constante amenaza en todas partes del mundo y con el cierre de estos medios impresos el régimen puso fin a parte de la historia en Nicaragua.

«Abuso de autoridad» contra personas presas políticas en Nicaragua, según el Cenidh

Redacción / IP Nicaragua 

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) confirmó que varias personas presas políticas del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo fueron trasladados al Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como «La Modelo» y a la cárcel de mujeres La Esperanza lo que constituye un «abuso de autoridad», según el organismo.

Entre las personas presas políticas que fueron trasladas se encuentran las opositoras Samantha Jirón y Evelyn Pinto, detenidas el 8 y 6 de noviembre, respectivamente.

«Condenamos esta acción del régimen ORMU que evidencia su decisión de privarlos de libertad, siendo inocentes», insistió el organismo de derechos humanos.

Abuso de autoridad

Para el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos estas acciones constituyen «abuso de autoridad» y es contradictorio que les trasladen a estos lugares, donde solo hay dos categorías de reos: procesados y/o condenados.

«Cuando ocultan su situación jurídica en el Sistema de Causas Nicarao, pues hasta el momento no hay registro de ellos. Está situación ha dejado en indefensión a los presos políticos porque sus abogados no pueden realizar gestiones y sus familias no tendrán oportunidad de brindarles atención», refirió el organismo de derechos humanos.

El Cenidh alertó a la comunidad internacional de este hecho violatorio de los derechos humanos. «Demandados libertad inmediata para las presas y presos políticos», insistió el organismo.

Poder Judicial no responde

En el Sistema de Causas, conocido como Nicarao, se muestra que en los casos de varias de las personas que fueron detenidas arbitrariamente en los últimos meses se han interpuesto diferentes recursos que hasta ahora no tienen una respuesta lógica por parte de las autoridades.

El caso del ex embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Edgard Parrales, una de las últimas personas detenidas por el régimen sigue sin aparecer en el sistema, pese que lleva 10 días recluidos en una cárcel.

El exembajador de Nicaragua en la OEA, Edgar Parrales en su habitación en Managua. VOA.

«Sigue en «El Chipote, aislado e incomunicado, no ha tenido contacto con sus familiares ni su abogado. Cenidh ha revisado el Sistema de Causas Nicarao para conocer la apertura del juicio de audiencia de garantías constitucionales y no existe registro», señaló hace unos días el organismo.

El caso de Pallais

La mayoría de casos son coincidentes como el del exdiplomático José Pallais que cumple 176 días encarcelado desde que fue detenido arbitrariamente el 9 de junio y acusado de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”.

El juicio contra Pallais se encuentra suspendidos por carga laboral como razón de “fuerza mayor”, pese a que el Código Procesal Penal (CPP) indica que los procesos deben durar tres meses y seis en caso de tramitación compleja.

 

 

 

Corte IDH: Estado de El Salvador violó derecho a la vida de Manuela

Redacción / IP Nicaragua

La Corte Interamericana de Dereachos Humanos (Corte IDH) condenó al Estado de El Salvador por el caso de Manuela, una mujer que fue criminalizada cuando acudió a un hospital por una emergencia obstétrica y que fue condenada a 30 años de prisión por el delito de homicidio agravado.

En la sentencia dada a conocer el 29 de noviembre de 2021, que sienta un precedente en este tipo de casos, la Corte IDH concluyó que el Estado salvadoreño no garantizó el derecho a la vida de la paciente, una mujer de escasos recursos, analfabeta y habitante de una zona rural.

«El Estado es responsable por la violación al deber de garantía del derecho a la vida contenido en el artículo 4.1 de la Convención Americana en relación con el artículo 1.1 del mismo instrumento», refiere la Corte IDH en la sentencia.

Puedes leer: Historias de mujeres que superaron la Covid-19 y los miedos que enfrentaron

El 27 de febrero de 2008 Manuela ingresó al Hospital San Francisco Gotera, una población en el Este del país centroamericano, donde el personal médico concluyó que era una emergencia por aborto, por lo que presentaron ante la Unidad de Recepción de Denuncia, Fiscalía Sub-Regional de Morazán, lo cual dio inicio al proceso penal.

Allanamiento

La mujer salvadoreña fue acusada de haberse sometido a esa práctica cuando en realidad sufrió un aborto espontáneo producto de un cáncer linfático.

El 28 de febrero de 2008, la policía allanó la casa de Manuela y encontró en una fosa séptica un cuerpo de un recién nacido muerto.

Manuela fue detenida ese mismo día por el delito de «homicidio en perjuicio de su hijo recién nacido».

Argumentos del Estado salvadoreño

El Estado salvadoreño argumentó ante la Corte IDH que la detención inicial fue acorde al Código Procesal Penal.

«El Tribunal verificó distintas omisiones en la atención médica brindada a la presunta víctima. Específicamente, el Estado incumplió su obligación de realizar un examen general de salud cuando Manuela se encontraba hospitalizada; realizar un examen de salud al momento de ser detenida, y (tomar las medidas necesarias para que Manuela pudiese recibir su tratamiento médico mientras se encontraba privada de libertad», señala el texto de la sentencia. 

La Corte IDH manifestó que de no haber ocurrido estas omisiones se hubiera reducido las probabilidades de que Manuela muriese a causa del linfoma de Hopkin.

Se criminaliza a las mujeres

El tribunal con sede en Costa Rica acreditó la existencia de un nexo causal en este caso, por lo que demuestra el «incumplimiento del deber de garantizar el derecho a la vida de Manuela».

Es la primera vez que una corte internacional declara culpable a un Estado por los obstáculos que enfrentan las mujeres para acceder a servicios de salud reproductiva como ocurrió en El Salvador, uno de los pocos países en el mundo que todavía penalizan bajo cualquier circunstancia la interrupción voluntaria del embarazo.

«Desde que entró en vigor la penalización absoluta del aborto en El Salvador, se ha criminalizado a mujeres que han sufrido abortos espontáneos y otras emergencias obstétricas», puntualiza la sentencia.

 

 

 

 

UNAB en Nicaragua: “En un Estado democrático no hay navidad con presos políticos”

Redacción IPNicaragua

La organización opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) se sumó a la iniciativa de la Alianza Cívica por la Justiia y la Democraica y la de familiares personas presas políticas que demandan una «Navidad en familia, libertad para los presos políticos» en Nicaragua.

Los miembros de la UNAB por cuarto año consecutivo demandaron al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo la liberación de más de 160 presas y presos políticos.

“Hoy iniciamos otro diciembre elevando la voz por las más de 160 personas que permanecen secuestradas en las cárceles de la dictadura, que sigue cometiendo graves violaciones a los derechos humanos”, expresó la UNAB en un comunicado.

Agregan que “ya son cuatro las navidades que el régimen ha arrebatado a miles de familias la felicidad de disfrutar de sus seres queridos, que sufren prisión ilegal, exilio forzado, desapariciones y asesinatos extrajudiciales, que siguen en la impunidad”.

“En un Estado democrático no hay navidad con presos políticos”

Como Unidad Nacional aseguran que mantienen el compromiso con las víctimas y sus familias.

«Continuamos trabajando en la denuncia internacional para que gobiernos democráticos y organismos multilaterales implementen los mecanismos necesarios para ejercer presión sobre la dictadura en Nicaragua”, argumentaron miembros de la UNAB.

Entre mayo y noviembre el régimen detuvo a 42 personas opositoras, entre ellos siete precandidatos presidenciales que se suman a los presos de conciencia.

«Queremos recordar que en un Estado verdaderamente democrático no hay Navidad con presos políticos”, destacó la UNAB en su comunicado.

Nicaragüenses deben sumarse a iniciativa

Asimismo hicieron un llamado “a la ciudadanía a sumarse a esta campaña, que realizaremos de forma digital pero también con otras acciones en el país. Pese al Estado represivo y policial no podrán callar nuestras voces ni nuestras demandas ciudadanas.

Como Unidad Nacional de igual forma «nos sumamos a todas las iniciativas que promuevan las organizaciones de familiares de presos y presas políticas”.

«Llamamos a la comunidad democrática internacional, medios de comunicación, sociedad civil, organizaciones políticas y económicas nicaragüenses para que se sumen esta Navidad en solidaridad con las más de 160 personas que están en la cárcel por ejercer sus derechos, consignados en la Constitución Política. Queremos señalar el drama que supone esta situación injusta para el preso político, pero también para sus familiares”, dijo la UNAB.

El partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), también lanzó este miércoles la campaña «Navidad en Libertad».

«Esta campaña resume el sentir de los miembros de esta organización política, cuyo principal anhelo en vísperas de Navidad es la libertad de los presos políticos y que en año venidero podamos reunirnos en paz, libertad y democracia», manifestó CxL en un pronunciamiento.